Destituyen a tres sacerdotes latinos de Chicago en medio de investigaciones sobre conducta ‘inapropiada’

Los tres reconocieron sus relaciones, escribió el cardenal Blase Cupich en una misiva dirigida a la feligresía católica de esas parroquias

La Arquidiócesis de Chicago dijo que estos sacerdotes están dejando el ministerio para entablar relaciones con otros adultos
La Arquidiócesis de Chicago dijo que estos sacerdotes están dejando el ministerio para entablar relaciones con otros adultos
Foto: Google Maps

Chicago.-  La máxima autoridad de la iglesia católica de Chicago está destituyendo a tres sacerdotes latinos del ministerio mientras surgen investigaciones a lo que considera conducta ‘inapropiada’.

Los tres sacerdotes han sido retirados del ministerio por relaciones inapropiadas con adultos, anunció el cardenal Blase Cupich.

En cartas a los feligreses el sábado, la arquidiócesis dijo que estos sacerdotes están dejando el ministerio para entablar relaciones con otros adultos. Las misivas también decían que todos los sacerdotes reconocieron su comportamiento.

La Arquidiócesis de Chicago enfatizó que en ninguno de los incidentes se involucró a niños.

Se trata del padre Orlando Flores Orea de la parroquia St. Genevieve,  el religioso se hará a un lado de sus deberes en espera de una investigación sobre una relación inapropiada con una mujer adulta.

“El padre Flores Orea ha reconocido este comportamiento y entrará en un período de oración, sanación espiritual y discernimiento”, escribió Cupich en cartas a la parroquia actual del padre Orea.

Por su parte ,el padre Pedro Campos párroco de las parroquias St. Gerard, St. John the Baptist y St. Susanna fue removido y se está a la espera de una investigación sobre una relación inapropiada con un hombre adulto en la parroquia St. Kevin.

“Vivirá lejos de la parroquia mientras entra en un período de oración, sanación espiritual y discernimiento”, escribió el cardenal Blase Cupich en una misiva dirigida a la feligresía católica de esas parroquias.

Mientras que el padre René Mena Beltrán, párroco de las parroquias de St. Gall y St. Simon fue removido y se está a la espera de una investigación sobre una relación con un hombre adulto.

Los tres reconocieron sus relaciones, escribió el cardenal Blase Cupich en una misiva dirigida a la feligresía católica de esas parroquias.

La arquidiócesis ha ofrecido a la mujer y a dos hombres los servicios de su ministerio de asistencia a las víctimas, informó CBS 2 Chicago.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.