Biden compartirá vacunas con el mundo si sobran en EE.UU.

La Casa Blanca aseguró que algunas dosis serán reservadas en caso de que el efecto de las vacunas comenzaran a disminuir

Biden compartirá vacunas con el mundo si sobran en EE.UU.
Joe Biden, presidente de los EE.UU.
Foto: Doug Mills / Getty Images

El presidente, Joe Biden, anunció durante un acto en la Casa Blanca que su Administración compartirá con el resto del mundo las vacunas contra el COVID-19 si tiene excedentes.

“Si tenemos excedentes, los vamos a compartir con el resto del mundo“, dijo Biden durante el acto, en donde se celebraba el acuerdo por el que la farmacéutica Merck ayudará a fabricar la vacuna de Johnson & Johnson.

El anuncio de la cooperación se da luego de que su Gobierno comprara otras 100 millones de dosis de la vacuna de J&J, esto lo había insinuado tiempo atrás la Casa Blanca pero aún no había confirmación de la colaboración.

La acumulación de dosis por parte de Estados Unidos y otros países ricos ha generado preocupación en algunos expertos, debido a que eso podría repercutir en la incapacidad de otros países con menos recursos de conseguir las dosis en menos tiempo, lo que llevaría al riesgo de mutaciones del virus.

Sin embargo, Biden insiste que su Administración donará $4,000 millones a la plataforma COVAX para el desarrollo y la distribución equitativa de las vacunas hasta el 2022 y que además, compartirá los excedentes una vez que se haya inmunizado a toda su población. 

“Esto no es algo que pueda detenerse con una valla o un muro, por altos que sean. Así que no vamos a poder estar seguros hasta que el mundo esté seguro”, señaló el presidente. “Vamos a asegurar que cuidamos primero de los estadounidenses, y después vamos a intentar ayudar al resto del mundo”.

Este gran pedido a la compañía de Johnson & Johnson es una precaución por si las otras dos farmacéuticas, Pfizer y Moderna, se toparan con problemas de manufactura.

“Pueden cambiar muchas cosas. Tenemos que estar preparados”, afirmó Biden.

Por otro lado, Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, dijo que los excedentes podrían utilizarse para vacunar a los niños de Estados Unidos una vez que se compruebe que las vacunas son eficaces en menores.

El Gobierno de Biden también quiere reservar algunas unidades en caso de que sea necesario “reforzar la inmunidad” de los que ya fueron vacunados, si se descubre que las dosis de las tres compañías podría disminuir.