Francisca Lino vuelve a refugiarse en una iglesia de Chicago por temor a la deportación

El alivio temporal contra la deportación del presidente Joe Biden sufrió un duro revés volviendo a dejar en las sombras a Francisca Lino y a millones de indocumentados

Francisca Lino para evitar la deportación permanece refugiada en la iglesia Metodista Unida San Adalberto en Humboldt Park, desde hace tres años. (Belhú Sanabria / La Raza)
Francisca Lino para evitar la deportación permanece refugiada en la iglesia Metodista Unida San Adalberto en Humboldt Park, desde hace tres años. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Impremedia

Chicago.- La alegría y la ilusión de volver a casa con su familia duró poco tiempo para la inmigrante indocumentada Francisca Lino.

Esta madre de seis hijos dejó la iglesia Metodista Unida San Adalberto en el barrio de Humboldt Park, lugar donde se refugió por más de tres años para evitar la deportación, el sábado. Ella quería pasar unos días con su familia en su casa de Romeoville.

La mujer sabía que no podía ser deportada porque el presidente Joe Biden promulgó una orden ejecutiva de moratoria contra las deportaciones por 100 días, la cual entró en vigor, el pasado viernes.

Pero ese alivio duró menos de una semana, para los indocumentados que decidieron salir de las sombras temporalmente como Lino, amparados por la orden ejecutiva de Biden.

El panorama se volvió sombrío para los 11 millones de indocumentados, incluida Lino cuando un juez federal en Texas bloqueó temporalmente este martes la medida del gobierno de Biden para suspender las deportaciones, lo que significa un duro golpe a una de las primeras acciones de la actual administración en materia de inmigración.

Ya de regreso en la iglesia, Lino habló en una conferencia de prensa el miércoles sobre su visita a su familia. Dijo que recibió una llamada de su pastora de la iglesia avisándole que tenía que volver al santuario debido al bloqueo de la orden ejecutiva.

 

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.