Un día escolar de seis horas con más instrucción en vivo: Chicago presenta su plan final para el otoño

Un día escolar de seis horas con más instrucción en vivo: Chicago presenta su plan final para el otoño
Vannesa López ayuda en sus clases remotas a su hija, estudiante de la primaria Orozco Community Academy. (Cortesía familia López a La Raza)
Foto: Cortesía
Este artículo, publicado originalmente en inglés por Chalkbeat Chicago, está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN).

Los estudiantes aprenderán por video en vivo durante la mayor parte del día escolar, se les calificarán tareas y clases, y diariamente se supervisará su asistencia. Esto de acuerdo al plan de clases para el otoño recién presentado por las Escuelas Públicas de Chicago (CPS).

Para la mayoría de los estudiantes, el distrito está ordenando una combinación de instrucción en vivo y actividades más independientes que sumarán hasta seis horas de aprendizaje al día, y se espera que los maestros estén disponibles para los estudiantes y las familias durante todo el día escolar.

Los funcionarios del distrito dicen que aunque Chicago seguirá con el aprendizaje totalmente virtual, su objetivo es establecer mayores expectativas tanto para los estudiantes como para los maestros, en un intento por mejorar su incursión a la enseñanza a distancia la primavera pasada, misma que fue abrupta y nada fácil.

El distrito retornará a sus calificaciones habituales después de que durante la primavera diera a los estudiantes pases y calificaciones incompletas, además de las más tradicionales. Las escuelas tomarán la asistencia diaria, monitoreando con qué frecuencia y por cuánto tiempo tanto los estudiantes como los educadores se conectan a las plataformas de Google, a las que ahora todos los planteles están obligados a adherirse.

Los líderes del distrito escolar comentaron que los cambios eran un paso adelante hacia un enfoque más consistente y responsable.

“A medida que nos preparamos para el inicio de un año escolar sin precedentes, hemos establecido expectativas claras para que los estudiantes y el personal mejoren la instrucción remota y asegurarnos que nuestros estudiantes tengan apoyo y se cumplan sus necesidades individuales”, dijo Janice Jackson, directora ejecutiva de CPS en una declaración, añadiendo que los comentarios de los padres  fueron los que establecieron las bases para el plan.

Al menos un grupo organizado de padres ha estado presionando al distrito para que imparta más instrucción en vivo y presente nuevos conceptos, señalando que durante la primavera, el aprendizaje a distancia fue inconsistente y puso demasiada carga de la enseñanza en las familias que sentían que no contaban con el equipo ni recursos necesarios.

Pero esto tuvo un cambio que generó críticas de los estudiantes y maestros que han dicho que el distrito debería ofrecer más flexibilidad y compasión para los niños, las familias y los educadores, que todavía luchan con las consecuencias económicas y emocionales de la pandemia.

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU), compartió el martes en un comunicado, que el plan fue redactado “sin el ingenio y participación de los maestros”, y que le faltaban detalles fundamentales, como concesiones para un mayor desarrollo profesional de los educadores, capacitación para las familias y orientación específica para la educación especial.

Jesse Sharkey, presidente de CTU, dijo que el sindicato presentó la primera de la que será una serie de quejas sobre el tema. “Exigimos que CPS proporcione a educadores y estudiantes la infraestructura necesaria para llevar a cabo la enseñanza a distancia, y el aumentar el tiempo del tiempo de desarrollo profesional para permitir la capacitación y colaboración con padres, cuidadores y estudiantes sobre las mejores prácticas para la enseñanza a distancia”, dijo.

En la víspera de la presentación del plan, el sindicato argumentó que el distrito simplemente estaba tratando de exprimir un día escolar en persona en un formato virtual, en lugar de aspirar a la innovación que sacaría el provecho máximo del medio en línea. Algunos líderes sindicales recurrieron a las redes sociales para cuestionar la perspectiva del distrito.

El distrito destacó que está preparado para prestar más computadoras a las familias que las necesiten, esto después de distribuir más de 100,000 dispositivos la primavera pasada.

Algunas familias informaron durante el verano que, a pesar de los aparatos que les prestaron, todavía tenían que compartir los dispositivos entre hermanos, y que algunas de las computadoras más viejas del inventario del distrito no funcionaban correctamente.

Estos algunos de los aspectos más destacados del nuevo plan:

Clases en vivo

En la primavera, el distrito reveló que los maestros deben tener como objetivo invertir cerca de cuatro horas al día en la instrucción, pero no había expectativas establecidas para proporcionar clases de video en vivo. Ahora los líderes de distrito dicen que quieren que todos los educadores se involucren con los estudiantes en un formato interactivo en vivo, utilizando la plataforma Google Meet para recibir clases en vivo.

Las expectativas para el tiempo que pasarán en la instrucción de video en vivo al día van desde 60 minutos para los estudiantes de pre kínder a casi cuatro horas para los de secundaria. Se espera que los estudiantes de secundaria pasen el 80% de su día escolar en clases en vivo. Durante el resto del tiempo, el distrito quiere que los maestros faciliten oportunidades para el trabajo en grupos pequeños y otras interacciones entre compañeros.

El distrito expresó que quiere que los maestros enciendan sus cámaras de computadora para instrucción en vivo y animen a los estudiantes a hacer lo mismo para que las clases de video se sientan más personales. Durante las clases en la primavera, a algunos educadores se les dificultó persuadir a los estudiantes para que encendieran sus cámaras.

Evaluaciones

El plan del distrito sostiene que los funcionarios esperan un retorno completo a las calificaciones. La mayoría de los estudiantes ya no tendrán la opción de obtener un pase en lugar de una calificación y un incompleto en lugar de reprobar o fallar una clase. La primavera pasada, cerca del 5% de las clases de secundaria resultaron en calificaciones incompletas, con la expectativa de que los estudiantes recuperarían el trabajo durante el verano o en el otoño. Alrededor del 10% de los estudiantes de primaria recibieron calificaciones incompletas en lectura o matemáticas.

Algunos estudiantes y otros, apuntaron al enfoque de calificación del distrito, argumentando que una política de pase total sería más consciente de la conmoción en las vidas de los estudiantes en medio del brote de coronavirus. Pero el distrito señaló que hubo un aumento notable en la participación de los estudiantes después de que se implementó esta política de calificación, al argumentar que el aprendizaje se beneficiaba de que fueran responsables.

Asistencia

La guía de otoño establece que las escuelas tendrán asistencia virtual y que contará. La primavera pasada, muchas escuelas de distrito monitorearon con qué frecuencia los estudiantes se conectaban a sus plataformas virtuales y con qué frecuencia se relacionaban con sus maestros. Pero los estudiantes no estaban obligados a iniciar sesión, y mientras los estudiantes hicieran sus tareas escolares, faltar a las clases en video e iniciar sesión de vez en cuando, no contaba en su contra.

Ahora, el distrito dice que quiere un seguimiento diario más consistente de la asistencia, con los estudiantes obligados a participar activamente en la enseñanza diaria en cada una de sus clases, y que las escuelas deben intervenir si la asistencia de los estudiantes decae.

“Este año escolar, es esencial que los maestros, estudiantes y familias vean la enseñanza a distancia como una escuela normal”, dice el plan del distrito. “La participación en el aprendizaje a distancia no es opcional”.

Expectativas del educador

A principios de mes, Jackson destacó que en otoño la enseñanza a distancia traería más “controles y equilibrios”, incluyendo un retorno a un sistema de evaluación a los educadores y que debe protegerse el progreso académico de los estudiantes. El martes, el distrito dijo que los maestros estarán disponibles “durante todo el día escolar”, pero no dio más detalles. Los maestros que tienen hijos pequeños han expresado su preocupación sobre cómo es que van a hacer malabares con las responsabilidades del aula y el cuidado infantil.

“¿Dónde está la flexibilidad para los padres trabajadores, incluyendo a miles de nuestros propios miembros?”, dijo Sharkey en reacción al plan. “CPS necesita colaborar tanto con las familias como con los educadores para juntos saber qué tenemos que hacer para que esto funcione”.

Otros aspectos destacados

El distrito comparte que está intensificando los esfuerzos para abordar el bienestar social y emocional de los estudiantes en medio de la agitación de la pandemia. Además del currículo que aborda el tema del duelo, el distrito asegura que está trabajando en agregar actividades de aula virtuales para ayudar a los estudiantes a manejar el estrés y la ansiedad. También se espera que las escuelas ofrezcan oportunidades de actividad física diaria a los estudiantes.

Traducido por Gisela Orozco