Viene un tren llamado reforma migratoria, suban todos a bordo

Apoyar la reforma migratoria es clave y no hay tiempo que perder

Viene un tren llamado reforma migratoria, suban todos a bordo
Una protesta en Chicago en favor de los derechos y le legalización de los indocumentados en EEUU.
Foto: Getty Images

La inmigrante mexicana Francisca Lino abandonó su santuario en el norte de la ciudad el pasado 23 de enero después que el Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés,) declaró una moratoria contra ciertas deportaciones.

Pero, como sucede en la vida, el juez federal Drew B. Tipton, del distrito sur de Texas, declaró la moratorio “muy probablemente ilegal” y dijo que no tenía “justificación razonable” para cesar las deportaciones de inmigrantes sin delitos graves.

La orden del juez llegó después de una demanda sometida por el procurador general de Texas, Ken Paxton.

Así que ante el potencial riesgo de quizás ser detenida y deportada, Francisca Lino, una madre de seis hijos, regresó el pasado martes a la Iglesia Metodista Unida Adalberto, en el barrio de Humboldt Park. A veces es mejor estar seguro que lamentar.

La orden del juez Tipton es por solo 14 días y mientras tanto los abogados de la administración Biden estarán apelando esta decisión que nos parece insensible y racista, en especial en un estado que con frecuencia trata a las minorías y a los inmigrantes como si fueran terroristas.

Aun así, hay un tren llamado reforma migratoria que está empezando a andar en el país y hay varios indicios de que los cambios esta vez no se harán esperar. Así que a los inmigrantes y a los activistas les aconsejo que suban pronto a bordo porque el que se  demore ya no alcanzará este tren.

En otras palabras, tanto los demócratas como las organizaciones hispanas está vez ya no están dispuestos a esperar un día más.

Jacobita Cortes, la pastora de la iglesia Metodista Unida Adalberto, dijo que Emma Lozano y ella están trabajando en buscar apoyo a la propuesta H.R. 8585, The American Right to Family Act, que el congresista Bobby Rush reintroducirá en el Congreso.

Dicha propuesta, de convertirse en ley, podría reunificar a personas sin delitos graves que fueron deportadas y separadas de sus familias en los últimos años y se revisarían los múltiples casos de esta aberración de leyes de inmigración del país más poderoso del mundo que atacan a mansalva a los seres más débiles que son los inmigrantes hispanos.

“Estamos luchando por esta propuesta,” dijo Cortés, “para que las madres no sean separadas de sus hijos”.

Por otra parte, el congresista Jesús ‘Chuy’ García, del Distrito 4 de Illinois, y otros congresistas introdujeron esta semana la propuesta de ley ‘New Way Forward’ que daría marcha atrás a leyes que resultan en perfil racial, encarcelamiento desproporcionado, deportaciones y separación de familias inmigrantes.

“Demasiadas familias en Chicago y en todo nuestro país están destrozadas por leyes racistas y antiinmigrantes que se utilizan para justificar la deportación y el encarcelamiento masivo. Es hora de reimaginar un sistema de inmigración guiado por la justicia y la compasión,” dijo el congresista García, orgullo de La Villita y Durango.

Esperamos que, en unos pocos días, Francisca Lino sí pueda salir a ver la luz y a disfrutar de la libertad. En fin, de eso se trata el Sueño Americano.