Cuáles son los daños del azúcar en los niños

Niños obesos y desnutridos a la vez

niño pastel

Además de caries, el azúcar agregado significa a los niños un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular  Crédito: Mojca JJ | Pixabay

El no limitar a los niños el consumo de cereales y yogures azucarados, jugos, galletas, dulces y panecillos les puede ocasionar daños a la salud que probablemente no imaginabas.

Es importante reducir la ingesta de azúcar en los niños para minimizar el riesgo de que padezca afecciones como la obesidad y la diabetes tipo 2 que a su vez favorecen la hipertensión y enfermedades cardiovasculares, publica la American Heart Association (AHA). 

Los daños físicos como la obesidad, desnutrición y caries se registran desde que son pequeños. También hay daños psicológicos que se revelarán años después.

Desnutrición

El azúcar agregado puede convertir a los niños en obesos y desnutridos. Algunas personas dudan que una persona obesa pueda estar desnutrida, pero así es.

Investigaciones señalan el azúcar agregado promueve el déficit de nutrientes y energía. Los azúcares agregados no solo desplazan a los alimentos nutricionalmente superiores en la dieta, sino que también pueden agotar los nutrientes de otros alimentos que se han consumido, así como de las reservas corporales.

Adultos violentos

Un estudio publicado en The British Journal of Psychiatry decidió probar la hipótesis de que el consumo excesivo de dulces a los 10 años predice condenas por violencia en la edad adulta.

De los adultos que cometieron delitos violentos y cuyos datos se analizaron, casi el 70% comía dulces todos los días cuando eran niños.

Los investigadores consideran que los efectos podrían deberse a que los niños que recibieron muchos dulces no aprendieron a retrasar la gratificación. No poder retrasar la gratificación está relacionado con la delincuencia.

Dar dulces para controlar el comportamiento de los niños o hacerlos obedecer no sería la mejor estrategia.

Caries

Cuando se consume azúcar, las bacterias de los dientes solo tardan 20 segundos en combinarse con ella y convertirse en ácido. Este ácido comienza a atacar el esmalte de los dientes y a descomponerlo.

Dental Associates recomienda que los niños solo beban agua entre comidas, La leche y los jugos es mejor a la hora de la comida. Un niño no debe consumir más de 4 onzas de jugo por día ya que tiene un alto contenido de azúcar, es preferible que coma la fruta entera. La fruta tiene los nutrientes, menos azúcar y los beneficios de la fibra.

Se deben de limitar los bocadillos no saludables y golosinas, pero si hay que elegir uno, optar por el chocolate porque se deshace de los dientes, mientras que los caramelos, las gomitas ácidas y los chiclosos son pegajosos y los azúcares se pegarán por más tiempo. Es mejor darles paletas congeladas hechas de fruta y sin azúcar.

Para tomar en cuenta

La AHA señala que los niños y adolescentes deben consumir menos de 6 cucharaditas de “azúcares añadidos” al día y no beber más de 8 onzas de bebidas azucaradas a la semana. Los niños menores de 2 años no deberían tener azúcares añadidos.

El azúcar agregado no solo está presente en pasteles y galletas, también lo puedes encontrar en otros alimentos como la ensalada de pollo china, salsa barbacoa, panecillos para hamburguesas y aderezos para ensaladas.

Los azúcares agregados tienen una gran cantidad de nombres en las etiquetas de los ingredientes alimentarios, como jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, dextrosa, fructosa, jugo de frutas y más.

Las familias pueden comenzar a entrenar las papilas gustativas de sus hijos temprano. “Los niños están desarrollando hábitos alimenticios y preferencias gustativas que durarán toda la vida”, dijo Rachel K. Johnson, expresidenta del Comité de Nutrición de la AHA.

En esta nota

alimentación infantil Azucar

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain