La Villita y Pilsen afectados por nube de polvo producida por demolición en planta de carbón

La Villita y Pilsen afectados por nube de polvo producida por demolición en planta de carbón
La demolición el sábado 11 de abril en la Planta de Carbón de Crawford generó una nuve de polvo que cubrió La Villita. (Captura de video / YouTube-Alejandro Reyes)
Foto: Cortesía

Dos barrios de mayoría hispana de Chicago quedaron cubiertos de una nube de polvo tras la demolición de una planta de carbón, que motivó que la alcaldía distribuyera este domingo mascarillas a los vecinos.

Los residentes de los barrios de La Villita y Pilsen, en el suroeste de Chicago, quedaron alarmados al ver una densa nube de polvo ocasionada por la demolición el sábado en la Planta de Carbón de Crawford, y temen que podría ocasionarles problemas respiratorios en medio de la crisis de la COVID-19.

Según declaró en conferencia de prensa el concejal Michael Rodríguez, cuya jurisdicción electoral incluye los barrios en cuestión, la nube fue provocada por la demolición y “empeoró” la situación de miedo y ansiedad que viven los residentes debido a la pandemia del coronavirus.

El polvo fue provocado en concreto por la demolición de una chimenea de la antigua estación Crawford generadora de electricidad, que durante 95 años funcionó con carbón hasta que en 2012 fue clausurada por arrojar contaminantes al aire.

Ambientalistas locales publicaron fotografías aéreas que muestran el polvo provocado por la implosión, hecha la tarde del sábado, y que se filtra por puertas y ventanas de los bloques residenciales.

“Esto es absolutamente inaceptable”, dijo la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, en la conferencia de prensa. “No es seguro, es antihigiénico. No lo toleraría en mi vecindario y tampoco lo toleraremos aquí”, agregó.

Lightfoot ordenó una investigación de lo ocurrido, que se controle la calidad del aire donde estaba la planta y en las áreas vecinas, y ordenó al departamento que supervisa las construcciones en la ciudad que detenga cualquier demolición que no sea de emergencia.

A la empresa Hilco, responsable de la implosión, le dijo que inicie de inmediato la limpieza de los vecindarios.

“Estamos lidiando con una situación insuperable para mucha gente que ha perdido sus trabajos e ingresos, no puede ir al médico y ahora se tiene que preocupar por los elementos que pueden ingresar por sus ventanas”, dijo a medios locales Kim Wasserman, directora ejecutiva la Organización de Justicia Ambiental de La Villita (Little Village).

Hilco afirmó en un comunicado que la operación no implicaba riesgos, porque “todo el plomo y asbesto fue identificado y eliminado de la chimenea” antes de la implosión.

Además del reparto de máscaras, la empresa informó que encara tareas de control del polvo, mitigación y gestión de áreas críticas.

****

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo de la Field Foundation of Illinois. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.