Cuatro alternativas para lograr erecciones firmes (además de la pastilla azul)

La ciencia médica ha avanzado para mejorar la salud sexual masculina
Cuatro alternativas para lograr erecciones firmes (además de la pastilla azul)
Lograr una vida sexual plena es posible.
Foto: Shutterstock

Durante 20 años, la famosa pastilla azul conocida comercialmente como Viagra, ha acaparado el mercado de los productos que ofrecen mejorar la vida sexual masculina. Pero la ciencia médica ha continuado sus avances para enriquecer el desempeño de los hombres en el dormitorio o tratar padecimientos como la disfunción eréctil.

Estas cuatro alternativas para lograr erecciones firmes, además de la pastilla azul, son algunas de las opciones con que los hombres cuentan para disfrutar su vida sexual al máximo, con sus pros y sus contras.

Células madre

Los médicos extraen células madre del mismo cuerpo del paciente y las inyectan en el pene. Y aunque los experimentos de laboratorio han tenido cierto éxito con la mitad de los hombres que se sometieron a la prueba, la realidad es que las células madre no siempre funcionan.

Bótox

Además de su efectividad para los tratamientos estéticos, el bótox sirve para estimular las erecciones. Se inyecta en el pene y, al paralizar los músculos lisos del órgano, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo. Como sus efectos duran por meses, es necesario repetir el tratamiento varias veces al año.

Ondas de choque

Este método, que no ha sido aprobado por la FDA, consiste en disparar ondas de sonido de baja intensidad en el tejido del pene con el fin de eliminar la placa adherida a los vasos sanguíneos de la zona y favorecer el crecimiento de nuevos vasos que logren al erección. Sin embargo, los expertos reportan que muchos establecimientos realizan el procedimiento con equipos que no son adecuados, por lo que se requieren otros tratamientos para lograr la firmeza necesaria.

Nitroglicerina

El óxido nítrico que contiene el gel de nitroglicerina hace que los músculos del pene se relajen y logren una erección después de aplicarlo sobre los genitales masculinos. El problema con este gel es que puede producir mareos y somnolencia que, evidentemente, no son lo mejor cuando se busca un encuentro sexual apasionado.

Estos métodos fueron reunidos por un reporte de la revisa Men’s Health que recogió los dichos de algunos expertos en urología sobre estos tratamientos.