Crean unidad de ayuda legal para inmigrantes en el Condado de Cook

Para ello se aprobaron $350,000 en el presupuesto del condado para el año fiscal 2021

Crean unidad de ayuda legal para inmigrantes en el Condado de Cook
La campaña ‘Defenders for All’ busca dar representación legal y asesoría de inmigración a todo inmigrante que enfrente un proceso judicial. (Cortesía Oficina Comisionada Alma Anaya)
Foto: Cortesía

El Condado de Cook cuenta con una nueva unidad de ayuda en materia de inmigración.

La campaña ‘Defenders for All’ o ‘Defensores para todos’ es una coalición de al menos 40 organizaciones que han luchado por la creación de una unidad de inmigración dentro de la oficina del defensor público del Condado de Cook para proteger a los inmigrantes contra la deportación y la separación de familias.

Esa nueva oficina proporcionará orientación a inmigrantes acusados ​​en casos penales sobre las consecuencias colaterales de inmigración de sus declaraciones.

No tuvieron representación legal

Imelda Salazar, del Proyecto Organizador del Suroeste (SWOP) e integrante de esa coalición, dijo que la idea de la campaña surgió al ver que en 2019 más de 1,400 inmigrantes no tuvieron representación legal en sus audiencias.

Los fondos aprobados para la nueva unidad de inmigración fueron $350,000 en el presupuesto del Condado de Cook para el año fiscal 2021, que inició el pasado 1 de diciembre.

“Estamos brindando orientación a inmigrantes acusados en casos penales, sobre las consecuencias que eso puede tener en sus casos de inmigración”, dijo Alma Anaya, comisionada del Condado de Cook del Distrito 7.

La comunidad inmigrante ahora cuenta con defensores públicos que les brindarán representación legal en las cortes de ese condado. “Básicamente el propósito de esta unidad de inmigración es representar a los inmigrantes en sus audiencias, evitar las deportaciones y proteger a las familias para que no sean separadas”, destacó Salazar.

Este tipo de asesoría se basa en el caso de la Corte Suprema ‘Padilla v. Kentucky’, que requiere que todos los abogados de defensa criminal, incluidos los defensores públicos, informen a sus clientes si una declaración penal conlleva algún riesgo a su condición migratoria, incluido el riesgo de deportación.

Eréndira Rendón, vicepresidenta del Proyecto de Apoyo y Defensa de los Inmigrantes de Proyecto Resurrección, explicó que en ‘Padilla v. Kentucky’ la Corte Suprema ordena que “el abogado que se te pone como defensor público te tiene que avisar cuáles serían las consecuencias migratorias de cualquier crimen del que te declares culpable, o qué es lo que puede suceder con tu caso de inmigración si es que estás en la corte criminal”.

Para muchos, la deportación se desata luego de declararse culpables de un crimen aunque sea menor, dice Rendón. “Queremos asegurar ahora que va a haber un abogado de inmigración dentro de los defensores públicos, que cada persona que entre para su corte de crimen entienda las consecuencias y evite tener las consecuencias de inmigración en su caso”.

El defensor público será para personas detenidas que tengan corte en el Condado de Cook, señaló Rendón, “porque el rol de los defensores públicos, es brindar representación legal a cualquier persona detenida ya sea en la cárcel o en un centro de detención”.

Al provenir los fondos asignados a esta ayuda legal gratuita del Condado de Cook, no representa carga pública que pueda afectar al inmigrante porque los fondos no son federales, destacó Anaya a La Raza.

Rendón dijo que el objetivo es que todos los inmigrantes tengan representación y nadie tenga que presentarse en corte sin un abogado: “todavía no llegamos a eso, se va tardar mucho tiempo, pero esto es un paso hacia esa meta”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.