¡Es ahora o nunca para los Cubs!

A tres temporadas de conquistar la Serie Mundial por primera vez en 108 años, la ventana ganadora parece cerrarse para Chicago. Con la misma base que obtuvo ese anhelado título, los Cubs buscarán capitalizar con otro campeonato su exitosa racha de las últimas cuatro campañas, pues de lo contrario vendrán cambios y nada volverá a ser igual. E

¡Es ahora o nunca para los Cubs!
Los Cubs tienen en 2019 un año crítico: llegan muy alto o vendrán cambios.
Foto: Getty Images

Ningún equipo en las Grandes Ligas había ganado más partidos desde 2015 que los Cubs de Chicago, aunque el arranque de temporada 2019 ha sido duro. Sus 387 victorias de 2015 a 2018 se materializaron en cuatro viajes consecutivos a los playoffs – la mejor racha en la historia de la franquicia –, tres apariciones en fila en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional (2015, 2016 y 2017) y, desde luego, su primer título de la Serie Mundial en 108 años (2016).

Pese a todo ese éxito, la escuadra de la ‘Ciudad de los Vientos’ enfrenta en 2019 una temporada crucial, ya que de no llegar lejos en los playoffs – entiéndase ganar otro “Clásico de Otoño” – el plantel sería sometido a una purga de la que pocos se salvarían.

Theo Epstein, presidente del departamento de operaciones de béisbol de los Cubs, dejó claro que el club no haría grandes inversiones en la agencia libre e, incluso, llamó a este año “un ajuste de cuentas”. La postura es entendible ya que Chicago presenta una nómina de $212.6 millones – la más alta de su historia –, los cuales suben hasta $226.8 millones con el impuesto de lujo (por rebasar el tope salarial).

Por ello, los Cachorros hicieron pocas adiciones y a bajo costo: el utility Daniel Descalso y los relevistas Brad Brach y el puertorriqueño Xavier Cedeño. Descalso, capaz de jugar en diferentes posiciones del cuadro, encaja perfecto en el estilo del manager Joe Maddon, quien en 2018 utilizó 152 alineaciones en sus 163 partidos.

Al contar con el mismo núcleo de jugadores que se coronó hace tres años, la clave para Chicago será que retomen la productividad de entonces. Excepto por el boricua Javier Báez, quien tuvo una campaña tan buena que concluyó segundo en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional (líder del equipo con 176 hits, 34 jonrones y 111 remolcadas), el resto de los jugadores regulares –Anthony Rizzo, el venezolano Willson Contreras, Jason Heyward, Kyle Schwarber, Albert Almora, Addison Russell y Kris Bryant– vieron caer su producción en 2018.

El caso de Bryant puede tratarse como una excepción, ya que una lesión en el hombro no sólo lo obligó a perderse varios juegos sino que cuando regresó tuvo que modificar su swing debido a que el dolor permanecía y por ende cayeron sus números (apenas 13 cuadrangulares y 52 producidas).

También será menester que los lanzadores Yu Darvish y José Quintana eleven su nivel. El japonés estuvo lesionado la mayor parte del calendario anterior, pero en ocho aperturas sólo ganó un juego y perdió tres, con efectividad de 4.95. El colombiano tampoco fue consistente y concluyó con 13-11 y ERA de 4.03. La apuesta es que Jon Lester (elegido al Juego de Estrellas con 18-6/3.32) y Cole Hamels (4-3/2.36 desde que llegó de Texas) se mantengan, y que Kyle Hendricks (14-11/3.44) recupere la forma de 2016 (16-8/2.13).

El bullpen es una preocupación legítima tras la cantidad de juegos en los que dejó ir la ventaja el año pasado, además de ser aquejado por lesiones desde la pretemporada. Brandon Morrow (codo) y Cedeño (muñeca) no estaban listos para el juego inaugural y el dominicano Pedro Strop (muslo) apenas comienza a jugar. Eso deja la labor en manos de los irregulares Steve Cishek, Carl Edwards Jr., Brandon Kintzler, Brian Duensing y Brach.

Los Cubs iban camino a un tercer título divisional en fila en 2018, pero se desinflaron en la segunda mitad de temporada y, tras perder el juego de desempate por el título de la Central con Milwaukee y el de Comodines con Colorado, entraron en esta incómoda situación, de la que sólo saldrán si retoman el trono de su sector y pelean por otra Serie Mundial, algo nada sencillo considerando que Brewers, San Luis y Cincinnati se reforzaron hasta los dientes. Chicago tiene los elementos, ahora veremos de qué están hechos.

ALINEACIÓN

1B Anthony Rizzo

2B Ben Zobrist

3B Kris Bryant

SS Javier Báez

JD Jason Heyward

JC Albert Almora Jr.

JI Kyle Schwarber

C Willson Contreras

Suplentes clave: Ian Happ, Víctor Caratini, David Bote, Daniel Descalso, Addison Russell

ROTACIÓN

LZ Jon Lester

LZ Cole Hamels

LD Yu Darvish

LD Kyle Hendricks

LZ José Quintana

BULLPEN

Pedro Strop (LD, cerrador), Brandon Morrow (LD), Brandon Kintzler (LD), Brian Duensing (LZ), Xavier Cedeño (LZ), Brad Brach (LD), Carl Edwards Jr. (LD), Steve Cishek (LD)

CUBS DE CHICAGO

Manager: Jon Maddon (5ª temporada)

Marca 2018: 95-68 (2º lugar Central/Nacional)

Ranking de bateo: 4, con promedio de .258

Ranking de pitcheo: 3, con efectividad de 3.65

Ranking de fildeo: 21, con porcentaje de .983