Trabajadores hispanos acusan de robo de salario a agencia de empleo temporal de La Villita

Varias organizaciones de defensa de derechos laborales de Chicago ayudan a los empleados para que reciban el pago que les corresponde

Trabajadores hispanos acusan de robo de salario a agencia de empleo temporal de La Villita
Trabajadores de la agencia de empleo temporal Center Staffing de La Villita exigen que se les paguen sus horas trabajadas y no con cheques sin fondos. (Cortesía Chicago Community and Worker’s Rights)
Foto: Cortesía

Trabajadores hispanos exigen a la agencia de empleo temporal Center Staffing de La Villita que les pague lo que, afirman, se les debe por sus horas trabajadas y no con cheques sin fondos. La acusan de robo de salario.

La agencia temporal Center Staffing de Chicago está ubicada en la calle 26, en el barrio de La Villita en el suroeste de esa ciudad.

Trabajadores protestaron contra el robo de salarios el viernes 26 de marzo afuera de Center Staffing, pero hasta el cierre de edición no habían obtenido respuesta de parte de esa agencia.

Esta agencia de empleo temporal contrata a personas para trabajar en diferentes compañías pero ¿quién es responsable de pagar a los trabajadores de las agencias de empleo temporal?

De acuerdo a Jorge Mujica, organizador de campañas estratégicas con Arise Chicago, organización que aboga por los derechos de los trabajadores, la agencia temporal es el patrón legalmente responsable de pagar, pero por ley se pueden tardar hasta 13 días en pagar a los trabajadores.

Martín Hernández cuenta que fue contratado por Center Staffing del 12 de enero al 16 de enero para trabajar en una compañía. Dice que le deben 43 horas y 45 minutos de salario, un total de $600.

Hernández cuenta que acababa de llegar de México, vio esa agencia temporal en su barrio y fue a solicitar empleo. Lo contrataron y trabajó, pero hasta ahora no le pagan. “Me dijeron no se preocupe en una semana ya está su cheque, después que en dos semanas y así me han llevado y nunca me han pagado”, dijo Hernández, residente de La Villita.

Hernández recuerda que la última vez que fue a cobrar lo que le adeudan, una trabajadora de la agencia temporal llamó a la policía porque le dijeron que se saliera de la oficina y él no se iba.  “Yo les dije páguenme y me voy. Si no me pagan, ¿cómo me voy a ir? Ya tienen mucho tiempo. Ellos dicen que no les ha pagado la compañía, pero yo les digo que quien me contrató fueron ustedes”.

A Hernández le urge que le paguen su dinero, ha tenido dificultades para pagar su renta y servicios básicos. “Imagínese, dos meses y medio que estoy esperando y hasta ahora no me pagan”, mencionó Hernández, de 61 años.

Ángel Rangel, de 19 años, también fue contratado por la agencia temporal Center Staffing. La madre del joven, Angélica Loera y quien también lo representa, dice que su hijo ha recibido hasta dos cheques sin fondos. Le deben el pago de 23 horas y 30 minutos del mes de diciembre.

“Vamos a seguir luchando hasta que les paguen porque no es justo, ellos se levantan a trabajar y madrugan y a lo mejor hasta pagan ‘ride’, y para que no les paguen, no es justo”, dijo Loera a La Raza.

En vista de que la agencia temporal no les paga, ellos decidieron unirse y buscar ayuda en Chicago Community and Worker’s Rights, Chicago Workers Collaborative, Raise the Floor Alliance, organizaciones que están abogando por estos trabajadores que ahora se están organizando para exigir que les paguen por sus horas trabajadas.

Martín Unzueta, director ejecutivo de Chicago Community and Worker’s Rights, dijo que desde diciembre empezaron a recibir llamadas de trabajadores que decían que una agencia temporal no les pagaba. Por ahora, están juntando información e investigando. Calculan que hasta el momento hay al menos 156 trabajadores a los cuales probablemente se les debe el pago de algunos días, incluso de una o dos semanas. Según él se trataría de robo de salario.

De acuerdo a la experiencia que tiene Unzueta abogando por los derechos de los trabajadores, él dijo que estas compañías que trabajan con oficinas de trabajo temporal incluso pagan por adelantado y hacen contratos. “Las agencias de empleo temporal tienen el dinero para pagarle a su gente, de hecho no pagan lo mismo, las agencias temporales reciben de 2 a 5 dólares más por hora por cada uno de los trabajadores que las compañías reciben”, explicó Unzueta a La Raza, quien también dijo que lo que se necesita hacer es juntar más evidencia para hacer una demanda fuerte contra la agencia temporal.

Unzueta dijo que se pierden 7.3 millones de dólares a la semana en robo de salario solamente en el Condado de Cook siendo los más afectados trabajadores latinos y afroamericanos.

Ante medios de comunicación, trabajadores y sus representantes exigieron a Central Staffing el pago de los salarios que les adeudan. (Cortesía Chicago Community and Worker’s Rights)

‘Se me partía el corazón ver gente llorando por su cheque’

Laura, quien prefiere omitir su apellido, dice que trabajó en Center Staffing desde diciembre para esa agencia de empleo temporal de La Villita y tampoco le han pagado por 74 horas trabajadas para la oficina. Dice que la posición para que la contrataron era checar el ingreso y salida de los trabajadores, pero no para encargarse de los cheques.

“A mí me dejaron con un ‘paquete’ que no me correspondía. La gente se levantaba en contra de mí y de otra muchacha, llegaba bien enojada a decir que habían ido al banco y a la casa de cambio y no les querían cambiar los cheques porque no tenían fondos”, explicó Laura, quien también dijo que algunos cheques cubrían las horas completas y, en algunos casos, habían trabajadores que ni cheques recibían por sus horas trabajadas.

La mayoría de los trabajadores de la agencia temporal son mexicanos, pero también hay guatemaltecos, salvadoreños, hondureños, afroamericanos y uno que otro blanco, señaló Laura. “A mí se me partía el corazón ver gente llorando por su cheque, que no tenía qué comer, ni para mandar a su familia en México”.

“La situación está difícil en estos tiempos. Tengo mis cosas metidas en un ‘storage’ porque no tuve dinero para pagar la renta, tuve que venir a arrimarme con una persona. Ahora los trabajos están bien difíciles por la pandemia del coronavirus, la gente vive del trabajo que realiza, queremos que se nos pague y si no quieren pagar que se no haga justicia”, dijo Laura, quien también estuvo en la protesta el 26 de marzo.

Fredy Amador, organizador de Chicago Workers’ Collaborative, dijo que hasta ahora la agencia de empleo temporal no se ha manifestado públicamente ni ha hablado con los trabajadores sobre sus alegatos.

Algunos trabajadores le han dicho a Amador que el personal de la agencia es muy agresivo especialmente cuando van a pedir que se les pague por sus horas trabajadas  o a reclamar por los cheques  sin fondos que ellos les han dado.

Según los inconformes, son más los trabajadores a los que la agencia de empleo temporal no les ha pagado, pero no hablan porque tienen miedo.

Amador enfatiza que no hay que tener miedo de denunciar y que el trabajador está amparado por ley. “Bajo la ley del estado de Illinois, todas las personas que trabajan dentro del estado y a nivel federal tienen derecho a que se les pague cuando están siendo contratados como empleados”.

La Raza contactó a Center Staffing de La Villita para saber su posición sobre la acusaciones de los trabajadores, pero no se obtuvo respuesta.

Las citadas organizaciones que abogan por los derechos de los trabajadores pueden ser contactadas en los teléfonos 224-399-6763 y 773-653-3664.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.