Promueven en Chicago la participación en el Censo 2020

Organizaciones comunitarias buscan crear conciencia en las minorías sobre la importancia de participar en el conteo nacional el próximo año

Promueven en Chicago la participación en el Censo 2020
El cuestionario del Censo 2020 tendrá que ser respondido por internet, por teléfono o por correo y deberá incluir a todas las personas que viven en su hogar.
Foto: Cortesía Censo 2020

El Censo arranca el 1 de abril de 2020 por lo que organizaciones sin fines de lucro, líderes comunitarios, activistas y funcionarios electos están uniendo esfuerzos para asegurar que las minorías y por ende los inmigrantes respondan el formulario.

Illinois podría perder $ 1,200 millones en fondos durante una década si el Censo de 2020 subestimara a la población del estado, según una nueva investigación de la Chicago Urban League.

Los datos del censo se usan para determinar el número de representantes de cada estado en el Congreso y cómo más de $675,000 millones en fondos federales se distribuyen a los estados y a las comunidades locales para servicios e infraestructura, incluyendo atención médica, empleos, escuelas, carreteras y negocios, según indicó un comunicado de la  Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Funcionarios estatales y locales también usan el conteo del Censo para establecer los límites de los distritos congresionales, los distritos legislativos estatales y los distritos escolares.

Dagmara Avelar, directora de programas de la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), dijo que los fondos federales son distribuidos a los estados dependiendo sus poblaciones. “Entonces sabemos que por cada persona que no se cuente en Illinois vamos a estar perdiendo más o menos como $1,900 cada año”.

Avelar dijo que un área difícil de contar está definida por aquella área del censo que haya tenido menos del 60% de retorno del cuestionario en el último censo.

“Lo que se busca es que las áreas difíciles de contar sean contadas apropiadamente. Muchas de esas áreas están en el sur de Chicago, en partes del norte de Chicago, que están pobladas por personas de color, tanto latinos como asiáticos y afroamericanos. Los inmigrantes también forman parte de esa categoría de grupos difíciles de contar por las barreras en el idioma inglés y  la accesibilidad tecnológica”, explicó Avelar.

Según el Fondo México Americano para la Educación y Defensa Legal (MALDEF por sus siglas en inglés) la información recolectada en el censo será el punto de referencia en cuanto a la cantidad de recursos que el estado recibirá para las escuelas, calles y hospitales. El gobierno federal otorga los recursos necesarios a cada estado y así es también cómo cuentan o distribuyen los asientos políticos.

Illinois probablemente perderá un escaño en el Congreso por su reciente pérdida de población: el estado tenía 45,000 residentes menos en 2018 que en 2017, conforme una investigación de la Chicago Urban League.

Información confidencial

El cuestionario del Censo 2020 tendrá que ser respondido ya sea por internet, por teléfono o por correo y deberá incluir a todas las personas que viven en su hogar.

Después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos bloqueó las intenciones de la actual administración de incluir en el cuestionario del Censo del 2020 la pregunta para determinar si las personas son ciudadanas de este país o no, el gobierno de Donald Trump descartó incluir esa polémica pregunta sobre la ciudadanía. Sin embargo, esto no ha disipado la preocupación y el temor en la comunidad inmigrante.

Por ley, la información recabada en el Censo que se realiza cada 10 años es confidencial. No obstante, existe temor en la comunidad indocumentada en que la información proporcionada en el cuestionario sea compartida con  inmigración.

Y esto en el contexto del ambiente antiinmigrante creado por la administración del presidente Trump.

Avelar reiteró que, por ley, el Censo no puede compartir ningún tipo de información con ninguna entidad gubernamental. “El censo es solo para contar cuántas personas viven en un lugar y cuando dicen personas no hacen diferencia entre quién es documentado y quién no”.

“Sin importar el estatus migratorio, toda persona que vive en este país debe llenar el cuestionario del Censo”, dijo Griselda Vega Samuel, consejera regional del Medio Oeste de MALDEF.

“Necesitamos que la gente entienda que es de crítica importancia llenarlo porque tenemos mucho que perder y mucha gente en este proceso dice: ‘tenemos miedo no queremos dar nuestra información’, pero el Censo ha hecho todo lo posible para asegurar que la información esté protegida. También tenemos leyes federales desde hace mucho tiempo asegurando que la información sea usada solamente por el Censo”, destacó Vega Samuel a La Raza.

“Somos miles de personas en este país que debemos de ser contados, los resultados que se obtengan del Censo 2020 tendrán un impacto para los próximos 10 años”, enfatizó Tatiana Muñoz, organizadora comunitaria del Proyecto de Acción de los Suburbios del Oeste (PASO).

Habrá taller informativo

PASO es una de varias organizaciones locales que  busca educar a la comunidad  sobre la importancia de participar en el censo 2020.

Muñoz dijo que esa organización será una de las que ofrecerán asistencia e información sobre el Censo. “Seremos uno de los lugares en el que se brindará asistencia y vamos a tener aquí computadoras o tabletas para llenar el cuestionario del censo”.

Para educar a la comunidad, PASO realizará el taller informativo ‘El censo y la comunidad inmigrante’” en 3415 W North Ave, Suite D en Melrose Park, el 28 de octubre de 6:30 pm a 8 pm.

Censo con historia

El Censo del 2020 será la vigésima cuarta vez que el país ha contado a su población desde 1790.