Familia latina de niño asesinado en tiroteo por un policía en La Villita exige justicia

El incidente fue captado en el video de la cámara corporal, pero no puede ser liberado sin una orden judicial

Familia latina de niño asesinado en tiroteo por un policía en La Villita exige justicia
Adam Toledo, de 13 años junto a su madre. Foto Cortesía familia Toledo
Foto: Cortesía

Chicago.- La familia del menor asesinado por la policía de Chicago a principios de esta semana en un supuesto ‘enfrentamiento armado’ contrató a un abogado y quiere buscar justicia por su muerte.

Un menor de 13 años fue asesinado a tiros por un oficial de la Policía de Chicago la madrugada del lunes en La Villita, durante lo que la policía llamó un ‘enfrentamiento armado’

El hecho se produjo después de que la policía respondió a una llamada de disparos.

El menor fue identificado el jueves como Adam Toledo, de 13 años, de La Villita, por la oficina del médico forense del Condado de Cook.

 

Los oficiales respondieron a una alerta de ShotSpotter alrededor de las 2:35 am y vieron a dos hombres parados en un callejón en el vecindario de La Villita, en el suroeste de Chicago, se indicó en un comunicado de la Policía de Chicago.

Una persona armada salió corriendo del lugar y un oficial de policía le disparó en el pecho durante un ‘enfrentamiento armado’ en la cuadra 2300 sur de la avenida Sawyer en La Villita, dijo la policía. El individuo resultó ser un menor de 13 años, que fue identificado como Adam Toledo, quien murió en el incidente.

El otro sujeto que también huyó de la policía inicialmente fue arrestado y acusado de resistirse al arresto.

La policía compartió una foto de un arma supuestamente recuperada en el lugar de los hechos.

Por su parte, el oficial que disparó fatalmente al menor fue puesto en servicio especial en oficina durante 30 días, mientras la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA) investiga el tiroteo, indicaron las autoridades.

Los oficiales dicen que el menor estaba armado y huyó de la policía con el otro sospechoso.

El oficial disparó un tiro, según la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA).

La policía compartió una foto de un arma supuestamente recuperada en el lugar. Un segundo sospechoso, Rubén Román, de 21 años, está acusado en el incidente de un delito menor por resistirse a un oficial.

Una fuente le dijo a ABC 7 que Roman es un conocido pandillero.

La familia del niño emitió un comunicado durante la noche del jueves, calificando su muerte como resultado de “la conducta irrazonable de un oficial de Policía de Chicago”.

El comunicado también dijo que aunque Toledo fue asesinado el lunes, su familia no fue notificada durante dos días.

El concejal del Distrito 12 George Cárdenas dijo a ABC7 el viernes que quedan dudas sobre por qué Roman estaba con Toledo en medio de la noche.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, está pidiendo la publicación del video de la cámara corporal del incidente.

El incidente fue captado en el video de la cámara corporal, pero no puede ser liberado sin una orden judicial.

 

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.