Mexicana del barrio de Pilsen vuelve a construir un altar ahora antes de las celebraciones por el Día de Muertos

Si desea ver la ofrenda de Isabel Hernández puede encontrarla en la calle 19 entre las calles Throop y Loomis en ese vecindario

Los 15 pies de altura de la ofrenda de Isabel Hernández son tanto para la familia de ella como para las familias de las personas a quienes ella honra. Foto Cortesía Mauricio Peña/Block Club Chicago
Los 15 pies de altura de la ofrenda de Isabel Hernández son tanto para la familia de ella como para las familias de las personas a quienes ella honra. Foto Cortesía Mauricio Peña/Block Club Chicago
Foto: Cortesía

Chicago.- Un colorido y grande altar yace imponente en la calle 19, entre las calles Throop y Loomis en el barrio de Pilsen en Chicago. Esta  vez  Isabel Hernández decidió levantar su ofrenda al tiempo que se celebra el Mes de la Herencia Hispana y a sólo pocas semanas de una de las celebraciones más importantes de la comunidad mexicana, como lo es el Día de Muertos.

Ese día los mexicanos de Chicago y del mundo honran a sus seres queridos fallecidos erigiendo una ofrenda en su memoria.

Los 15 pies de altura de la ofrenda son tanto para la familia de Hernández como para las familias de las personas a quienes ella honra.

La mujer ha convertido su jardín en un altar en la que muchos citadinos quieren contemplar.  

El año pasado la ofrenda de Hernández era de 11 pies ahora es de 15 pies de alto.

Cada uno de los rostros que aparecen en la imponente ofrenda cuenta una historia. Y algunos de ellos murieron del covid-19, mencionó Hernández.

El Día de Muertos está a sólo unas semanas del 1 de noviembre. Pero el “Día de los Muertos” es en realidad una celebración de la vida.

“El Día de Muertos es el día de los muertos, así que celebramos la vida que tenían cuando estaban en este mundo”, dijo Hernández a CBS 2 Chicago.

En esta singular celebración, las familias mexicanas construyen altares y colocan junto a ellos velas y fotografías de seres queridos perdidos. Y justo antes del Día de Muertos, las personas deben hacer ofrendas con la comida y bebida favoritas de sus seres queridos.

El altar fue construido con 180 cajas de leche y tiene 250 fotografías que representan a los habitantes de Chicago perdidos por toda la ciudad.

Aunque la celebración comienza en la noche del 31 de octubre, las ofrendas deben hacerse antes de ese día. El festejo se extiende hasta el 2 de noviembre.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.