Residentes de Jackson en Mississippi llevan un mes sin agua

En la ciudad de Jackson continúa la advertencia de hervir el agua antes de su uso

Residentes de Jackson en Mississippi llevan un mes sin agua
El alcalde de Jackson, Chokwe Antar Lumumba, habla durante una conferencia de prensa el 8 de marzo de 2021 en Jackson, Mississippi.
Foto: Michael M. Santiago / Getty Images

En el sur de Jackson, en Mississippi, se cortó el suministro eléctrico a mediados de febrero por las bajas temperaturas que llegaron a los -20°C, mucho de los residentes del lugar han tenido que recurrir a sus generadores y a las reservas de agua que compraron antes de la llegada de la tormenta invernal.

En las últimas tres semanas, los habitantes de la ciudad han abierto los grifos pero no han obtenido agua en gran parte de Jackson, incluso después de que se había anunciado el día viernes que el servicio de agua había sido restaurado.

En muchos lugares como el Centro de Aprendizaje de Conexión Global, una guardería que atiene a 59 niños, aún continúan con una cinta adhesiva sobre los lavados, ya que se mantiene la advertencia de hervir el agua antes de usarla. 

Se estima que al menos 40,000 residentes en Jackson se quedaron sin agua potable debido a que las autoridades aún no confirman si la mayor parte del agua sea limpia; sin embargo, ya los habitantes no derriten el hielo ni recolectan agua de lluvia para bajar los inodoros, sino que la hierven.

“Simplemente (se trata) de conseguir agua y tratar de que esté bien”, confirmó Alonzo Mabry, residente del sur de Jackson, quien recorre la ciudad en busca de agua embotellada gratuita para su madre de 94 años, que está postrada en cama.

Adicionalmente, las olas de fríos anteriores han provocado roturas en tuberías de agua, los lugareños afirman que los problemas de este año han sido “los peores en la historia reciente”.

Danyelle Holmes, directora de la Campaña de los Pobres y residente de Jackson, ha ayudado a distribuir agua en la ciudad en el último mes, después de ver varios anuncios de organizaciones benéficas internacionales que mostraban a familias y niños pequeños llenando potes y jarras con agua.

Por otro lado, la ciudad cuenta con un problema de infraestructura estimado en $2,000 millones, que sería el coste de las reformas atrasadas del sistema de agua y alcantarillado, que cuenta con un presupuesto anual de $300 millones.

A esto se le suma que el 25% de los residentes de Jackson viven por debajo del umbral de pobreza, los ingresos medios de la ciudad están por debajo de los $39,000 anuales; aunque Jackson es la ciudad mas grande de Mississippi, el 82% son residentes afroamericanos sufren grandes problemas, según Noticias Telemundo.

La ciudad lucha para cobrar facturas de agua atrasadas de los residentes, mientras son ellos que dicen que reciben facturas exageradas de $1,000 o más.

Charles Williams, director de Obras Públicas de Jackson, declaró que la principal prioridad es asegurarse de que los residentes vuelvan a tener agua corriente segura.