Acusarán a policía blanco que asestó los balazos que mataron a afroestadounidense Rayshard Brooks

La muerte del joven negro reavivó las protestas contra el racismo y la brutalidad policial en Atlanta

Acusarán a policía blanco que asestó los balazos que mataron a afroestadounidense Rayshard Brooks
El agente que apretó el gatillo fue despedido el día de los hechos.
Foto: ERIK S. LESSER / EFE

El policía blanco de Atlanta que asestó dos disparos mortales en la espalda el afroestadounidense Rayshard Brooks será acusado, según dijo el miercoles el fiscal del distrito de Fulton, Paul Howard.

El agente Garret Rolfe fue despedido después de los hechos que acabaron con la vida de Brooks, de 27 años, la noche del viernes. A la conferencia de prensa en la que se hizo el anuncio asistió la viuda de Brooks, Tomika Miller, y sus abogados Justin Miller y L. Chris Stewart, de acuerdo a Associated Press.

La noticia llega en un momento en el que los republicanos en el Congreso presentaron un paquete de medidas para reformar la policía y en el que se ha puesto sobre la mesa la exigencia de deshacerse de símbolos del movimiento confederado y racistas.

La muerte de Brooks a manos de la policía provocó nuevas manifestaciones en la capital de Georgia, donde ocurrieron los hechos, después de que hubieran disminuido las manifestaciones que siguieron a la muerte violenta de George Floyd. La jefa de la policía de Atlanta, Erika Shields, dimitió menos de 24 horas después de que Brooks muriera.

El joven negro murió por homicidio por “dos heridas de bala en la espalda”, según reveló la semana pasada la autopsia del forense del condado de Fulton.

Brooks falleció la noche del viernes tras resistirse a ser detenido, forcejear con los dos agentes blancos, quitarles una pistola de descarga eléctrica e intentar huir, según el Buró de Investigación de Georgia (GBI, en inglés).

El incidente se produjo en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la cadena Wendy’s, adonde acudió la policía tras recibir un aviso de que Brooks estaba “dormido en un vehículo aparcado delante de la ventanilla” del local, lo que dificultaba la recogida de alimentos a otros clientes, explicó el GBI.

Un video de la cámara que llevaba adherida al uniforme uno de los agentes, publicado este domingo por la Policía, muestra que los oficiales hablaron durante casi media hora con Brooks antes de que comenzara la confrontación.

Con información de Efe.