La ciudad presenta queja contra la Orden Fraternal de Policía tras disputa sobre mandato de vacunación covid-19

El presidente de la FOP John Catanzara se ha opuesto al requisito indicando que no se puede obligar a los empleados de la ciudad a compartir su información médica

La alcaldesa Lightfoot dijo que los funcionarios de salud de la ciudad se apoyan en los embajadores de comunidades específicas que pueden contrarrestar la información falsa sobre la vacuna covid-19.
La alcaldesa Lightfoot dijo que los funcionarios de salud de la ciudad se apoyan en los embajadores de comunidades específicas que pueden contrarrestar la información falsa sobre la vacuna covid-19.
Foto: Getty Images

Chicago.- El mandato de vacunación que la alcaldesa de la ciudad Lori Lightfoot está exigiendo a partir del viernes ha causado controversia desde el inicio por parte de los miembros de la Orden Fraternal de la Policía. Este viernes la máxima autoridad de Chicago ha presentado una queja a fin de frenar cualquier intento de huelga.

La alcaldesa Lori Lightfoot anunció el viernes que la ciudad presentó una denuncia contra la Orden Fraternal de la Policía (FOP) y su presidente, pidiendo a un juez que impida a la policía “participar, apoyar y alentar un paro o huelga“.

La demanda por medidas cautelares se produce inmediatamente después de un enfrentamiento entre el Ayuntamiento y el sindicato de la policía sobre el mandato de vacunación de Chicago que requiere que todos los empleados de la ciudad ingresen su estado de vacunación covid-19 en un portal en línea antes de la medianoche del viernes, informó Fox 32 Chicago.


El presidente de la FOP John Catanzara se ha opuesto al requisito indicando que no se puede obligar a los empleados de la ciudad a compartir su información médica.

La Orden Fraternal de la Policía les ha dicho a los miembros que desafíen la orden, diciendo que los policías que no cumplan serán puestos en situación de no pago y serán enviados a casa.

Lori Lightfoot dijo que la guía de Catanzara podría poner en peligro la seguridad de los habitantes de Chicago.

También dijo que la ciudad monitoreará los resultados del portal, se comunicará para verificar si la información del empleado es correcta y luego tomará medidas lo que según ella, tomará unos días.

Por su parte, Tom Ahern portavoz de la Policía de Chicago dijo que los agentes trabajarán en turnos normales este fin de semana y que no serán rechazados ni enviados a casa.  Y que los agentes seguirán viniendo a trabajar hasta que se les indique lo contrario y que ya no se les pague, informó FOX 32 Chicago.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.