Noche de saqueos de tiendas afecta nuevamente al centro de Chicago

Noche de saqueos de tiendas afecta  nuevamente al centro de Chicago
Una tienda Best Buy en el centro de Chicago fue saqueada la madrugada del 10 de agosto.
Foto: Getty Images

Cientos de personas rompieron vidrieras, saquearon tiendas y, en al menos un incidente, intercambiaron disparos con la Policía en la madrugada del lunes 10 de agosto en el área de Magnificent Mile y otros puntos del centro de Chicago, según informaron las autoridades.

Los videos distribuidos en redes sociales muestran a decenas de personas saqueando tiendas como Nordstrom, Macy’s, Guci, Louis Vouitton y la cadena de farmacias Walgreens en diversos puntos de la ciudad.

El jefe de Policía de Chicago, David Brown, dijo que se ordenó el envío de 400 agentes al centro de la ciudad después de que circularon en redes sociales llamados al saqueo.

Los incidentes se registraron después de que la Policía le disparara el domingo en South Side a un sospechoso, que resultó herido, tras lo cual decenas de personas se congregaron en el lugar y se enfrentaron con agentes, antes de que los incidentes se propagasen por otros puntos de la ciudad.

Según la Policía, más de 100 personas fueron arrestadas.

Las autoridades de Chicago había detenido a varias personas cerca de la Avenida Michigan cuando poco antes del amanecer hubo disparos de armas de fuego desde un vehículo en marcha, indicó el portavoz policial Tom Ahern. Ningún agente policial resultó herido en ese incidente, pero otro sí sufrió lesiones en otro cruce de calles.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, calificó a los saqueos de la madrugada de este lunes en Chicago de ser actividad criminal “pura y simple”, y tanto ella como el jefe de policía Brown rechazaron que estos sucesos tuvieran que ver con protestas.

El diario The Chicago Tribune informó de que los saqueos comenzaron poco después de la medianoche, cuando grupos de manifestantes destrozaron vidrieras en la Avenida Michigan, entraron a las tiendas y empezaron a llevarse bolsas llenas de mercancías.

Poco después comenzó a llegar más gente en automóviles y, según el diario, hasta un camión alquilado de una empresa de mudanzas, donde los saqueadores cargaron más artículos.

Los disturbios continuaron aún después del amanecer y la Autoridad de Transporte de Chicago retrasó la hora de comienzo del servicio de trenes y ómnibus, mientras que la Policía Estatal de Illinois bloqueaba las rampas de acceso a las autopistas.