Despliegue de unos 1,200 agentes en la frontera con México por la “crisis migratoria”

La Patrulla Fronteriza reforzó la frontera con unos 1,200 agentes y abrirá un nuevo centro de detención y una instalación para hospedar a niños sin acompañantes

Muro fronterizo entre Estados Unidos y México en El Paso, Texas.
Muro fronterizo entre Estados Unidos y México en El Paso, Texas.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Nuevas instalaciones y más agentes se han desplegado en la frontera con México, con el fin de detener a los inmigrantes recién llegados debido al número creciente de personas que buscan cruzar hacia Estados Unidos.

La Administración del presidente, Joe Biden, considera que están enfrentándose a una situación de emergencia y que deben tomar medidas excepcionales para tratar de controlarlas.

Se ha decidido desplazar a unos 1,200 agentes adicionales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) desde la frontera con Canadá y zonas costeras a las áreas del sur con México, en especial en el sector del valle del Río Grande, en Texas.

Adicionalmente, la Patrulla Fronteriza anunció este viernes que se están encargando de levantar una instalación en  Eagle Pass, en Texas, para los migrantes detenidos, en vista de que “desde abril de 2020, la CBP ha detectado un aumento de cruces en la frontera”, contaron a la cadena NBC News.

El gobierno también volvió a abrir una instalación creada por la Administración del expresidente, Donald Trump, para hospedar a unos 700 menores sin acompañantes, en donde decenas de niños ya han sido trasladados, informó el Departamento de Salud.

La Administración de Biden considera que cada vez es más difícil la presión migratoria en la frontera. “Si se junta todo, con el número de niños que tenemos, el COVID-19 y la falta de instalaciones adecuadas para este tipo de población, esta es claramente una crisis migratoria“, anunció una fuente del Departamento de Seguridad Nacional a Fox News.

A pesar de estas nuevas operaciones, sigue en vigor la política conocida como Título 42, que permite a las autoridades migratorias expulsar a inmigrantes detenidos al entrar en Estados Unidos, justificada por la necesidad de evitar contagios por la pandemia de COVID-19.