Exigen que el Municipio de Chicago publique el informe sobre la implosión fallida de Hilco en La Villita

Organizadores pro justicia ambiental en La Villita tienen prevista una junta comunitaria virtual en diciembre para informar a residentes del barrio sobre lo que diga la oficina de la alcaldesa Lori Lightfoot con respecto al reporte del Inspector General

Vecinos de La Villita, organizadores comunitarios y activistas quieren que se revele el informe completo del Inspector General sobre la implosión fallida. Ellos creen que hubo negligencia por parte del Departamento de Salud Pública y el Departamento de Edificios de la Ciudad. (Cortesía Edith Tovar)
Vecinos de La Villita, organizadores comunitarios y activistas quieren que se revele el informe completo del Inspector General sobre la implosión fallida. Ellos creen que hubo negligencia por parte del Departamento de Salud Pública y el Departamento de Edificios de la Ciudad. (Cortesía Edith Tovar)
Foto: Cortesía

Los vecinos del barrio de La Villita continúan luchando por justicia ambiental y después de más de un año de la implosión fallida en los terrenos de la empresa Hilco, organizadores comunitarios y activistas de ese vecindario del suroeste de Chicago dicen que hasta ahora no han recibido respuesta a sus demandas.

En el sitio donde operaba la planta generadora de energía con carbón Crawford en 3501 S. Pulaski RD., que fue comprado por Hilco Redevelopment Partners, ahora funciona un almacén y centro de distribución para la tienda por departamento Target.

El 11 de abril de 2020 ocurrió la implosión fallida de una chimenea en ese terreno, lo que provocó que una espesa nube de tierra y polvo se extendiera por varias cuadras de La Villita y vecindarios aledaños. Esto se dio cuando Chicago tenía casi un mes de haber iniciado su lucha para combatir el covid-19. 

Los efectos contaminantes que emanan de este tipo de industrias han impactado por años a algunos residentes de La Villita y hoy por hoy activistas exigen que la ciudad divulgue en su totalidad el informe del Inspector General en el que, se afirma, se indica que la fallida implosión puso en riesgo la salud de la comunidad.

El informe describe cómo el proceso de planificación y permisos de la Ciudad para la implosión de la chimenea de más de 80 años fue una decisión que debería haber sido denegada o al menos demorada en base a problemas previos causados ​​por métodos de implosión, se indicó en un comunicado de la Organización de Justicia Ambiental de La Villita (LVEJO).

Líderes comunitarios dicen que el hecho de que la ciudad de Chicago estuviera entrando en su tercera semana de refugio debido al covid-19 en el código postal con la mayoría de los casos de covid en el estado también debería haber determinado que un evento de implosión fue irresponsable.

En una conferencia de prensa virtual organizada por el LVEJO realizada en días recientes, organizadores comunitarios y el concejal del Distrito 22 Michael Rodríguez, cuya jurisdicción comprende La Villita, pidieron que la Ciudad revele el informe total sobre la implosión fallida de Hilco en La Villita.  

La Oficina del Inspector General, conforme a su informe trimestral publicado el 18 de octubre, recomendó acciones disciplinarias contra dos trabajadores del Departamento de Edificios e incluyó el despido de un empleado del Departamento de Salud Pública debido a la mala supervisión del evento fallido.

“Está claro para muchos miembros de la comunidad de La Villita que no sólo Hilco estaba mal preparada sino que los departamentos de la Ciudad, que nunca habían manejado este tipo de demolición, también estaban mal preparados” dijo Kim Wasserman directora ejecutiva de la Organización de Justicia Ambiental de La Villita.

“Hace varias semanas supimos que el informe del Inspector General solicitado por mí y mis colegas en el concilio municipal sobre las acciones de la Ciudad que condujeron a la implosión estaba completo y que la ciudad tendría de 30 a 60 días para responder al informe… Estoy con miembros de la comunidad hoy para continuar pidiendo que se publique este informe para que comprendamos más las circunstancias que llevaron el evento y si fue negligencia por parte de los departamentos de la ciudad o los trabajadores en este proceso. Las declaraciones del Inspector General sobre el informe nos llevan a creer que el informe recomienda medidas disciplinarias que podrían incluir el despido. Continuaré apoyando a la comunidad para exigir responsabilidad y transparencia”, dijo el concejal del Distrito 22 Michael Rodríguez.

Wasserman pidió que la alcaldesa Lori Lightfoot utilice disposiciones del código de la ciudad que le permiten publicar el informe del inspector general sobre la implosión fallida en la antigua planta Crawford y aseguró que Lightfoot lo puede hacer a su discreción como una cuestión de alto interés público. “Con base en la información muy limitada que tenemos del Inspector General Ferguson, los miembros del público tienen preguntas sobre qué fue lo que hicieron los departamentos de Edificios y de Salud Pública. La comunidad merece saber qué fue lo que pasó exactamente dentro de la ciudad”.

Las demandas de LVEJO y de las organizaciones que apoyan la lucha como El Foro del Pueblo, Únete La Villita y Vecinos de La Villita son varias. Piden que las tarifas que Hilco pagó a la ciudad de Chicago deben usarse para instalar sistemas de monitoreo de aire de acceso público permanente cerca y alrededor del almacén de Exchange 55. También piden que los residentes, escuelas locales e instituciones como la casa de campo de Piotrowski Park, afectados por la implosión, reciban sistemas de filtración de aire pagados por la Ciudad de Chicago y Hilco Redevelopment Partners. Y que el Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH) comience a tomar muestras del suelo en las áreas afectadas por la implosión e instale sistemas de monitoreo de aire permanentes alrededor de Exchange 55.

Karina Solano, organizadora con la organización Únete La Villita, calificó a la implosión fallida como un desastre “fue un desastre ambiental y fue un desastre de salud pública”.

“Dado que la información limitada que conocemos del informe del Inspector General establece que un funcionario del Departamento de salud de Chicago debería de ser despedido, pues tenemos duda sobre la prueba de la tierra. El CDPH debe rehacer las pruebas de la tierra para saber qué tipo de contaminación existe en las áreas afectadas de la implosión. También demandamos que se instalen sistemas permanentes de monitoreo de aire alrededor del almacén Exchange 55”, señaló Solano.

Activistas y vecinos de La Villita se reunieron frente a lo que fue la planta de carbón Crawford y cuyo terreno fue comprado por la empresa Hilco y hoy se ubica un centro de distribución de Target. (Cortesía Edith Tovar)

Quieren saber qué está en el informe

Edith Tovar, organizadora comunitaria de LVEJO, dijo que ya han pasado 18 meses desde que ocurrió la implosión y que ya no pueden esperar más tiempo para conocer el informe completo del Inspector General. “Nosotros queremos saber qué está en ese reporte y cómo específicamente la alcaldesa Lori Lightfoot y su administración van a responder sobre lo que el Inspector General está recomendando que un funcionario del Departamento de Salud Pública sea corrido al igual que los empleados del Departamento de Edificios”.

Tovar dijo a La Raza que tienen previsto hacer una junta comunitaria virtual en diciembre para informar a los vecinos de La Villita sobre lo que diga la oficina de la alcaldesa Lightfoot con respecto al informe del Inspector General.

Irma Morales, directora ejecutiva de la organización Únete La Villita y residente del barrio desde hace 30 años, quiere que el almacén Exchange 55 de Target se vaya del vecindario. “Son muchos tráileres los que entran y salen. Peleamos para que se quitara la planta de carbón que estaba ahí antes, se peleó mucho para que se quitara, fueron muchos años de lucha. Nos unimos y luchamos para que se quitara esa compañía, se quitó y ahora nos traen camiones”.

Por su parte, un portavoz de la Oficina de la alcaldesa de Chicago Lori Lightfoot en una declaración dirigida a La Raza indicó: “Los departamentos responderán a la Oficina del Inspector General (OIG) el 27 de noviembre. Se publicará un resumen de la investigación de la Oficina del Inspector General y la respuesta de la Ciudad en el próximo informe trimestral de la OIG como es el curso normal y lo exige la ordenanza para todas las investigaciones”.

La Raza solicitó comentarios de la empresa Hilco pero no se obtuvo respuesta. 

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.