Ante alza de casos de covid-19 en las escuelas, hay división de padres de estudiantes de CPS ante el aprendizaje presencial

Las Escuelas Públicas de Chicago contratarán a 15 rastreadores de contactos más para ayudar a manejar el reporte de casos de coronavirus

Ante alza de casos de covid-19 en las escuelas, hay división de padres de estudiantes de CPS ante el aprendizaje presencial
Foto: Getty Images

Frustrados, preocupados y con temor ante la propagación del virus covid-19 en los salones de clase, algunos padres y maestros de las Escuelas Públicas de Chicago salieron a protestar frente a la casa de la alcaldesa de la ciudad Lori Lightfoot para pedir que el aprendizaje a distancia sea una opción.

Estos padres quieren que el distrito haga cambios y es que algunas de las familias de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) no se sienten cómodas con los protocolos y las políticas que se han implementado o con la aplicación de esas reglas en las escuelas.

Los organizadores de la protesta que tuvo lugar en el vecindario de Logan Square al noroeste de Chicago, el pasado lunes por la noche, dijeron que las aulas están abarrotadas y que muchos de niños en las escuelas están siendo enviados a casa en cuarentena por lo que piden que se brinde la opción remota para los estudiantes.

Otra de las molestias de los inconformes es que los rastreadores de contactos de CPS (que identifican casos de covid y a las personas que tuvieron contacto con los infectados) tienen un retraso de hasta una semana y que no devuelven las llamadas de los padres.

“Queremos una opción remota”, dijo Cortney Ritsema, coorganizadora de la protesta. “No nos sentimos cómodos enviando [a los estudiantes] en persona, así que hemos estado pidiendo a CPS una opción remota”.

Después de la protesta, un portavoz de CPS emitió una declaración en la indicó en parte que “la operación de rastreo de contactos del distrito está trabajando las 24 horas del día para apoyar a las escuelas y ayudar a las familias a navegar los casos de exposición al covid-19. Como parte de nuestros procesos, les hemos dado a los directores la autoridad de cambiar las clases al aprendizaje remoto mientras el Equipo de Rastreo de Contactos de CPS está completando una investigación completa del caso, como una medida para prevenir la propagación de covid-19 de manera oportuna”.

Las Escuelas Públicas de Chicago planean contratar a 15 rastreadores de contactos más para ayudar a manejar el reporte de casos de coronavirus.

ʺHe visto una buena respuestaʺ

Elideth Hernández tiene dos hijos, de 11 y 15 años, que asisten a clases presenciales en las Escuelas Públicas de Chicago. Ella dice que solo el menor de sus hijos por la edad no está vacunado contra el covid-19 ya que solo está permitido inocularse a partir de los 12 años.

Hernández prefiere el aprendizaje en persona más que el remoto porque dice que genera un impacto más positivo en sus hijos y en sus compañeros, según le han comentado algunos de los padres con los que ha hablado. Ella también es madre mentora y parte de la organización del Proyecto Organizador del Suroeste (SWOP). ʺDefinitivamente es mucho mejor el aprendizaje en persona que el remoto, porque los niños están más abiertos a preguntar, escuchar y entender visualmente. En cambio, cuando es bajo la tecnología, muchas veces aunque se proveyó internet, la tecnología muchas veces falla, entonces nuestros estudiantes no pueden agarrar el 100% del aprendizaje en líneaʺ. 

Desde su propia experiencia Hernández dijo que ha tenido la oportunidad de entrar a la escuela de sus hijos, ha visto de primera mano cómo están manejando la protección de los niños y cómo con cualquier síntoma los padres son llamados a que vengan por sus hijos en ese momento. Las enfermeras están al pendiente de los niños, ʺhe visto una buena respuesta tal vez por eso mi experiencia es buenaʺ, comentó.

Hernández considera que hay que tener en cuenta que cada caso es personal. ʺHay que ver caso por caso y escuela por escuela también. Cada caso es personal con los niños, muchos de ellos tienen condición médicaʺ.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust y del Facebook Sustainability Accelerator/International Center for Journalists.