Algunos estudiantes de la Universidad de Chicago dicen que más vigilancia policial no es la mejor estrategia para disuadir el crimen con armas de fuego

El aumento de la vigilancia no disuadirá la violencia con armas de fuego en el futuro porque la vigilancia no aborda las causas fundamentales de la violencia, como décadas de desinversión, racismo estructural, pobreza, trauma y falta de oportunidades, dijo una de las manifestantes

  Mayor presencia policial en la Universidad de Chicago y alrededores debido al aumento de la violencia en esa área.
Mayor presencia policial en la Universidad de Chicago y alrededores debido al aumento de la violencia en esa área.
Foto: Google Maps

Chicago.- Después de los recientes tiroteos en el vecindario de Hyde Park al sur de la ciudad y en el que uno de los incidentes cobró la vida de un joven recién graduado de la Universidad de Chicago Dennis Zheng, han provocado una presencia policial adicional en esa universidad y sus alrededores.

Zheng fue fatalmente baleado durante un robo vespertino. Esto puso de relieve la creciente preocupación por la seguridad debido a la violencia que rodea a la Universidad de Chicago.

Algunos residentes del área como estudiantes de la Universidad de Chicago dicen que esa no es la respuesta.

“Los vecindarios más seguros no tienen más vigilancia, tienen más recursos”, dijo Maira Khwaja residente de Hyde Park.

El lunes, varios estudiantes, reunidos por Asian Americans Advancing Justice, dijeron que si bien las manifestaciones son buenas, las soluciones que se ofrecen, incluida la vigilancia y vigilancia policial intensificadas, no son la mejor estrategia.

“Hyde Park ya es uno de los vecindarios más vigilados de Chicago”, dijo Pai. “El aumento de la vigilancia no disuadirá la violencia con armas de fuego en el futuro porque la vigilancia no aborda las causas fundamentales de la violencia, como décadas de desinversión, racismo estructural, pobreza, trauma y falta de oportunidades”.

Los estudiantes que alzaron su voz creen que los responsables de los asesinatos, incluido el joven de 18 años ahora acusado del asesinato de Zheng, deben ser castigados.

En tanto la Universidad de Chicago indicó en parte a través de una declaración que la escuela está “identificando oportunidades para aprovechar sus fortalezas en el pensamiento y la práctica académica, trabajando en conjunto con las comunidades del sur, para abordar problemas críticos, incluida la salud mental, la educación, política social y oportunidades económicas “.

La publicación de noticias y la cobertura editorial de La Raza en  internet son posibles en parte gracias al Chicago Community Trust. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo informativo en beneficio de la comunidad hispana de Chicago.