El arbitraje le salvó la vida a Hugo Fregoso

El árbitro mexicano se recuperó de un infarto gracias a su buena condición física como silbante
El arbitraje le salvó la vida a Hugo Fregoso
Hugo Fregoso está de regreso como árbitro en las ligas de futbol en Chicago. (Javier Quiroz / La Raza)
Foto: Javier Quiroz / La Raza

El 27 de diciembre de 2017 es la fecha del segundo nacimiento del árbitro Hugo Fregoso. Ese día sancionaba un juego de futbol en su natal Guadalajara y a cinco minutos del final un infarto al corazón lo dejó tendido en el terreno.
“Se me cortó el aire por completo a 5 minutos de acabar el juego, sentí un piquetito en el pecho, luego un piquetote y se me empezó a entumir la nuca”, recordó el árbitro con más de 30 años de trayectoria en Los Ángeles, Chicago y Guadalajara.
Fregoso fue llevado de urgencia a un hospital y los médicos le salvaron la vida, un triunfo que, dijo, se debe a su buena condición física por ser árbitro.
“Me sentí muy mal, Dios me resucitó y volví a nacer porque estuve al borde de la muerte” y que pensó entonces que su carrera de árbitro había concluido.
“Recuerdo que le dije al doctor que si llegaba a fallecer que me mandara vestido de árbitro”, confesó Fregoso, al que le colocaron una malla en las arterias para mantenerlas abiertas. Como consecuencia los últimos dos años se alejó de los campos de futbol y no fue hasta la semana pasada que volvió a trabajar en varias ligas locales.
Vestido elegantemente de árbitro y con su ropa bien planchada, Hugo está de vuelta, pero ahora con una vida saludable. “Antes yo comía mucho marisco, birria y carnitas. Ya no, ahora como puras verduras, pescado, pollo, aguacate y limón”.
¿Y el consejo para sus amigos? “Tomarse una aspirina antes de acostarse”.