A EEUU le conviene fortalecer las economías de Centroamérica

EEUU debería firmar un plan de rescate de Centroamérica con énfasis en elevar sus economías, mejorar su infraestructura y relocalizar a miles de centroamericanos a Estados Unidos en calidad de refugiados

A EEUU le conviene fortalecer las economías de Centroamérica
Miles de inmigrantes ilegales cruzan la frontera para ingresar a Estados Unidos todos los días en busca de mejores oportunidades
Foto: OMAR TORRES / Getty Images

Los republicanos en el Congreso están haciendo alarde de los niños no acompañados que están llegando a la frontera desde Centroamérica. A toda costa quieren calificar a este suceso como “una crisis” pero la verdad es que lo que está sucediendo en la frontera es el resultado de múltiples intervenciones de Estados Unidos en Centroamérica.

Quitémonos la amnesia histórica que muchos estadunidenses tienen sobre esta región y demos una mirada al pasado.

Es casi seguro que si Estados Unidos no hubiera interferido en Guatemala en 1954, este país centroamericano hoy seríaun país solvente y fuerte y sus ciudadanos no tendrían la necesidad de llegar a nuestra frontera para pedir asilo. Fue en 1954 que EEUU derrocó al democráticamente electo presidente Jacobo Árbenz e instaló a un títere.

EEUU ocupó Nicaragua en 1912 y luego otra vez en 1926 hasta que el nicaragüense Augusto Sandino los expulsó en 1933. En tiempos más recientes, este país apoyó al dictador Anastasio Somoza.

En la década de 1980, este país intervino en El Salvador, desplazando a miles de salvadoreños y causando daños irreparables a su economía.

En 2009, el presidente Manuel Zelaya, de Honduras, fue depuesto en un golpe de estado y este país, en vez de protestar, apoyo la salida de Zelaya.

Se dice que los pecados de los padres serán visitados a sus hijos y la llegada de los centroamericanos es solo el resultado de las varias intervenciones de EEUU en esta región. Esto ha dejado a Centroamérica inestable, pobre y dirigida por gobiernos débiles.

En vez de mirar a Europa, este país debería echar un vistazo a Centroamérica y poner en práctica medidas conducidas a estabilizar económicamente a esta región.

EEUU debería firmar un plan de rescate de Centroamérica con énfasis en elevar sus economías, mejorar su infraestructura y relocalizar a miles de centroamericanos a Estados Unidos en calidad de refugiados.

El plan debería ser de 10 años y debe incluir llevar a los centroamericanos desde su país a Estados Unidos. Ya en EEUU, los inmigrantes pueden ser relocalizados en el interior del país, así como se relocalizó a los refugiados vietnamitas después de la Guerra en Vietnam.

Con una infusión de fondos y ayuda para mejorar las economías de Centroamérica, en 10 años sus ciudadanos ya no tendrían necesidad de emigrar para poder comer y trabajar.

La pobreza, inestabilidad e inseguridad en Centroamérica, de la cual huyen hoy sus ciudadanos, no se crearon solas ni en un solo día. Este país tiene un historial largo de intervencionismo y saqueo de los bienes materiales de Centroamérica y, lo más cuestionable, de no dejar a estos países buscar su propio destino político.

Que los republicanos lo entiendan bien: ningún inmigrante centroamericano viene a mendigar o a quitarle el pan a los demás. Los inmigrantes vienen a trabajar, a crear nuevos negocios y oportunidades y fortalecen a nuestra economía.

Aunque es loable el trato humano que el presidente Joe Biden está dando a los inmigrantes en la frontera, este país debe ir más allá y remediar una situación que EEUU ayudó a crear.