Mexicanos de Chicago opinan mediante voto simbólico si quieren o no llevar a juicio a expresidentes

Un grupo de mexicanos en el exterior está alentando a sus paisanos a que participen en este ejercicio ciudadano frente al mercado de pulgadas Swap-O-Rama en el barrio de Back of The Yards de Chicago

El mexicano Pedro Ortega, afuera del mercado de pulgas Swap-O-Rama, anima a sus connacionales establecidos en Chicago a que participen de las votaciones simbólicas de la consulta popular sobre el posible enjuiciamiento de expresidentes de México. (Belhú Sanabria / La Raza)
El mexicano Pedro Ortega, afuera del mercado de pulgas Swap-O-Rama, anima a sus connacionales establecidos en Chicago a que participen de las votaciones simbólicas de la consulta popular sobre el posible enjuiciamiento de expresidentes de México. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Impremedia

Por primera vez en México se llevará a cabo una consulta popular, este 1 de agosto, en la que a través del voto de los mexicanos se medirá su opinión sobre la procedencia de investigar y en su caso enjuiciar o por corrupción y otros delitos a los expresidentes de ese país.

Aunque la consulta popular fue impulsada por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, el mandatario dijo a la prensa que no participará en ella porque no quiere la “venganza” contra sus antecesores.

El Instituto Nacional Electoral (INE) es el órgano legal y constitucionalmente facultado para difundir en México la consulta popular y para que el resultado sea vinculante se requiere que participe al menos el 40% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.

La consulta en México se realizará este 1 de agosto.

Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), dijo a la prensa mexicana que será una consulta popular para definir si se emprende un proceso de esclarecimiento de decisiones políticas tomadas en el pasado.

El INE ha invertido 522 millones de pesos para organizar la consulta y ha instalado 57,000 casillas.

Los expresidentes a los que se aplicaría el fallo de la consulta son Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

La pregunta que se pide a los ciudadanos mexicanos responder es: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Promueven la participación ciudadana

Un grupo de mexicanos en el exterior en Chicago está alentando a que connacionales participen en un ejercicio ciudadano de voto simbólico que formula la pregunta sobre si ha de juzgarse a los expresidentes mexicanos, aunque formalmente no es parte de la consulta oficial.

Uno de ellos es Pedro Ortega, quien estuvo afuera del mercado de pulgas Swap-O-Rama el domingo pasado.

El ejercicio ciudadano simbólico en Chicago comenzó el domingo 18 de julio y se tiene previsto que se lleve a cabo los últimos tres domingos de julio hasta 1 de agosto en el populoso mercado de pulgas Swap-O-Rama en el vecindario de Back of The Yards en Chicago, de 9 am a 2pm.

Ortega dijo a La Raza que este mercado es punto de reunión de muchos mexicanos durante los domingos y es una buena área para llegarle a sus paisanos mexicanos para animarlos a que participen de la citada consulta simbólica. “La mayoría de los mexicanos que estamos viviendo en este país está claro que es por culpa de los muchos gobiernos que hemos tenido en México, que nunca se nos brindó oportunidad de empleo, de estudiar, de salir adelante”.

La consulta fue una idea del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que la ciudadanía decida sobre ese posible juicio, mencionó el mexicano Ortega. “Obrador quiere que el pueblo decida si se enjuicia a los expresidentes o no, él quiere que el pueblo participe, que no sea él quien tome las decisiones directas. Él quiere una verdadera democracia en México, eso es lo que quiere trasmitir”.

Otras voces en México han criticado que la consulta es un acto meramente político de López Obrador o señalan que la aplicación de la justicia no debería ponerse a consulta.

Alfonso Seiva, de la Coalición de Migrantes Mexicanos, dijo que este es un ejercicio ciudadano que se está llevando a cabo en México el 1 de agosto, en el que los mexicanos van a votar si quieren o no que se investigue a los expresidentes mexicanos. “Esto es algo muy importante para todos porque ciertamente los sexenios estuvieron plasmados de muchas anomalías que han contribuido a la pobreza de México”.

“Nosotros estamos por un juicio sí, impunidad no y lo que queremos es que se realice este ejercicio ahora”, mencionó Seiva.

El grupo de connacionales en el exterior tiene planeado hacer una manifestación frente a los consulados mexicanos de los estados y ciudades que dice están participando en este ejercicio de votación simbólica, entre ellos los de Texas, California, Arizona, Nueva York, Washington y Chicago, cuya protesta está prevista para el domingo 25 de julio, a las 2pm.

Seiva dice que el mensaje es claro: “Los mexicanos en el exterior apoyamos la consulta y queremos que los mexicanos salgan a votar, que nos representen, porque nosotros no tenemos derecho, no tenemos en este momento la posibilidad de hacerlo. Que nos representen, eso es lo que queremos”.

Y es que algunos mexicanos en el exterior como Seiva alegan que no se les tomó en cuenta para participar en estos comicios de consulta popular. Estos mexicanos quieren ejercer su derecho a votar en el exterior en este ejercicio ciudadano porque dicen que es importante, pero que no los están dejando. “No lo quisieron hacer según ellos [INE] porque no tenían presupuesto”.

Mexicanos establecidos en Chicago estarán participando de este simulacro electoral votando de manera simbólica afuera de ese mercado de pulgas del barrio de Back of The Yards. “Copiamos el formato del INE y ese mismo formato lo están ellos firmando atrás, poniendo su identificación de matrícula consular, o la del INE o pasaporte para que demuestren que son mexicanos”, explicó Seiva a La Raza.

Este grupo de mexicanos en el exterior está juntando a través del voto firmas de los electores en Chicago, y de los otros estados y ciudades que aseguran están participando en este ejercicio de votación simbólica, porque tienen planeado tomar acción legal. Dicen que todos los votos simbólicos de esos lugares se van a llevar a la Ciudad de México para interponer una demanda. “Nosotros como mexicanos en el exterior vamos a demandar al al INE con el tribunal superior, lo vamos a demandar porque no están tomándonos en cuenta como mexicanos en el exterior para tomar este tipo de decisiones o hacer este tipo de encuestas”, mencionó Seiva.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Facebook Sustainability Accelerator/International Center for Journalists.