Rahm Emanuel busca reinventarse y obtener puesto en gabinete de Joe Biden

El exalcalde de Chicago está flotando la idea entre los medios de que él es considerado para el puesto de Secretario de Transportación

Rahm Emanuel busca reinventarse y obtener puesto en gabinete de Joe Biden
Rahm Emanuel, exalcalde de Chicago.
Foto: Getty Images

El exalcalde Rahm Emanuel busca tentativamente ingresar a la administración del presidente electo Joe Biden y anda flotando la idea entre los medios de que él está en la lista corta para ser considerado para el puesto de Secretario de Transportación.

La posibilidad que Emanuel sea parte del gabinete de Biden tiene a algunos políticos, como a la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York, con un mal sabor de boca.

“¿Qué es lo difícil de entender de esto?”, preguntó Ocasio-Cortez en su cuenta de Twitter. “Rahm Emanuel ayudó a encubrir el homicidio de Laquan McDonald. Encubrir una muerte lo descalifica para ejercer un liderazgo público”, dijo la congresista.

En Chicago, la concejal del distrito 33 Rossana Rodríguez está circulando una petición para “desrrecomendar” a Emanuel, la cual ya lleva más de 7,000 firmas.

“Si desea erradicar el racismo sistémico, defender la democracia y construir una sociedad que no deje a nadie atrás, todas las metas dignas mencionadas en su discurso de victoria, podemos pensar en pocas personas peores para el trabajo que el hombre que se ganó el apodo de ‘alcalde 1%’…”, dice en parte la petición que será enviada a Biden.

La petición acusa a Emanuel de ser un alcalde clasista y haber tomado fondos públicos del programa Tax Increment Financing (TIF) para financiar los desarrollos de los vecindarios ricos.

La petición también le recuerda a Biden el escándalo de la muerte de Laquan McDonald, el cual le costó a Emanuel su carrera política en esta ciudad.

Los lectores recordarán que Emanuel, ahora comentarista de televisión, mantuvo en privado el video del homicidio del joven de 17 años, Laquan McDonald, en 2014 hasta que pasaron las elecciones de 2015, cuando después un juez ordenó hacerlo público.

Ya para entonces Emanuel había otorgado $5 millones a la familia de Laquan sin que el Concilio de la ciudad dijera pío. Sus críticos dicen que eso se llama encubrir un homicidio.

Entre otros pecados capitales, Rahm cerró la mitad de las clínicas de salud mental en la ciudad y cerró además 50 escuelas públicas de un solo tajo en Chicago, el número más grande en la historia del país, bajo el dudoso pretexto de que eran medidas de austeridad.

Rahm también aconsejó al presidente Barack Obama no promulgar una reforma migratoria por pensar que esta era “el tercer riel” y le costaría la reelección a Obama, quien lo escuchó, y tiraron a los inmigrantes hispanos debajo del camión.

Otro fiasco de Rahm fue su proyecto de crear un veloz tren supersónico del centro de la ciudad hasta el aeropuerto O’Hare con la ayuda del millonario Elon Musk, algo que no llegó a nada y quedó la imagen de Rahm como un político que promulgaba proyectos sin pies ni cabeza.

Si Biden le da cabida a este camaleón político, las críticas de la izquierda y los progresistas que le dieron su voto y su confianza no cesarán por los próximos cuatro años. Que este prevenido Biden, ¿no creen?