Sacerdote de Chicago queda absuelto de acusación sobre abuso infantil

Encuentran infundada acusación de abuso infantil por lo que reincorporan a padre Gary Graf a la labor pastoral en una iglesia local

CHICAGO – Un sacerdote católico que fue investigado por mala conducta sexual contra un menor de edad, fue absuelto de irregularidades y regresó a su parroquia San José Luis Sánchez del Río, en el noroeste de Chicago este fin de semana.

En agosto de 2018, se le pidió al padre Gary Graf que se apartara de sus deberes pastorales hasta que se completara la investigación.

Las autoridades investigaron una denuncia de que un niño de 17 años recibió una llamada telefónica de un secretario de la iglesia indicando que el padre Graf lo encontraba atractivo. El niño le dijo a los investigadores que Graf había tocado sus hombros y espalda.

El Departamento de Servicios para Niños y Familias de Illinois (DCFS) encontró las acusaciones “infundadas“, informó Associated Press.

Según reportes de prensa, una investigación de la Arquidiócesis encontró que “no había motivos suficientes para sospechar que el Padre Graf había cometido abuso sexual de un menor”.

En enero dicho sacerdote fue declarado inocente por un juez del Condado de Cook en un juicio criminal derivado de las acusaciones.

El Cardenal Blase Cupich escribió una carta a los feligreses de San José Luis Sánchez del Río diciendo entre otras cosas que la acusación de maltrato infantil fue infundada por lo que reincorporaba al padre Graf como pastor de manera inmediata.