Roban en iglesias y guarderías en un vecindario al suroeste de Chicago

Tras una serie de robos y allanamientos en iglesias y una guardería en el vecindario del West Pullman, la Policía de Chicago emitió una alerta comunitaria

Iglesias y guarderías se han convertido en el blanco de los dueños de lo ajeno en un barrio del suroeste de Chicago. Foto Captura de video ABC7
Iglesias y guarderías se han convertido en el blanco de los dueños de lo ajeno en un barrio del suroeste de Chicago. Foto Captura de video ABC7
Foto: Cortesía

Chicago.- Ladrones están haciendo de las suyas en un barrio al suroeste de Chicago.

Un pastor del área le dijo a ABC7 que su iglesia ubicada en el barrio de West Pullman fue asaltada tres veces.

Iglesias y guarderías se han convertido en el blanco de los dueños de lo ajeno, quienes ahora están robando alimentos de las despensas de las iglesias, Ipads e instrumentos musicales donados.

Tras una serie de robos y allanamientos en iglesias y una guardería en el vecindario de West Pullman, la Policía de Chicago emitió una alerta comunitaria.

Los atracadores han abierto puertas y roto ventanas para ingresar a las iglesias y robarse dinero, equipo musical e informático y más, según la Policía de Chicago.

Shelly Swansey propietaria de la guardería infantil Laughs and Giggles y del Centro de Aprendizaje Joyful Steps cerca de las calles 119 y State, dijo a ABC 7 que estima que ha perdido entre $80,0000 a $ 90,000 como producto de los robos, en la que sus negocios fueron el blanco de los atracos un total de siete veces.

“Tuvimos la suerte de obtener $9,000 de la Ley Cares y pudimos obtener nuestro PPE”, dijo Swansey. “Ordené todas las cosas y desafortunadamente, tal vez estaban mirando cuando las traje, pero literalmente a la noche siguiente entraron a la escuela y robaron todo”.

Los ladrones han sido capturados por las cámaras de seguridad.

La Policía de Chicago dijo que al menos tres iglesias han sido asaltadas desde febrero.

Uno de los templos asaltados fue el del pastor Josh Reese quien dirige la Iglesia de Dios ubicada en el barrio de West Pullman. Su lugar de culto ha sido atacado tres veces, la más reciente, hace apenas una semana. Reese dice que se llevaron su teclado, el sistema de megafonía, destruyeron la caja fuerte -que estaba sin dinero- y una de las puertas de planta baja del edificio.

En al menos tres de los casos, las cámaras de vigilancia estaban encendidas y se capturaron imágenes de cuando estuvieron ocurriendo los atracos. La Policía de Chicago dijo que están investigando los incidentes.

Cualquier persona que tenga información sobre los atracos debe comunicarse con los detectives al teléfono: (312) 747-8273.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.