Peligran los servicios de una conocida iglesia de Pilsen debido a la deuda de una factura de agua de más de $11,000

“Por favor ayúdenos con el medidor de agua. Necesitamos el medidor lo antes posible”, dijo el reverendo César Sifuentes. "No podemos seguir sirviendo a la comunidad"

El pastor de la iglesia de Pilsen dice que el comedor y la colecta de abrigos están en peligro ya que adeudan el pago de la factura de agua. Foto captura CBS2 Chicago
El pastor de la iglesia de Pilsen dice que el comedor y la colecta de abrigos están en peligro ya que adeudan el pago de la factura de agua. Foto captura CBS2 Chicago
Foto: Cortesía

Chicago.- Una iglesia luterana del barrio de Pilsen conocida por su labor social y en donde mucha gente de la comunidad incluyendo los desamparados acuden al comedor a recibir alimento, ahora está en peligro de seguir ofreciendo ese servicio debido a la deuda de una factura de agua que asciende a más de $11,000.

El reverendo César Sifuentes ofrece un comedor de beneficencia dos veces por semana y una colecta anual de abrigos para el invierno en la Iglesia Luterana St. Matthew, en el 2108 W.21st St. En pleno corazón del barrio de Pilsen.

El pastor César Sifuentes dijo a CBS 2 que tanto la iglesia como el comedor de beneficencia nunca se detienen, pero que ahora esos servicios están en peligro debido a la deuda de la factura de agua de dicha iglesia.

Y es que la deuda asciende a $11,569.56 dinero que la iglesia no tiene, dijo el reverendo Sifuentes.

La deuda se debe a la falta de un medidor de agua, según el religioso.

La situación que atraviesa la iglesia no es un asunto aislado. Hay gente de toda la ciudad se ha quedado desconcertada por las crecientes facturas a pesar de que el uso de agua es escaso o nulo.

El equipo de investigación de CBS2 ha descubierto que hay un patrón de facturas de agua fallidas. La mayoría provienen de la falta de un medidor de agua y de los malos sistemas de facturación.

Pero el problema va más allá de tener un medidor ya que no se puede obtener un medidor sin reemplazar la línea de servicio principal que alimenta su edificio. La pregunta es ahora ¿Quién va a pagar por eso?

La iglesia es uno de los 180,000 edificios de Chicago sin medidor de agua. La ciudad basa las facturas no en el uso del agua, sino en el tamaño de la propiedad y los accesorios de plomería.

“El edificio es grande, por lo tanto, creen que estamos usando mucha agua”, dijo el reverendo César Sifuentes. También dijo que eso ha llevado a tarifas inexactas y altísimas que la iglesia no puede pagar.

 “Por favor ayúdenos con el medidor de agua. Necesitamos el medidor lo antes posible”, dijo Sifuentes. “No podemos seguir sirviendo a la comunidad”.

El desafío es que para instalar un nuevo medidor de agua, la ciudad primero debe asegurarse de que se reemplacen las tuberías de plomo. La ciudad planeaba reemplazar 600 líneas de servicio de plomo este año, pero hasta ahora ha reemplazado  un total de 17.

El  concejal del Distrito 25 Byron Sigcho-López presentó una ordenanza esta semana para usar dólares federales para instalar más medidores de agua. Quiere que el dinero provenga de la American Rescue Act o de la Ley Federal de Infraestructura aprobada esta semana.

“Creemos que invertir estos mil millones de dólares estimados hará mucho para asegurarnos de que tengamos medidores de agua en lugares como St. Matthew y otros lugares, pero también para asegurarnos de absorber la deuda de miles de residentes que pueden estar en este situación”, dijo el concejal del Distrito 25 Sigcho-Lopez.

A razón que St. Matthew es una iglesia debería calificar para una exención en la factura del agua. Pero según las reglas de la ciudad, para obtener una exención, necesita un medidor de agua.

“A la ciudad, por favor, escúchanos”, dijo el pastor Sifuentes. “Ayúdanos, porque todavía estamos en la comunidad”.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.