Presionan para reabrir las clínicas de salud mental que Emanuel cerró hace nueve años

Defensores de los derechos de salud mental buscan que en Chicago se invierta dinero de la ayuda federal en salud mental y no en la policía

Presionan para reabrir las clínicas de salud mental que Emanuel cerró hace nueve años
La reapertura de las clínicas de salud mental cerradas por el gobierno de Rahm Emanuel es una de las promesas de campaña, aún incumplida, de la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot. (Fotos: Cortesía BPNC)
Foto: Cortesía

Desde que la mitad de las clínicas públicas de salud mental de Chicago cerraron hace nueve años, cuando era alcalde Rahm Emanuel, Octavila Argueta ha batallado para encontrar otra clínica cerca a su casa para tratar la depresión y la ansiedad que padece desde hace 20 años.

Argueta, de 68 años, se atendió durante 12 años en una clínica pública de salud mental en el noroeste de Chicago hasta que la cerraron. “A mí me hace mucha falta esa clínica porque yo recibía atención allí, me quedaba cerca de la casa, llegaban muchas personas muy necesitadas de servicios de salud mental. La alcaldesa Lightfoot durante su campaña prometió reabrir las clínicas, se ha olvidado de su promesa, no ha hecho nada”.

La mujer cuenta que recientemente encontró una clínica donde recibe terapia por teléfono debido a la pandemia.

Una encuesta hecha en toda la ciudad por la Asociación Colaborativa de Bienestar Comunitario encontró que 94% de los encuestados necesitaba servicios de salud mental. La mayoría de las personas lidiaba con ansiedad y depresión, se indicó.

Terapistas y pacientes coinciden en que desde que se cerraron esas clínicas públicas las comunidades de minorías han enfrentado una dura crisis en salud mental, agudizada durante la pandemia de covid-19.

La depresión y la ansiedad que padece, cuenta Argueta, han aumentado a raíz de la pandemia. “La ansiedad, la depresión me han afectado más que antes, el encierro, el no viajar, no ver a tu familia. Si hubiera tenido la consejería que tenía hace nueve años no me habría afectado emocionalmente tanto la pandemia del coronavirus. Hay muchas personas que también les ha impactado, pero no tienen a dónde recurrir”.

Tras cumplirse el noveno aniversario del cierre de las clínicas públicas de salud mental, defensores del derecho a la salud, pacientes y activistas locales exigieron que la administración de la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot invierta dinero de la ayuda federal en salud mental y no en la policía de Chicago.

Pacientes, terapistas, organizadores locales y funcionarios electos se reunieron afuera del edificio que años atrás albergó a la clínica pública de salud mental en Woodlawn, en el sur de Chicago.

El cierre de operaciones de siete de las 12 clínicas públicas de salud mental se dio en 2012 durante la gestión Emanuel.

‘Le falta bastante para cumplir su promesa’

Al mitin y marcha llevados a cabo el 12 de abril y organizados por la Asociación Colaborativa de Bienestar Comunitario, STOP Chicago y Black Lives Matter asistió la concejala del Distrito 33 Rossana Rodríguez, entre otros funcionarios electos.

Matt Ginsberg Jaeckle, miembro de la junta directiva de STOP Chicago, dijo que la salud mental afecta a todos y que debe ser tratada como un bien público “tan importante a la sociedad como las calles, las escuelas, los parques, el agua… Estamos exigiendo sencillamente que la alcaldesa Lightfoot cumpla con su promesa de campaña, que abra las clínicas públicas de salud mental que fueron cerradas. En vez de cumplir, hasta ahora lo que ha hecho es pagar millones de dólares de nuestros impuestos a agencias privadas dirigidas por sus propios asesores, agencias que muchas veces se han mostrado incapaces de responder a la necesidad que hay en las comunidades del sur y suroeste en particular”.

Pacientes, terapistas, activistas y concejales electos se reunieron afuera de la clínica pública de salud mental cerrada en Woodlawn, en el sur de Chicago. (Fotos: Cortesía BPNC)

‘Tratamiento no Trauma’

“Nosotros presentamos la orden ‘Tratamiento no Trauma’ antes que se aprobara en el último presupuesto. Queremos seguir luchando por esto. Sabemos que nuestras comunidades necesitan urgentemente servicios de salud mental. La Policía de Chicago tiene alrededor de 13,000 oficiales, el Departamento de Salud Pública de Chicago tiene menos de 500 empleados. Ese es el servicio que hemos estado proveyendo a nuestras comunidades durante esta pandemia”, mencionó la concejala Rodríguez.

“San Francisco está utilizando alrededor de 23 millones de dólares para pagar por respuesta en crisis de salud mental, utilizando proveedores de salud mental y no policías. Los Ángeles está usando 25 millones de dólares y aquí en Chicago la alcaldesa solamente estableció un millón de dólares para hacer dos programas pilotos por un año”, dijo Rodríguez durante el mitin.

Los inconformes están pidiendo que el dinero del ‘American Rescue Plan’, el plan de estímulo económico del presidente Joe Biden, se destine a aumentar los fondos para un programa de respuesta a crisis de salud mental con un enfoque no policial y a la reapertura de clínicas públicas de salud mental.

Arturo Carrillo, director de Salud y Prevención de Violencia del Concilio Vecinal de Brighton Park y organizador para la Asociación Colaborativa de Bienestar Comunitario, afirmó que la alcaldesa Ligthfoot ha dicho públicamente que ocho millones de dólares han sido invertidos en servicios de salud mental. Pero Carrillo añadió que Lightfoot prometió durante su campaña invertir más de 25 millones de dólares. “Pedimos que lo fondos federales que lleguen se utilicen para que la alcaldesa cumpla su promesa de campaña… Le estamos exigiendo que cumpla su promesa, que nos dé más de 25 millones de dólares para reabrir las clínicas públicas y expandir el sistema de crisis para que podamos utilizarlo en más comunidades con el fin de que este modelo siga expandiendo sin policía en toda la ciudad”, enfatizó Carrillo en entrevista con La Raza.

Recientemente se estableció ‘Tratamiento no Trauma’, un programa piloto de atención a crisis de salud mental de tipo no policial. Pero la Asociación Colaborativa de Bienestar Comunitario pide una expansión del sistema de respuesta a crisis basada en las cinco clínicas de salud mental del Departamento de Salud Pública de Chicago que operan independientemente del Departamento de Policía de Chicago, la asignación de al menos $25 millones del ‘American Rescue Plan’ como pago inicial para financiar completamente un programa integral de ‘Tratamiento no Trauma’ en toda la ciudad y la reapertura de clínicas públicas de salud mental, indicaron los organizadores de STOP Chicago en un comunicado.

¿Qué dice el CDPH?

Erica Duncan, portavoz del Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH), indicó en una declaración dirigida a La Raza que “la Ciudad comprende lo vital que es el acceso a la atención de la salud mental de alta calidad y estamos comprometidos a apoyar un sistema en el que todas las personas que necesiten atención puedan obtenerla cuándo y dónde la deseen. Es por eso que la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot desarrolló un marco para la equidad en la salud mental que casi ha triplicado el presupuesto de salud mental de la ciudad desde que asumió el cargo”.

“Esta inversión sin precedentes en el sistema de salud mental de la ciudad ha financiado 32 centros de atención informados sobre traumas en las comunidades más necesitadas, ha generado millones de dólares en inversiones en las cinco clínicas de salud mental del CDPH y ha lanzado nuevas iniciativas de la ciudad, como la atención en equipo para personas con enfermedades mentales graves y para las personas víctimas de la violencia, y servicios integrados de salud mental en todo el sistema de albergues para personas sin hogar de Chicago. Por primera vez en la historia de la ciudad, este año los profesionales de la salud mental se incorporarán al sistema de respuesta del 911 en uno de los programas pilotos de respuesta alternativa más grandes del país y la ciudad lanzará su primera campaña pública de concientización sobre salud mental”, se lee en la misiva.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.