Poderosas razones para dejar de tomar bebidas light

Algunos consideran las bebidas light como inofensivas, sin embargo es completamente falso. Si bien no contienen azúcar, se relacionan con graves consecuencias para la salud

Beber suficiente agua mantiene el cuerpo hidratado y estimula al cuerpo a eliminar la grasa.

Beber suficiente agua mantiene el cuerpo hidratado y estimula al cuerpo a eliminar la grasa. Crédito: Fernanda Latronico | Pexels

Este año la salud ha tomado una especial relevancia, si bien siempre ha sido un tema importante hoy más que nunca el interés de las personas ha despertado. Con base en ello se ha comprobado la directa relación entre el estado de salud y la alimentación, es por ello que han salido a la luz todo tipo de recomendaciones avaladas por especialistas en medicina y nutrición.

Sin lugar a dudas las que más han llamado la atención han sido las restricciones alimenticias, si bien siempre será relevante conocer sobre los ingredientes de alto valor nutricional y potencial terapéutico. También juega un papel clave mantenernos informados sobre aquellos productos de consumo cotidiano que deterioran la salud y se derivan en diversas afecciones degenerativas. Aunque no lo creas entre los principales se encuentran las bebidas light. 

Podría llegarse a pensar que el consumo de bebidas light es una mucho mejor alternativa para reducir la ingesta de bebidas comerciales de alto aporte calórico, las cuales se caracterizan por contener grandes cantidades de azúcar, conservadores y otras sustancias dañinas. Y sí, es un hecho que las bebidas light (sin importar la variante) son productos con un mucho menor aporte en calorías, sin embargo se cuenta con estudios que han comprobado sus devastadores efectos. 

La primer investigación realizada por científicos de la Universidad de Purdue, se enfocó en los efectos de un alto consumo de bebidas industriales normales (es decir no lights) y han comprobado que las personas que beben entre 1-2 latas de refresco normal por día elevan en un 33% el riesgo de padecer sobrepeso y obesidad. Sin embargo cuando este consumo se reemplazaba por bebidas en su versión de dieta el riesgo de padecer sobrepeso sube a un 65% y el de obesidad a un 41%. 

A la vez se encontró información determinante sobre el consumo de endulcorantes, los cuales se relacionan con afectaciones en las señales químicas del cerebro y una notoria activación del apetito y la saciedad. También los mismos científicos comprobaron que las bebidas de dieta tienen un efecto muy nocivo en el metabolismo, principalmente porque hacen que funcione más lento y esto interfiere en la quema de calorías (el proceso se vuelve muy lento).

El segundo trabajo de investigación titulado Women’s Health Initiative Observational Study y que resulta de gran relevancia, se basa también en un estudio realizado en un grupo de 82,000 mujeres americanas posmenopáusicas de entre 50 y 79 años de edad. En el cual se comprobó la relación entre el consumo habitual de bebidas light, los derrames cerebrales y la enfermedad coronaria: en dicho estudio se comprobaron que aquellas mujeres que bebían dos o más bebidas endulcoradas al día, presentaban un  23% mayor riesgo de accidente cerebrovascular y un 29% más alto de enfermedad cardíaca. 

Lo cierto es que actualmente cada vez contamos con más información que avala los efectos del consumo de bebidas light, las cuales son consideradas inclusive más nocivas que las versiones regulares. Se asocian con una mayor probabilidad de desarrollar:

  • Enfermedades del corazón y derrame cerebral.
  • Diabetes y alteraciones en la glucosa.
  • Síndrome metabólico e hipertensión arterial.
  • Contribuyen  al aumento de peso.
  • Desgastan el esmalte de los dientes. 
  • Mayor apetito y activan la ansiedad por comer.
  • Alteraciones en el estado de ánimo. 
  • Problemas de rendimiento físico y mental.

Probablemente la próxima vez que consideres beber una bebida comercial light lo pienses dos veces. Si bien consumirlas muy ocasionalmente no simboliza un gran problema, lo cierto es que es un hábito que se recomienda evitar a toda costa. Opta por consumir aguas naturales, agua mineral, infusiones, limonadas caseras y tés.

En esta nota

bebidas Dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain