Demi Lovato confiesa con Ashley Graham el tormento de sus problemas alimenticios, aún después de la bulimia

"Creía que los últimos años había estado recuperándome de un problema cuando, en realidad, estaba volviendo a caer en esos mismos patrones"

Demi Lovato siempre ha hablado abiertamente de sus problemas

Demi Lovato siempre ha hablado abiertamente de sus problemas Crédito: Frank Schwichtenberg

https://www.instagram.com/p/B8t1paVhK0m/

Quienes sigan a Demi Lovato en sus redes sociales desde hace tiempo, recordarán que hace un par de años la gran parte de sus publicaciones en esas plataformas estaban dedicadas a su actividad física.

Aunque en un principio pudiera parecer que en aquel momento la cantante estaba atravesando una de las etapas más saludables de su vida, ahora ella ha querido acabar con esa ilusión explicando que en realidad se trataba de otra forma del mismo desorden alimenticio que arrastra desde su adolescencia y que acabó causando la recaída que casi le cuesta la vida cuando sufrió una sobredosis de opiáceos en el verano de 2018.

Demi Lovato
Demi Lovato en 2018

“Me dejaba el cul* trabajando en el gimnasio seis días a la semana solo para mantener esa figura y eso solo podía llevarme en una dirección y no quiero volver a caer en esa dinámica. No estoy dispuesta a destruir mi salud mental para tener un aspecto concreto”, le ha confesado a Ashley Graham en el podcast ‘Pretty Big Deal’.

“Creo que lo que realmente habría necesitado entonces era que alguien me dijera: ‘Oye, a lo mejor deberías de pararte a pensar cuánto estás entrenando, puede que tres veces al día sea demasiado’. Hubo temporadas en que vivía en el gimnasio y organizaba allí mis reuniones de negocios en los descansos entre ejercicio y ejercicio. Estaba asquerosa, pero así no tenía que perder el tiempo duchándome y vistiéndome. Comía y volvía a entrenar, comía y volvía a entrenar. Era todo lo que hacía, y eso no era felicidad ni libertad. Por qué vivir así si no representaba lo que yo predicaba a los demás. Me niego a seguir viviendo esa mentira”.

Puede que esos síntomas fueran diferentes a los de la bulimia que también había padecido, pero el resultado era el mismo: verse en una situación en la que fingía sentirse a gusto en su propia piel cuando en realidad nunca había sido tan miserable. En consecuencia, Demi se ha prometido que en la próxima etapa artística que iniciará con su nuevo álbum no se preocupará por su aspecto físico.

“No quiero tener que correr hasta caer rendida al suelo o seguir dietas extremas. Creía que los últimos años había estado recuperándome de un problema cuando, en realidad, estaba volviendo a caer en esos mismos patrones”, ha lamentado.

En esta nota

Adicción al ejercicio adicciones Ashley Graham bulimia Demi Lovato ejercicio Obesidad Podcast Pretty Big Deal sobredosis Trastornos alimenticios

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain