¿Qué piensan los padres de Chicago sobre la vuelta a clases durante la pandemia de coronavirus?

CPS realiza encuesta entre padres sobre sus preferencias para el aprendizaje de sus hijos en el contexto del covid-19
¿Qué piensan los padres de Chicago sobre la vuelta a clases durante la pandemia de coronavirus?
Vannesa López ayuda en sus clases remotas a su hija, estudiante de la primaria Orozco Community Academy. (Cortesía familia López)
Foto: Cortesía

Las escuelas de Illinois estuvieron cerradas desde marzo debido a la pandemia de coronavirus por lo que estudiantes culminaron el año escolar recibiendo su aprendizaje a distancia. Ahora con la reducción de casos de covid-19 se estudia la posibilidad de impartir de nuevo clases de manera presencial en las escuelas públicas y privadas del estado.

En Illinois, el gobernador J.B. Pritzker dio su aprobación a que las escuelas reabran para recibir instrucción presencial este otoño siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para evitar contagios del virus y mantener seguros a los estudiantes.

Los funcionarios de la junta estatal de Illinois han publicado pautas para que los estudiantes regresen a las aulas este otoño, lo que incluye en parte, el uso de mascarillas, distanciamiento social y límites en la cantidad de personas en las aulas.

Funcionarios de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) y de escuelas privadas están ahora trabajando en un plan para que los estudiantes vuelvan a sus aulas de manera segura para el año escolar 2020-2021.

CPS planea anunciar esos planes en próximas semanas. El distrito escolar está encuestando a los padres sobre sus preferencias para el aprendizaje de sus hijos en medio de la pandemia.

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) expresó su preocupación por la seguridad en las escuelas antes del otoño y dicen que cualquier esfuerzo por regresar a las aulas a finales de este año debe priorizar la salud de los estudiantes, maestros y padres que son categorías de alto riesgo.

Algunos padres consultados por La Raza están en desacuerdo con que sus hijos regresen a las aulas, pues lo consideran un factor de riesgo ante la posibilidad de un rebrote del virus en el otoño.

De ocurrir un rebrote del covid-19, autoridades del distrito escolar no descartan la idea de continuar con el aprendizaje remoto en los hogares.

Emily Bolton, portavoz de CPS, dijo en un comunicado que las Escuelas Públicas de Chicago están ansiosas por abrir sus puertas a los estudiantes tan pronto como sea seguro hacerlo y que el distrito está recopilando comentarios de las familias y del personal para garantizar que se pueda abrir de manera segura.

A los padres también les preocupa las profundas disparidades que existen en los hogares y las escuelas de las comunidades de minorías, en donde el acceso a internet y a computadoras es aún limitado.

La alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot anunció el programa ‘Chicago Connected’ que asignó $50 millones para brindar acceso gratuito a internet de alta velocidad a unos 100,000 estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago.

Según los datos del Censo, se estima que 100,000 estudiantes carecen de acceso a internet de alta velocidad en Chicago.

Este programa, durante el transcurso de cuatro años, proporcionará acceso a internet gratis a estudiantes de bajos recursos elegibles al programa. El objetivo es reducir la brecha digital para las familias de CPS que más lo necesitan.

Llenando encuestas

Vannesa López, madre de tres estudiantes de la escuela primaria Orozco Community Academy en el barrio de Pilsen, dice que lo ideal sería que ya se tenga una vacuna para combatir el covid-19, pero la realidad es que aún se desconoce cuándo se contará con una. “Tengo miedo de enfrentar a mis hijos al ambiente escolar, es que al convivir con muchas personas en un sitio escolar el riesgo va estar en todo momento, va a ser inevitable que los niños se contagien”.

López dice que ha llenado la encuesta virtual dos veces: uno para dar testimonio de su hija que está en el programa Gifted (programa para estudiantes dotados y talentosos) y dos para compartir la experiencia de aprendizaje de otro de sus hijos que tiene dificultades para aprender a leer. “Llené dos veces la encuesta para que ellos contemplen la situación de un niño regular tradicional y de un niño que necesita apoyo especial o apoyo individual”.

Consuelo Martínez, organizadora del programa Padres Mentores de la organización The Resurrection Project, dijo que como madre le es preocupante que los niños regresen a las aulas dado el número de estudiantes que hay en los salones de las Escuelas Públicas de Chicago. “He conocido maestras que han tenido 32 niños en un salón de clases, entonces ¿cómo es posible que la maestra, con solo dos ojos, dos oídos, dos manos pueda controlar que los menores no se quiten las mascarillas mientras están en las aulas e identificar un caso de un niño que presente el virus en el salón de clases?”.

Martínez, madre de una estudiante autista de la escuela secundaria Back of the Yards College Preparatory, dice que para estudiantes con necesidades especiales mantener una mascarilla por largos periodos de tiempo y guardar el distanciamiento social por largos periodos es difícil, por lo que es clave la participación de los padres mentores en esta pandemia. “No porque un papá sea el asistente del maestro, sino simplemente porque va a ser la ayuda extra que la maestra va a necesitar en el salón de clase”.

Elizabeth Reinhardt, médico pediatra de los Centros Salud Esperanza, hizo hincapié en que cuando todas las personas estén pendientes y conscientes de que nuestra nueva realidad es usar mascarilla, guardar distancia social y lavarse las manos esto va a ayudar a prevenir el contagio del coronavirus.

Reinhardt también dijo que la Asociación Americana de Pediatría lanzó hace dos semanas unas recomendaciones respecto a apoyar que los niños vuelvan a clase y destacó implicaciones que hay que tener en cuenta sobre el nivel de riesgo personal y familiar de cada niño.

“Hay personas que pueden tener de pronto problemas de inmunidad como tal y hay niños que pueden tener problemas autoinmunes o problemas respiratorios serios o alguna persona en su casa está en tratamiento de cáncer o quimioterapia. Esas personas obviamente no pueden ponerse en riesgo de enfermarse, entonces con base en el riesgo de cada familia es como cada familia también tiene que hacer una decisión”, puntualizó la pediatra.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias a la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.