Dreamers y tepesianos podrían obtener pasantías o trabajar en el Congreso

El proyecto para que los dreamers y tepesianos trabajen en el Congreso ya cuenta con un apoyo de otros 17 senadores demócratas

El Capitolio de EE.UU., en Washington D.C.
El Capitolio de EE.UU., en Washington D.C.
Foto: MANDEL NGAN / Getty Images

Do senadores demócratas buscan promover una ley que revoque la prohibición de que los beneficiarios de los programas Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), mejor conocido como los “dreamers” y los de Estatus de Protección Temporal (TPS), conocidos como “tepesianos”, trabajen en el Congreso. 

Bajo las leyes vigentes, los empleos pagados dentro de la Cámara de Representantes o el Senado solo están disponibles para los ciudadanos estadounidenses, residentes legales permanentes en trámite para obtener la ciudadanía o algunos refugiados.

“Las leyes creadas aquí, en el Congreso, afectan a todo el país y sin embargo por mucho tiempo hemos omitido reflejar la diversidad de Estados Unidos en nuestro proceso legislativo“, afirmó Catherine Cortez Masto, senadora demócrata por Nevada.

La legislación de Masto junto con el senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, “eliminaría los obstáculos actuales que impiden que algunas de las mentes jóvenes más brillantes trabajen en la Cámara y el Senado”.

El programa DACA, creado por el expresidente, Barack Obama, en 2012, impidió la deportación de unos 800,000 inmigrantes que eran menores de edad cuando fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos, y que se conocen como “dreamers”.

Por otro lado, el TPS incluye unas 411,000 personas de una decena de países donde ocurrieron desastres naturales o existen conflictos violentos que requieran un amparo temporario de sus ciudadanos.

El demócrata Durbin dijo que ha conocido a “cientos de soñadores que contribuyen a sus comunidades como maestras, enfermeras, ingenieros, soldados, defensores de los derechos civiles y mucho más”.

“Muchos soñadores y beneficiarios de TPS están dedicados al servicio público y no tiene sentido que el Congreso se prive de estos talentos“, señaló Durbin.

Este proyecto ya cuenta con el apoyo de otros 17 senadores demócratas y grupos como United We Dream, UnidosUS, Servicios Luteranos de Inmigración y Refugio, y la Coalición por Derechos Humanos de Inmigrantes (CHIRLA).