Bernie Sanders abandona la contienda presidencial

Bernie Sanders abandona la contienda presidencial
Bernie Sanders optó por suspender su campaña enpos de la candidatura presidencial demócrata.
Foto: EPA/LARRY W. SMITH / EFE

En medio de la crisis por coronavirus, el senador Bernie Sanders (Vermont) reconoció su propia crisis de campaña y anunció que se retira de la contienda presidencial, pero envió un mensaje de unidad a su partido al respaldar abiertamente al exvicepresidente Joe Biden.

“Esta batalla por la nominación presidencial no será exitosa… doy por terminada mi carrera presidencial”, dijo Sanders en un mensaje online sus seguidores, donde destacó su lucha por la justicia social, los inmigrantes, los grupos minoritarios, la reforma judicial y el medio ambiente.

Entonces el senador, a quien miles de jóvenes respaldan, dio un paso adelante a favor del exvicepresidente Biden.

“Felicito a Joe Biden, un hombre decente… con el que trabajaré”, expresó. “El vicepresidente será el nominado (presidencial)”.

El anuncio del fin de la campaña se dio a conocer tras una llamada telefónica con sus colaboradores cercanos.

“El miércoles, el senador Bernie Sanders anunció que suspenderá su campaña para presidente durante una conferencia telefónica con todo el personal”, informó el equipo de campaña.

Durante su mensaje desde Burlington, Vermont, Sanders reconoció que la crisis que vive el país por la pandemia de COVID-19 es prioridad, por ello prefería dar marcha atrás, para enfocar los esfuerzos en la crisis sanitaria.

“No puedo en buena conciencia continuar montando una campaña que no puedo ganar y que interferiría en el importante trabajo requerido de todos nosotros en este difícil momento”, expresó.

Defendió su movimiento nacional, considerado de extrema izquierda, socialista, aunque su perfil es socialdemócrata, no comunista, como muchos confunden.

“Juntos hemos transformado la conciencia estadounidense en cuanto a qué tipo de nación podemos llegar a ser… Pocos negarían que en el transcurso de los últimos cinco años, nuestro movimiento ha ganado la lucha ideológica“, aseveró.

La debacle

Sanders no logró remontar en los ‘caucuses’ y elecciones primarias de su partido, luego de la avalancha de apoyos de representantes, exrepresentantes y gobernantes demócratas que apoyaron públicamente al exvicepresidente Biden.

Para lograr la candidatura del Partido Demócrata, el aspirante debe obtener 1,991 delegados. Biden ha sumado 1,217, mientras Sanders logró 914.

Tras perder en el Súper Martes, Sanders comenzó a declinar en las encuestas a nivel nacional y, según el conteo de Real Clear Politics, terminó lejos de Biden en las preferencias con un respaldo de 33.5 por ciento de los electores contra el 58.7 por ciento para el exvicepresidente.

El día previo al martes 3 de marzo, cientos de demócratas electos se habían sumado a la campaña de Biden, utilizando el mensaje que Sanders cuestionaba sobre que el exvicepresidente era “la mejor opción” para vencer al presidente Trump.

Desde lunes 2 de marzo, a temprana hora, el sistema de correo de la campaña del exvicepresidente comenzó a distribuir los respaldos de congresistas y otro tipo de representantes de varias partes del país, pero principalmente de las entidades en contienda.

La extensa lista incluía demócratas de Alabama, Arizona, Arkansas, California, Carolina del NorteFlorida, Illinois y Virginia, además de Indiana, Minnesota y Texas. El mensaje fue claro: cerrar filas por un candidato más cercano a los moderados demócratas.

Biden reconoció los triunfos durante su mitin en Los Angeles la importancia de los respaldos. Tenía de su lado a varios exaspirantes presidenciales, incluida la senadora Amy Klobuchar (Minnesota), después llegarían Pete Buttigieg y Beto O’Rourke.

Ganamos Minnesota gracias a Amy Klobuchar… lo estamos haciendo bien gracias a Beto O’Rourke… es por eso que me siento orgulloso, muy orgulloso que el alcalde Pete (Buttigieg) me apoyara“, dijo Biden.

Los respaldos a Biden desde varios rincones del país continuaron hasta sumar al empresario Andrew Yang y la senadora Kamala Harris (California), exaspirantes presidenciales, así como políticos que habían apoyado a otros candidatos, como el multimillonario Michael Bloomberg.

¿Quién ganaría a Trump?

En los careos con el presidente Donald Trump sobre quién ganaría con mayor margen, Sanders comenzó a perder el terreno de triunfo que mostraban las primeras encuestas en 2019, aunque ligeramente.

El más reciente sondeo, realizado por Economist/YouGov, arrojó que tanto Sanders como Biden tienen grandes posibilidades de ganarle al republicano, ambos con 48% de preferencia de voto contra 42% a favor del presidente Trump.

Sobre el respaldo electoral entre ambos demócratas, el sondeo arrojó que Biden tenía el 49% de apoyo de votantes contra 28% de Sanders.

Por grupos raciales o étnicos, los hispanos dejaron de respaldar al senador, por lo que un 52% se sumó al movimiento del exvicepresidente contra el 32% que mantuvo Sanders, quien había logrado un importante apoyo en estados clave, como California y Texas.

Debido a la pandemia de coronavirus, las elecciones se han complicado, incluso suspendido en algunas entidades y, dada la emergencia nacional, es posible que votaciones por venir sean aplazadas o determinadas a sufragio remoto.

Agradecimiento latino

La organización Voto Latino agradeció al Sanders por su respaldo a la comunidad hispana/latina/latinx durante su campaña.

“Fue el candidato más comprensivo y comprometido con la comunidad latinx y los problemas que enfrentamos a diario”, indicó en un comunicado ese grupo.

Agregó que la campaña del senador ayudó a crear mayor conciencia sobre las acciones del Gobierno del presidente Donald Trump hacia esa comunidad, la cual calificó de “opresora” y “racista”, particularmente por redadas de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), así como el intento de desaparecer el programa de los Llegados en la Infancia (DACA), el cual protege a los “dreamers”.

“El senador Sanders realizó una campaña basada en la dignidad humana, el respeto y la equidad. No es exagerado su impacto en esta elección”, dijo la presidenta y directora ejecutiva fundadora de Voto Latino, María Teresa Kumar. “Buscó continuamente el consejo de líderes y miembros de la comunidad de latinx y eso se demostró en el abrumador número de votantes latinx que lo apoyaron en un estado tras otro”.

Kumar espero que la ideas políticas del senador “no se pierdan en las elecciones generales”, ya que forman una especie hoja de ruta para un país inclusivo.

“Voto Latino continuará educando, involucrando y capacitando a la comunidad latina para registrarse para votar y luego, de manera segura, emitir su voto en las elecciones generales de noviembre”, indicó la organización.