En 2020, los votantes del Condado de Cook votaron en números históricos para elegir jueces

En la elección general de este año, tres de cada cuatro votantes del Condado de Cook votaron a favor o en contra de al menos un juez que buscaba la retención. ¿Es este nivel de compromiso una casualidad o una nueva normalidad?

En el Condado de Cook se votó por la retención de jueces en cantidades históricas.
En el Condado de Cook se votó por la retención de jueces en cantidades históricas.
Foto: Joe Raedle / Getty Images
Este artículo, publicado originalmente en inglés por Injustice Watch, está disponible en español gracias al proyecto “Traduciendo las noticias de Chicago”, del Instituto de Noticias Sin Fines de Lucro (INN).

Este año, más votantes del Condado de Cook participaron en las elecciones de retención judicial que en cualquier otra elección en las últimas tres décadas, según un análisis de datos electorales hecho por Injustice Watch.

La participación en las elecciones de retención ha tenido por lo general, una tendencia a la alza desde 1990 cuando en promedio, menos de la mitad de los votantes hicieron una elección en las elecciones judiciales. Pero este año en promedio, siete de cada 10 votantes votaron en las 60 elecciones de retención del Condado de Cook.

Los votantes expulsaron a un juez que buscaba la retención y llevaron a otros cuatro al  borde, haciendo así la segunda elección consecutiva en la que un juez del Condado de Cook perdió un intento de retención. Entre 1992 y 2016 ni un solo juez perdió la retención entre 1992 y 2016.

Injustice Watch calculó la participación de los votantes judiciales haciendo un promedio del número de votos emitidos en cada elección de retención judicial, dividiéndolo luego por el número total de votos emitidos. Históricamente, algunas elecciones de retención atraen más participación que otras. Este año por ejemplo, el 75% de las personas que votaron también lo hicieron en la elección de retención del juez Michael Toomin, mientras que sólo el 69% de los votantes consideraron la retención del juez Robert Kuzas.

Es difícil decir en definitiva, por qué los índices de participación de los votantes están en aumento. Pero expertos judiciales y activistas comunitarios identificaron varios factores posibles:

  • Campañas dirigidas contra candidatos polémicos realizadas por grupos de defensa y el Partido Demócrata del Condado de Cook.
  • Mayor participación de las redes sociales en torno a las elecciones judiciales y el sistema de justicia penal después del resurgimiento del movimiento Black Lives Matter este verano.
  • La proliferación de guías de votantes que ayudan a la gente a tomar decisiones informadas en las urnas.
  • Con un mayor número de votantes analizando a fondo las elecciones de retención judicial, algunos expertos en elecciones judiciales advierten que las elecciones podrían desviarse de su propósito de evaluar a los jueces en función de su desempeño y en su lugar, convertirse en referendos políticos sobre sus creencias.

    Malcolm Rich es el director ejecutivo del Concilio de Abogados de Chicago, grupo legal que evalúa a los jueces que se postulan para la retención en el Condado de Cook. Dijo que la única manera de hacer que las elecciones judiciales sean justas e independientes, es que una gran parte de los votantes sigan examinando el trabajo de sus jueces y tomen decisiones informadas en las urnas.

    “Los votantes deben ser guardianes para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas de nuestro sistema judicial, al mismo tiempo que equilibran la necesidad de un poder judicial independiente”, dijo Rich. “No podemos permitir que un número pequeño de votantes defina una rama del gobierno de la que dependemos para ayudar a resolver nuestras disputas y para protegernos contra la discriminación y el abuso”.

    Cambios menores, gran influencia

    El Condado de Cook ha realizado contiendas de retención judicial desde 1964, cuando una enmienda constitucional permitió que se dejara de pedir a los magistrados titulares que se presenten en elecciones partidistas para escaños judiciales cuando terminan sus mandatos.

    Los partidarios de las elecciones de retención vieron esas contiendas como una manera de evitar que los jefes políticos tengan control completo sobre el poder judicial. Aun así, los votantes rara vez ejercían su poder para echar a alguien de la banca. Un estudio de William K. Hall y Larry T. Aspin mostró que de 1964 a 1984 sólo 22 jueces de los casi 1,900 perdieron sus asientos para su retención en 10 estados, entre ellos Illinois.

    En 1990 los votantes en el Condado de Cook se opusieron a esa tendencia cuando echaron a siete jueces. El investigador Albert Klumpp dijo que ese año fue probable que tantos jueces perdieran campañas de retención debido a la baja participación electoral en general, una campaña nacional para derrocar a los titulares, y porque los consejos editoriales de los periódicos locales y los grupos jurídicos publicaron recomendaciones similares sobre qué jueces deberían perder sus empleos.

    Después de 1990, la participación en las elecciones de retención judicial aumentó. Klumpp, que ha escrito más de una docena de artículos sobre las elecciones judiciales, atribuye el ascenso a dos cambios fundamentales en la votación. Uno fue la eliminación en 1997 de la “votación directa”, que permitía a los votantes seleccionar la lista completa de candidatos de un partido político para cada cargo haciendo una sola marca en su boleta. El segundo  fue a partir de 2005, con el cambio de boletas con tarjeta perforada a un sistema de votación electrónica.

    “¿Alguna vez votaste en las tarjetas perforadas? Eran terribles. Tenías que usar la perforadora de metal. Era como bordar”, dijo Klumpp. Esos cambios pueden parecer  “un poco tontos y lejanos”, dijo Klumpp, pero al final de la votación “estas cosas menores pueden tener una gran poder”.

    Pero incluso a medida que más personas comenzaron a votar en las elecciones judiciales en la década de 1990, no fue hasta 2018 que otro juez del Condado de Cook perdió una contienda de retención. Ese juez, Matthew Coghlan, enfrentó críticas de grupos legales por su presunto maltrato a abogados de las minorías y por su rol en un caso de condena injusta en el que trabajó cuando era fiscal asistente del estado.

    Ese año el Partido Demócrata del Condado de Cook y el Comité de Responsabilidad Judicial, un grupo legal que se centra en el compromiso de los candidatos judiciales con los “valores progresistas”, organizaron una campaña contra Coghlan. El movimiento podría haber sido un factor en ayudar a elevar la participación judicial a un promedio de alrededor del 69% de los votantes, un aumento del 63% en las elecciones de 2016.

    Las elecciones generales de este año continuaron la tendencia a la alza en la participación de los votantes judiciales, y con ello vinieron más sacudidas en el poder judicial. La jueza Jackie Portman-Brown perdió su intento de retención, mientras que tres jueces se mantuvieron en sus asientos por un 5% o menos, de los votos. (El juez Mauricio Araujo también cayó por debajo del umbral del 60% de votos a favor necesarios para ganar, pero se retiró en octubre después de una audiencia disciplinaria que fundamentó las acusaciones de acoso sexual en su contra).

    Uno de los candidatos que obtuvo la victoria fue el juez presidente de la división de justicia juvenil, Michael Toomin. Grupos de defensa y críticos atacaron a Toomin, alegando que trataba duramente a los jóvenes en su corte. Los opositores de Toomin también dijeron que había obstruido las reformas de la justicia juvenil. En esta elección, tres de cada cuatro personas que votaron en el Condado de Cook votaron a favor o en contra de la retención de Toomin, la mayor participación para una sola contienda judicial en los últimos 30 años.

    Superando la brecha informativa

    Históricamente, las elecciones de retención judicial han planteado problemas relevantes para la participación de los votantes. Los candidatos de retención ocupan la parte más larga de la boleta, y emitir un voto informado puede requerir investigar de manera independiente a docenas de candidatos.

    Este año en el Condado de Cook varias guías electorales judiciales cubrieron la brecha informativa.

    La guía judicial de Injustice Watch 2020 llegó a casi un cuarto de millón de usuarios en línea entre principios de octubre y el día de las elecciones. En comparación, menos de 70,000 visitantes accedieron a la guía en el mes previo a las elecciones generales anteriores, realizadas en el otoño de 2018.

    Stephanie Skora, quien produce la cada vez más popular guía de votación “Girl, I Guess”, dijo que la investigación de Injustice Watch ayudó a informar las recomendaciones de la guía para que los votantes decidan a qué jueces deben decirles que ya no son requeridos. Skora hizo una guía de votación similar para las elecciones de mitad de período de 2018, pero notó un mayor compromiso en torno a las elecciones judiciales de este año.

    “La gente se entusiasmó con la idea de que en estas elecciones nuestros votos cuentan y que a pesar de la historia, no es tan difícil echar a un juez, especialmente si hay una campaña detrás de ello’, agregó Skora. “Me parece que la campaña #DumpCoghlan los despertó a todos”.

    Carlina Green,  de 22 años, votó este otoño en su primera elección en el Condado de Cook. Dijo que usó las guías de “Girl, I Guess” y de Injustice Watch, y las compartió con su familia y amigos.

    “Si [mi familia y amigos] no hubieran tenido un recurso como ese, probablemente no se habrían tomado el tiempo de buscar a cada uno de los jueces individualmente y ver cuál es su historial”, dijo.

    Este año, Trina Reynolds-Tyler y Maira Khwaja también hicieron su propia guía de votación. Reynolds-Tyler y Khwaja co-dirigen TM Productions, una compañía de producción multimedia que promueve el compromiso cívico en las comunidades desatendidas en Chicago. También participaron activamente en organizar mítines y protestas este verano en medio del resurgimiento del movimiento Black Lives Matter.

    Khwaja dijo que sospechaban que el movimiento despertaría un mayor interés en las elecciones de retención judicial entre los votantes, por lo que elaboraron una “hoja de trucos para votantes de Chicago” concisa, con información básica sobre cómo funcionan las elecciones de retención y cómo es que las personas deben votar. Compartieron la hoja de trucos en sus redes sociales. Su público meta eran los votantes que quizá no tuvieron el tiempo para investigar la larga lista de jueces por su cuenta.

    “Sé que no todo el mundo va a leer las 32 páginas de la guía ‘Girl, I Guess’ y no todo el mundo va a hacer clic en cada juez en la guía de Injustice Watch y leer su historial”, dijo Khwaja.

    ‘Estas elecciones ya no son un hecho’

    En el siglo XX, los legisladores estatales abogaron por las elecciones de retención judicial como una forma de que el público hiciera responsables a los jueces mientras los aíslan de las influencias políticas al hacerlos funcionar en su expediente sin afiliaciones partidarias.

    Pero un estudio de 2001 advirtió de una mayor politización de las elecciones de retención de alto perfil, citando varios ejemplos de las elecciones en California, Nebraska y Tennessee. Para algunos, las elecciones de retención en el Condado de Cook van en esta dirección, esto evidenciado por la decisión del Partido Demócrata del Condado de Cook de no apoyar a Toomin, que fue calificado favorablemente por el Chicago Bar Association, el Illinois State Bar Association, y el Consejo de Abogados de Chicago.

    Los partidarios de Toomin —que incluyen a la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot— dicen que la decisión de los demócratas de no aprobarlo fue una venganza política por su decisión de nombrar al fiscal especial Dan K. Webb en el caso contra el ex actor “Empire”, Jussie Smollett. Los patrocinadores de Toomin dicen que eso lo puso en desacuerdo con la Fiscal del Estado del Condado de Cook, Kim Foxx, y su aliada cercana, la Presidenta de la Junta del Condado de Cook, Toni Preckwinkle, quien también preside el comité del partido.

    En una declaración emitida el día de las elecciones, Hanah Jubeh, portavoz del comité de acción política que apoyó la retención de Toomin, dijo que su victoria era una señal clara de que los votantes habían “elegido rotundamente mantener un poder judicial independiente libre de influencia política”.

    Pero la concejala Leslie Hairston (5to. Distrito), negó que la decisión del partido de no apoyar a Toomin fuera una venganza política. Hairston es la vicepresidenta del comité del Partido Demócrata del Condado, que sopesa los avales de los jueces de retención. Dijo que el partido ha dejado de dar el sí a todos los jueces para la retención y que “estas elecciones ya no son un hecho”.

    “Ya no hay un favorito para la retención. La gente está comprometida como nunca antes”, dijo Hairston, cuyo distrito abarca partes de varias comunidades del sur, incluidas partes de South Shore, Greater Grand Crossing y Hyde Park.

    Rich, jefe del Consejo de Abogados de Chicago, dijo que mantener un poder judicial independiente que esté totalmente libre de influencia política es casi imposible cuando los jueces son elegidos públicamente y se enfrentan a un posible retroceso político de los votantes basado en sus decisiones. Pero los colegios de abogados y otros grupos que evalúan a los jueces para su retención deben tener criterios estrictos al decirle a los votantes que deben considerar cuando están llenando sus boletas, aseguró.

    “Tenemos que asegurarnos de que estamos eligiendo un poder judicial sobre la base de cómo se desempeñan en la sala del tribunal y asegurarse de que entienden los problemas y tratan a todos con justicia y sin prejuicios”, dijo Rich.

    Jubeh dijo que no cree que la mayoría de los jueces deberían estar preocupados por el aumento de la atención pública en las elecciones de retención. “Si eres un buen juez y estás haciendo tu trabajo, eres justo y sigues la ley, entonces no hay nada de qué preocuparse”, dijo.

    John Seasly contribuyó al reportaje

    Traducido por Gisela Orozco

    This article first appeared on Institute for Nonprofit News and is republished here under a Creative Commons license.