Debaten sobre la permanencia de policías en escuelas de Chicago

CPS ha pedido a los concilios escolares locales que voten nuevamente antes del próximo 15 de agosto

Debaten sobre la permanencia de policías en escuelas de Chicago
Jóvenes y estudiantes del suroeste de Chicago impulsan la campaña ‘CopsOutCPS’ que busca sacar a la policía de sus escuelas. Cortesía Concilio Comunitario de Brighton Park
Foto: CBP

Continúa el debate entre padres, estudiantes y miembros de los concilios escolares locales (LSC) sobre la decisión de que si deben o no permanecer los policías en las Escuelas Públicas de Chicago (CPS).

Aunque algunos padres de familia, estudiantes y organizadores comunitarios están pidiendo la eliminación de todos los policías de las Escuelas Públicas de Chicago, para la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot y el liderazgo CPS la decisión debería ser asumida por los Concilios Escolares Locales (LSC).

“Hemos establecido un proceso en el que los concilios escolares locales están capacitados, obtienen información y deben tomar una decisión que sea lo mejor para su escuela en particular”, dijo la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot, quien está en contra de retirar a la policía de las escuelas. “Desafortunadamente, necesitamos seguridad en nuestras escuelas”, dijo Lightfoot.

Pero Citlali Pérez, una de las jóvenes que promueve la campaña ‘CopsOutCPS’, dice que hay poca evidencia de que los policías hagan que las escuelas sean más seguras. Y señala que varios de los policías asignados a escuelas tienen en su récord quejas o han tenido problemas en la calle.

Pérez tampoco cree que la solución sea entrenar a la policía mejor o traer policías más jóvenes que no tengan historial de quejas porque “si es una cuestión de seguridad, tenemos que ver qué en verdad nos pone seguros  y para eso tenemos que ver la raíz de los problemas”.

Hay 144 oficiales de recursos escolares (SRO) asignados a las escuelas de CPS, según la Junta de Educación de Chicago.

Desde enero de 2017 hasta este año, hubo casi 3,000 arrestos en las Escuelas Públicas de Chicago, según el inspector general de la ciudad, Joseph Ferguson.

Northside College Prep se convirtió en la primera escuela del distrito, en eliminar a los policías de ese plantel educativo seguida por la escuela secundaria Benito Juárez Community Academy.

Los concilios escolares locales de la Academia Comunitaria Roberto Clemente y de la secundaria Back of the Yards College Preparatory realizaron una votación consultiva para sacar a los oficiales de sus escuelas. Se tiene previsto que más de 70 escuelas voten sobre este tema antes del 15 de agosto.

Rafael Yañez, policía de Chicago y miembro del concilio escolar de la secundaria Back of the Yards College Preparatory, dijo que su voto fue para no retener a los policías en esa escuela.

“Hay que ir a la raíz problema y considerar el factor emocional. Si hablamos de bullying, reclutamiento de pandillerismo, violencia doméstica, abuso en cualquier nivel,  esos son problemas de casa. El policía no está preparado, no está entrenado  para trabajar con ese tipo de situaciones. Lo que la policía dirá ‘tú quebraste la ley entonces vas hacer arrestado’ [pero] la solución a la raíz del problema no sé va arreglar con un arresto”, dijo Yañez en entrevista con La Raza.

Al un joven que fue ser arrestado y con un antecedentes se le va hacer mucho más difícil encontrar trabajo, obtener un préstamo para ir a la escuela, conseguir una beca, dijo Yañez. “Si nosotros queremos hacer cambios que son fundamentales tenemos que ver esto en el aspecto como un asunto de salud mental”.

“Una narrativa que es falsa”

Jóvenes del suroeste de Chicago quieren que la policía salga de las escuelas y que los distritos escolares usen el dinero presupuestado para los policías en proveedores de salud mental, consejeros, prácticas de justicia restaurativa y trabajadores sociales.

Verónica Rodríguez, organizadora de jóvenes del Concilio Comunitario de Brighton Park (BPNC), junto con otros jóvenes del suroeste de Chicago impulsan la campaña ‘CopsOutCPS’ (policías fuera de CPS) y es que para ellos no se necesita policías en las escuelas sino recursos que pueden ser más usados al igual que consejeros, trabajadores sociales y prácticas restaurativas que en realidad vienen actuando como formas de prevenir a la violencia.

“Sabemos que la policía está tan presente en las escuelas públicas porque han creado una narrativa que es falsa de que la policía significa que los estudiantes estén más seguros”, mencionó Rodríguez.

Pero sobre qué pasaría con el dinero asignado a los policías en las escuelas o si podría usarse para adquirir recursos y personal en los planteles, Yañez dice que ese presupuesto se perdería por lo que es necesario que se modifique cómo se utilizan los fondos. “No es que la escuela puede agarrar esos fondos para contratar un trabajador social o un consejero, esa posición se pierde al no retener al policía”.

El liderazgo de CPS tiene prevista una reunión para que los miembros de los concilios escolares locales de toda la ciudad de Chicago discutan sus votos. El distrito ha pedido a esos concilios que voten nuevamente antes del próximo 15 de agosto.

****

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.