Exigen en La Villita justicia por la muerte de la soldado hispana Vanessa Guillén

La comunidad repudia acoso sexual en la milicia y pide que la muerte de la soldado en Texas no quede impune
Exigen en La Villita justicia por la muerte de la soldado hispana Vanessa Guillén
Residentes de Chicago marcharon en La Villita para exigir se revele la verdad y se haga justicia en el caso de la soldado Vanessa Guillén en Texas. (Belhú Sanabria/La Raza)
Foto: Impremedia

Con una exigencia de justicia para la soldado Vanessa Guillén  y que se revele toda la verdad sobre su asesinato en Texas se realizó recientemente una marcha en el barrio de La Villita, en Chicago.

En ella se repudió también el acoso sexual y se exigió protección a las mujeres en las fuerzas armadas. Carteles con la leyenda “Hispanic Lives Matter” (las vidas hispanas importan) aparecieron en la marcha haciendo eco del lema “Black Lives Matter” que exige respeto a las vidas de los afroamericanos.

La forma en la que desapareció la soldado Guillén en Fort Hood, Texas, ha causado revuelo nacional y local. Familiares de la víctima aseguran que ella fue acosada sexualmente y asesinada por un sargento por lo que exigen justicia y dicen que lucharán para que este hecho no quede impune.

La familia de Vanessa Guillén tiene programada una reunión  privada con el presidente Donald Trump el próximo 29 de julio, según la abogada Natalie Khawam,  que representa a los familiares de la soldado fallecida. Entre sus reclamos está que se investigue a fondo lo sucedido al interior de la base militar de Fort Hood.

Guillén, originaria de Houston, Texas, y de padres mexicanos fue vista por última vez el pasado 22 de abril. Tras más de dos meses desaparecida sus restos fueron encontrados cerca del río León en el condado de Bell, a unas 20 millas al este de Fort Hood en Killeen, Texas, el pasado 30 de junio.

A principios de julio, tras el examen forense se confirmó que los restos pertenecían a la joven militar.

Residentes de Chicago marcharon en La Villita para exigir se revele la verdad y se haga justicia en el caso de la soldado Vanessa Guillén en Texas. (Belhú Sanabria/La Raza)

El sargento señalado como sospechoso del asesinato y desmembramiento de Guillén es Aaron Robinson, originario de Calumet City, Illinois. Investigaciones afirman que Robinson  mató a Guillén de un golpe en la cabeza con un martillo para luego descuartizar su cuerpo. La novia de Robinson también estaría involucrada en la muerte de Guillén. Se trata de Cecily Aguilar, quien fue arrestada y enfrenta cargos federales de ocultamiento de evidencia al presuntamente ayudar a ocultar el cuerpo de Guillén.

Investigadores militares dijeron que Robinson, de 20 años, se suicidó cuando iba a ser detenido por oficiales para interrogarlo.

Ante un tribunal federal, Aguilar se declaró “no culpable” de las acusaciones de haber conspirado para manipular evidencia en el caso Guillén este martes. Aguilar no tiene derecho a fianza y está a la espera de que se fije fecha para el juicio.

Familiares de la fenecida exigen justicia y dicen que la joven soldado fue acosada sexualmente por Robinson y están pidiendo una investigación del Congreso.

Funcionarios de Fort Hood investigan los alegatos de acoso sexual por parte de la familia Guillén y los hechos que desataron la muerte de la joven soldado hispana.

Residentes de Chicago marcharon en La Villita para exigir se revele la verdad y se haga justicia en el caso de la soldado Vanessa Guillén en Texas. (Belhú Sanabria/La Raza)

Marcha en Chicago

La forma en qué desapareció y murió esta joven militar atrajo la atención nacional y local por lo que se realizaron marchas y protestas en varias ciudades, incluida Chicago.

Una marcha pacífica contra el acoso y violencia sexual de las mujeres en la milicia inició en la plaza Manuel Pérez Jr. Memorial del barrio de La Villita se dirigió por el corredor comercial de la Calle 26 hasta el arco que da la bienvenida a ese vencidario del suroeste de Chicago, el pasado 10 de julio por la tarde.

Eva Argüelles dijo que participó en la marcha en solidaridad con la familia Guillén. “Nosotros queremos justicia, que se nos respete como latinos y queremos que se haga notar nuestra voz”.

María González, organizadora comunitaria de la agencia Mujeres Latinas en Acción, mencionó que como madre le preocupa que sus hijos o sobrinos tomen la decisión de ir a las fuerzas armadas luego de lo ocurrido con la soldado Guillén, asesinada y desmembrada presuntamente por Robinson.

Esteban Burgoa, veterano de la Marina y activista de Chicago, expresó durante el mitin  su molestia por lo ocurrido a la soldado. “A mí me da cólera lo que le pasó a Vanessa porque fue una injusticia de los superiores. En vez de cerrar la base se pusieron a tratar de encubrir este caso y lo prolongaron mucho tiempo; es algo ilógico lo que le pasó a Vanessa ya que terminó siendo brutalmente asesinada a martillazos, desmembrada y botada en otra área del campo”.

Residentes de Chicago marcharon en La Villita para exigir se revele la verdad y se haga justicia en el caso de la soldado Vanessa Guillén en Texas. (Belhú Sanabria/La Raza)

Burgoa dijo que a los soldados se les pasa revista todos los días en la mañana, al medio día y en la tarde. “En el momento que pasaron revista y ella no estaba tenían que haber cerrado la base militar y haber lanzado una investigación inmediatamente para tratar de encontrarla”.

El activista hizo mención al acoso sexual en la milicia. “La soldado Guillén le dijo a su familia que estaba siendo acosada sexualmente y esto es algo que sí existe en la milicia y debe acabarse”.

Laura Rodríguez, una de las organizadoras del mitin, dijo a La Raza que lo que se pide es una investigación completa y que cierren Fort Hood. “Queremos saber qué es lo que realmente pasó esto no puede estar pasando en bases militares”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.