Qué le pasa a tu cuerpo cuando consumes mucho azúcar

Una bomba de azúcar tiene efectos a corto y a largo plazo, desde tu memoria hasta insuficiencia renal

Foto: Lisa Fotios/Pexels

Foto: Lisa Fotios/Pexels Crédito: Lisa Fotios | Pexels

No todo el azúcar es malo en sí, el problema es que consumimos demasiado. Tu cuerpo no necesita obtener carbohidratos del azúcar agregado o añadido. No hay necesidad nutricional ni beneficio alguno.

El alto consumo de azúcar favorece la obesidad y puede afectar gravemente tu salud. La Asociación Americana del Corazón también señala que el alto consumo de azúcar también está relacionado con un mayor riesgo de hipertensión arterial, colesterol alto, diabetes e inflamación en el cuerpo, puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

La AHA sugiere para la mayoría de las mujeres un límite de azúcar agregado de no más de 100 calorías por día (aproximadamente 6 cucharaditas o 24 gramos de azúcar) y no más de 150 calorías por día (aproximadamente 9 cucharaditas o 36 gramos de azúcar) para la mayoría de los hombres.

El azúcar agregado es aquel que añadimos a nuestros alimentos –como el que le pones al café- y el que viene en la mayoría de los alimentos procesados y preparados. Incluye el jarabe de maíz, néctar de agave, miel, azúcar de coco y otros endulzantes. Tu cuerpo metaboliza todos los azúcares agregados de la misma manera; no distingue entre “azúcar moreno” y “miel”.

Lo que nuestro cuerpo sí necesita es un tipo de azúcar, llamada glucosa. “La glucosa es el principal alimento del cerebro y es una fuente muy importante de combustible para todo el cuerpo”, informa la Dra. Kristina Rother de National Institutes of Health (NIH).

La mejor manera es obtenerla de manera natural en los alimentos, como en las frutas, las verduras y la leche. “Estas son adiciones saludables a su dieta”, dice el Dr. Andrew Bremer, pediatra y experto del NIH en edulcorantes.

Debilita tu sistema inmunitario

El consumo excesivo de azúcar agota el equilibrio de nutrientes del cuerpo, lo que desencadena una cascada de inflamación y alteración metabólica.

Después de una dosis de azúcar, los glóbulos blancos llamados neutrófilos son mucho menos agresivos para destruir los antígenos (como virus y bacterias).

Puedes sentir cansancio

El azúcar puede ser la razón de tu fatiga. Cuando consumes mucha azúcar agregada, tus niveles de azúcar en sangre se elevan rápidamente, especialmente si no incluyes fibra, proteínas y grasas. De igual manera, los niveles de azúcar caen rápidamente y con ello viene un colapso energético.

Estudios han encontrado que 1 hora después del consumo de azúcar, los participantes se sentían cansados ​​y menos alerta que un grupo de control.

Tu cerebro querrá más 

Cuando comemos alimentos dulces, el sistema de recompensa del cerebro se activa. Comer regularmente alimentos ricos en azúcar podría aumentar los antojos, creando un círculo vicioso de querer más y más de estos alimentos, explica la neurocientífica Amy Reichelt en The Conversation .

En esta nota

Adicción Azucar caries Diabetes Dieta Dieta saludable infarto memoria nutrición sana Problemas cardiovasculares Sistema inmunitario

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain