Aún sin resolver el caso de un anciano latino atropellado fatalmente en La Villita

Familiares dicen que pesquisa policial no avanza y piden ayuda para identificar al conductor fugitivo que atropelló y mató a Eliseo Mendoza, de 86 años

La familia Mendoza ofrece una recompensa de $25,000 por información que conduzca al arresto del responsable que atropelló fatalmente a Eliseo Mendoza el 24 de noviembre de 2020. (Foto Belhú Sanabria/La Raza)
La familia Mendoza ofrece una recompensa de $25,000 por información que conduzca al arresto del responsable que atropelló fatalmente a Eliseo Mendoza el 24 de noviembre de 2020. (Foto Belhú Sanabria/La Raza)
Foto: Impremedia

Familiares de la víctima exigen justicia, no quieren que la muerte de un anciano latino residente de La Villita quede impune.

Ha pasado más de un mes desde que Eliseo Mendoza, de 86 años, fue atropellado mortalmente por un conductor que se dio a la fuga y todavía se desconoce al responsable de su deceso.

El hombre caminaba cerca de la calle 26 y la avenida Sawyer en el vecindario de La Villita alrededor de las 12:30 pm cuando el conductor en una camioneta lo arrolló para luego huir de la escena, el pasado 24 de noviembre de 2020.

Mendoza fue a comprar fruta y leche para su esposa a un supermercado a pocas cuadras de su casa y nunca regresó a su domicilio en La Villita, contó a La Raza Leticia Torres, una de las hijas de la víctima.

La familia Mendoza, el activista comunitario Raúl Montes y miembros de la comunidad están en busca de respuestas,  demandan el esclarecimiento de ese caso y exigen justicia.

Aún no se han hecho arrestos, por lo que la familia Mendoza ha aumentado la recompensa y está ofreciendo $25,000 por información que conduzca al arresto y condena del conductor del vehículo que atropelló fatalmente a Eliseo Mendoza.

Quieren más cámaras

Montes ha abogado por la instalación de cámaras de seguridad a lo largo de la calle 26 durante años, pero sin éxito.

“Si hubieran cámaras se podría disminuir el crimen un poco más o esclarecer muchos crímenes que quedan impunes”, dijo Montes, quien apoya a la familia Mendoza en su lucha.

Por su parte, Torres dice que para que casos como el de su padre no se repitan urge la necesidad de más cámaras de seguridad en ese barrio del suroeste de Chicago.

“La falta de cámaras en los negocios no va evitar que suceda un atropello, un accidente, una violación, no lo van a evitar pero cuando la gente está alerta de que hay cámaras tal vez se pueda reducir el riesgo de todo esto”, destacó Torres.

Eliseo Mendoza, originario de Cuernavaca, México, luego de ser impactado por una camioneta en la cuadra 3200 Oeste de la calle 26 fue llevado al hospital Mount Sinai, donde fue declarado muerto.

A este anciano latino le sobreviven su esposa de 83 años y sus siete hijas. “Este hecho ha causado un daño extremo en la vida de mi mamá, ella está devastada”, dijo Torres a La Raza.

Eliseo Mendoza, originario de Cuernavaca, México, se estableció en Chicago desde 1968. (Cortesía familia Mendoza)

Otra estadística más

Montes mencionó a La Raza que es triste que este caso sea otra estadística más de una muerte sin resolver, que nadie está dando información  y que muchas veces las personas que saben algo prefieren no hablar ni involucrarse por temor a represalias.

“Si alguien vio algo que hable, porque ese fue el papá de alguien, esa fue una vida que se perdió. Si ese hubiera sido familia de ellos quisieran que alguien hablara, tiene que haber justicia”, enfatizó el activista.

El médico forense del Condado de Cook dijo que la muerte de Mendoza fue causada por heridas contundentes en la cabeza debido a que un vehículo lo atropelló.

El Departamento de Policía de Chicago publicó una foto de un vehículo descrito como un SUV color negro o gris oscuro marca GMC Acadia, de años entre 2008 y 2012, con matrícula desconocida y el cual se presume estuvo involucrado en el atropellamiento que cobró la vida del abuelo latino.

Torres no ve avances en la investigación sobre la muerte de su padre, dice que la policía de Chicago aún no identifica al responsable ni las placas del vehículo que se presume está involucrado en el atropello que causó la muerte de su padre. Ella asegura que seguirá luchando con su familia hasta que se haga justicia.

La policía de Chicago continúa investigando el caso. Para comunicarse con la Unidad de Investigación de Accidentes Mayores del CPD llamar al teléfono 312-745-4521.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois, la Robert R. McCormick Foundation, el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project y la Google News Initiative. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.