Por qué es necesario consumir alimentos con “colina” a diario para tener una salud de hierro

Siempre es recomendable la colina, la demanda aumenta durante el embarazo para favorecer el desarrollo neurológico del feto
Por qué es necesario consumir alimentos con “colina” a diario para tener una salud de hierro
Foto: StockSnap / Pixabay

La colina es un nutriente esencial para los humanos, el cerebro y el sistema nervioso la necesitan  para regular la memoria y el estado de ánimo, para el control de los músculos y otras funciones.

Este nutriente a menudo es asociado con las vitaminas B; sin embargo, aún no se define oficialmente como una vitamina B.

Si bien nuestro hígado puede producir una pequeña cantidad de colina, en su mayoría necesitamos obtenerla de los alimentos.

Beneficios

  • La colina favorece a una mejor función cognoscitiva (como memoria verbal y visual).
  • Mantenimiento celular: el cuerpo usa la colina para producir grasas que forman las membranas celulares.
  • Ayuda a metabolizar las grasas.
  • Al convertirse en neurotransmisor asiste en la regulación de las funciones automáticas, como la respiración y la frecuencia cardíaca.

Indispensable en el embarazo y periodo de lactancia

La demanda de colina durante el embarazo es alta para el desarrollo neurológico y la función cognitiva del feto (influye en su percepción, la memoria y el lenguaje).

¿Qué pasa si no consumes colina?

La deficiencia de colina tiene un impacto en afecciones como:

  • Hígado graso no alcohólico (depósitos de grasa en el hígado)
  • Daño muscular
  • Trastornos neurológicos

Alimentos con colina

Foto: Anna Shvets/Pexels

Los huevos son una excelente fuente dietética de colina, también puedes encontrarla en:

Carnes y productos lácteos

Carne de res, cerdo, pescado y pollo.

Vegetales

Papas, champiñones y verduras crucíferas como coles de Bruselas, brócoli y coliflor

Nueces, granos y semillas

Algunos tipos de frijoles, nueces, cacahuates, semillas, granos enteros como soya y la quinoa

¿Cuánta colina es recomendable?

Depende la edad y género, requerimos colina desde que estamos en el vientre. Los hombres mayores de 19 años requieren 550 mg en promedio; las mujeres 425 mg; y mujeres y adolescentes en período de lactancia 550 mg.

Al consumir la colina de los alimentos se adquieren en conjunto vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otras sustancias que favorecen en conjunto a estar saludables.

Cuando las personas no consumen alimentos de origen animal y adquieren colina en suplementos, es recomendable no excedan las cantidades ya que podrían aumentar el riesgo de una enfermedad cardíaca.