El Pentágono de EE.UU. autoriza que la Guardia Nacional se mantenga en el Capitolio

La Guardia Nacional trabajará de la mano con la Policía del Capitolio para garantizar la protección del Congreso de EE.UU.

El Pentágono de EE.UU. autoriza que la Guardia Nacional se mantenga en el Capitolio
El Capitolio de EE.UU., en Washington D.C.
Foto: MANDEL NGAN / Getty Images

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, aprobó una solicitud de la Policía del Capitolio de Estados Unidos para mantener a unos 2,300 efectivos de la Guardia Nacional durante gran parte de la primavera hasta el 23 de mayo, anunció el Pentágono en un comunicado este martes.

La presencia de la Guardia representará “una reducción de casi el 50% de la fuerza de apoyo actual“, dijo John Kirby, en un comunicado de prensa del Pentágono.

El Pentágono ha autorizado que los funcionarios del área trabajaran de la mano con la Policía del Capitolio para “reducir gradualmente la huella de la Guardia Nacional, según lo permitan las condiciones”.

“Agradecemos a la Guardia Nacional su apoyo a lo largo de esta misión, así como por sus importantes esfuerzos en todo el país para combatir la pandemia de COVID-19”,  dijo el departamento liderado por Austin.

La Policía del Capitolio había solicitado apoyo de la Guardia Nacional, en vista de las múltiples amenazas que nuevamente se hicieron presentes, que tendrían como fin atacar el edificio y a varios legisladores como el pasado 6 de enero.

Fue Russel L. Honore, general del Ejercito, quien llevó a cabo el informe para recomendar el aumento del poder del jefe de la Policía del Congreso e impulsar un mayor número de agentes. 

Asimismo, resaltó la importancia de incrementar el número de vallas de la zona, especialmente “en momentos de crisis”, además de realizar cambios en las fuerzas con respecto a la interacción en la región.

Según la cadena de noticias ABC, el exjefe de la Policía del Capitolio, Steven Sund, dijo que hubo problemas a la hora de desplegar a la Guardia Nacional en el ataque del 6 de enero y que estaban “insuficientemente equipada y mal entrenada” para garantizar la protección del edificio.

Sund sugirió añadir a otros 854 agentes para desempeñar diferentes funciones, incluido labores de Inteligencia. Si esta medida es aprobada, podrían ser 2,000 miembros de la Policía del Capitolio los que protegerían el edificio y se convertiría en uno de los mayores departamentos del país.

Los agentes trabajarían 720,000 horas extras en el último año fiscal para poder garantizar la seguridad del Congreso, un modelo que Honore considera “insostenible”.