Power Gloves: El legado del pastor Víctor Rodríguez continúa

Este mes se celebró la novena edición del campeonato de boxeo

Sylvia del Raso, tesorera de Chicago Youth Boxing Club, con Dominicc Hardy. (Javier Quiroz / La Raza)
Sylvia del Raso, tesorera de Chicago Youth Boxing Club, con Dominicc Hardy. (Javier Quiroz / La Raza)
Foto: Javier Quiroz / La Raza

Hace nueve años el pastor Víctor Rodríguez organizó el primer torneo Power Gloves con las metas de recaudar dinero para becas estudiantiles y alejar los jóvenes de las calles.

Y a nueve meses del fallecimiento del pastor Víctor, noticia que estremeció a la comunidad del barrio de La Villita, la tesorera del gimnasio Chicago Youth Boxing Club (CYBC), Sylvia del Raso, confirmó que el legado continúa.

“Comenzamos en 2011 y ya vamos en el número nueve, para el siguiente año tenemos el aniversario 10 y estamos planeando hacer algo grande”, informó la también mejor amiga del pastor Víctor.

El pasado fin de semana se celebraron 73 peleas en todas las divisiones y con lujosos cinturones para los campeones.

“Se nos fue el pastor Víctor pero sigue su sueño y el de todos los miembros de la mesa directiva que es de ayudar a los jóvenes”, recordó la tesorera.

Sylvia del Raso informó que este año se entregaron becas por valor de $18,000 entre ocho estudiantes de colegio comunitario y universidad.

Y como en cada torneo Power Gloves se entrega el codiciado cinturón verde que envía el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) para el mejor peleador y que este año recayó en Dominicc Hardy.

“Tenemos una muy buena relación con Michel Salomón y Mauricio Sulaimán del CMB, ellos apreciaban mucho al pastor Víctor y nos apoyan, cualquier movimiento que hacemos ellos están ahí para ayudar”, reconoció la tesorera.

Sylvia del Raso admite que el pastor Víctor le dejó una responsabilidad muy alta, y aunque nunca lo hablaron sabe que tiene que continuar con los Power Gloves.

“Nunca tuvimos esa conversación, pero él era mi mano derecha y yo era su mano derecha”, concluyó.