Vecinos de Gage Park exigen una biblioteca nueva

Una petición firmada ya por 2,477 personas de Gage Park pide se abrauna nueva y mejor biblioteca en ese barrio de Chicago

La actual sucursal de la Biblioteca Pública de Chicago en Gage Park.
La actual sucursal de la Biblioteca Pública de Chicago en Gage Park.
Foto: Google Maps

Los vecinos de Gage Park, en el suroeste de Chicago, buscan equidad en cuanto a los servicios bibliotecarios para su comunidad.

Ellos ven con asombro que en otros vecindarios, como el Barrio Chino, La Pequeña Italia y el West Loop, la ciudad ha construido nuevas bibliotecas pero no en Gage Park.

“Todo lo que estamos exigiendo es un tipo de inversión en nuestra comunidad que no sea una fábrica o un almacén para distribuir mercancía, y una nueva biblioteca sería algo para cambiar vidas aquí”, dijo Antonio Santos, el director ejecutivo del Concilio Latinx de Gage Park.

Por el momento los vecinos de esta comunidad tienen una pequeña biblioteca en 2807 West de la Calle 55, cerca de la Avenida California, que abrió recientemente después de estar cerrada por los últimos 18 meses a causa de la pandemia del covid-19.

Pero este sitio no es aceptable, según Santos, porque el lugar es muy pequeño, no tiene bastante espacio para reuniones y juntas y no tiene personal que hable español.

Y, es más, según una petición firmada ya por 2,477 personas de Gage Park, aun cuando la biblioteca permaneció abierta tenía una colección limitada de libros en español, no había personal de habla hispana, no había espacio para adolescentes, no había bibliotecario para niños ni programas para niños, el techo tenía goteras, había cortes de energía y computadoras viejas, tiene un espacio que no es accesible para sillas de ruedas y carece de estacionamiento para los usuarios.

“Es hora de que Gage Park, donde viven 55,000 residentes, obtenga una biblioteca del siglo 21 que aborde la desigualdad educativa que los jóvenes de nuestra comunidad negra y latina han estado enfrentando durante décadas”, dice la petición.

Y es que los beneficios de una amplia y moderna biblioteca llena de recursos para los usuarios no se puede subestimar.

Santos le dijo a un diario de la ciudad que durante su juventud, en los años 90, él acudió a la biblioteca y se intrigó y motivó con libros sobre justica social, algo que lo llevó a hacer lo que ahora hace: tratar de buscar la justicia para su comunidad de Gage Park.

Así que Santos y el Concilio Latinx de Gage Park le están pidiendo a los políticos y a la ciudad que no los dejen abandonados y les construyan una biblioteca amplia con los recursos necesarios para cambiar las vidas de la comunidad.

Las bibliotecas, como lo sabemos, son los lugares en donde los niños aprenden a soñar y a volar y con el tiempo se vuelven personas completas que buscan hacer la diferencia, ya sea en su profesión o en cambiar el estado de desigualdad que existe en la ciudad en donde los hispanos, algo que nos debe sorprender y alarmar, ya son una tercera parte de la población de Chicago.

Así que, si usted quiere ayudar, firme la petición en el sitio move.org y también puede visitar al Concilio Latinx de Gage Park en el 2711 Oeste de la Calle 51 en Chicago.