Celebra la Independencia de México con pozole verde de pollo

La receta más fácil del exquisito pozole verde, imprescindible para las fiestas mexicanas

Los tres tipos de pozole más populares son el blanco, el rojo y el verde.
Los tres tipos de pozole más populares son el blanco, el rojo y el verde.
Foto: T.Tseng / Creative Commons

El pozole es uno de los platillos más populares de la cocina mexicana. No hay fiestas patrias sin esta preparación de gran aroma y sabor que tiene origen prehispánico.

Fray Bernardino de Sahagún tenía registros de que Moctezuma recibía un pozole con el muslo de algún muchacho prisionero y sacrificado, durante los festejos en honor a Tonatiuh. La forma de elaboración que hoy se utiliza data del siglo XVIII, según relata el diccionario de la Gastronomía Mexicana Larousse.

La principal característica de esta sopa picante es el maíz cacahuacintle o cacahuacentle, también llamado maíz pozolero. Hay al menos 20 distintas variantes de pozole populares dependiendo la región. Lo hay de carne de cerdo, chicharrón, pollo, pescado y maricos, incluso con frijol negro.

También hay una riqueza en cuanto a la variedad de los chiles, condimentos y acompañamientos usados.

Los tres tipos de pozole más populares son el blanco, el rojo y el verde. Generalmente se sirve con jugo de limón, chile piquín molido, lechuga, rábanos rebanados, cebolla picada, orégano molido y con tostadas para acompañar.

Te enseñamos cómo hacer fácilmente un pozole verde con pollo para disfrutar con toda la familia.

 Ingredientes

  • 1 kilo de maíz cacahuacintle o maíz pozolero precocido
  • 1 pechuga de pollo cocida y deshebrada (600 gramos)
  • ½ kilo de tomates verdes hervidos
  • 2 cucharadas de aceite
  • ¼ de cucharadita de pimienta en polvo
  • 6 chiles serranos hervidos
  • Media cebolla cortada en dos trozos
  • 3 ramas de epazote
  • ¼ de cucharadita de comino en polvo
  • ½ manojo de hojas de cilantro
  • ½ manojo de hojas de perejil
  • Sal al gusto
  • Para adornar y acompañar: hojas de lechuga desinfectada y picada, 1 aguacate grande rebanado, media cebolla picada, 3 limones, 7 rabanitos lavados, desinfectados y cortados en rodajas, orégano triturado al gusto y 14 tostadas.
  • Preparación

    1. Lava el maíz y ponlo a cocer en una olla tapada junto con el caldo de pollo, un trozo de cebolla y media cabeza de ajo (envuelve en pedazo de tela como manta de cielo para poder retirarlo posteriormente).
    2. Cuando el maíz comienza a abrirse, baja el fuego y deja hervir hasta que esté suave y reventado. Retira los ajos.
    3. Licúa los tomates con los chiles y las hojas de cilantro, perejil y epazote, el trozo de cebolla restante y un diente de ajo. Si lo consideras necesario, agrega un poco de caldo.
    4. Cuela la salsa y sofríe en aceite caliente durante 15 minutos. Sazona con comino, sal y pimienta al gusto.
    5. La salsa se incorpora al pozole. Comprueba sazón, cuida que tenga caldo suficiente y deja hervir durante 15 minutos más.
    6. Sirve caliente con pollo deshebrado encima. Adorna con rábanos, lechuga, cebolla, orégano, aguacate y agrega unas gotitas de limón.
    7. Acompaña con tostadas.
    8. Este es uno de los tipos de pozole verde que puedes encontrar en México. También hay con chile poblano, pepitas de calabaza y epazote.