Celebran la Navidad en Chicago con música mexicana de la época colonial

Newberry Consort realizará tres conciertos navideños en iglesias de River West, Evanston y La Villita el 2, 3 y 5 de diciembre.

Francy Acosta y José Luis Posada, cofundadores del conjunto musical EnsAmble Ad-Hoc, participan en concierto navideño del Newberry Consort. (Cortesía Francy Acosta)
Francy Acosta y José Luis Posada, cofundadores del conjunto musical EnsAmble Ad-Hoc, participan en concierto navideño del Newberry Consort. (Cortesía Francy Acosta)
Foto: Cortesía

Cuando dos estilos musicales, canciones litúrgicas y melodías antiguas populares o “villancicos”, convergen en una obra, el resultado es una interpretación innovadora de la música que se escuchó en las iglesias e instituciones culturales de México en los siglos 16 y 17.

El Newberry Consort resucitará los villancicos tradicionales y las canciones religiosas de la época navideña durante su concierto anual titulado ‘Una Navidad mexicana (A Mexican Christmas) ‘, que se realizará en tres iglesias de Chicago y el suburbio de Evanston con motivo de las fiestas navideñas. Los conciertos serán un viaje a través del tiempo encabezados por el conjunto de convento de Newberry Consort, dirigido por la soprano Ellen Hargis, y la agrupación invitada, EnsAmble Ad-Hoc.

Coristas y músicos pintarán una versión de la música de la época del barroco durante los conciertos navideños que se realizarán en la iglesia St. John Cantius, ubicada en 825 Carpenter St., el 2 de diciembre, a las 8 pm; en la iglesia St. Luke’s Episcopal, en 939 Hinman Ave. en Evanston, el 3 de diciembre, a las 8 pm; y en la parroquia Mother of the Americas, 2226 S. Whipple St., el 5 de diciembre, a las 3 pm. Detalles en www.newberryconsort.org.

La Raza charló con Francy Acosta y José Luis Posada, cofundadores del EnsAmble Ad-Hoc, sobre su participación en los conciertos navideños de Newberry Consort.

Interpretaciones históricas

Al escuchar las letras de las canciones de Gaspar Fernández, Juan Gutiérrez de Padilla y Juan García de Zéspedes, tres de los maestros más prolíficos de las capillas y catedrales en México durante los siglos 16 y 17, el público se trasladará a la época de Navidad en México.

La interpretación de villancicos o canciones sobre Navidad es una tradición anual para el Newberry Consort, que está basado en la Biblioteca Newberry de Chicago, una institución independiente de investigación fundada en 1887.

“Este es un concierto bastante agradable, entretenido con contraste de las voces, los instrumentos, los temas de las canciones e historias”, dijo Francy Acosta, la maestra de música y soprano, quien llegó a Estados Unidos desde su natal Bogotá, Colombia, en 1998.

El despliegue cultural resalta las similitudes entre los temas de las canciones religiosas que se interpretaban dentro de las iglesias y los villancicos festivos que se cantan a sus afueras durante las celebraciones de Navidad. El cuento del nacimiento del niño Jesús figura dentro de las obras que dramatizan los intérpretes durante la realización del repertorio navideño.

Los dos grupos alternarán en sus vocales y crearán un contraste de sonidos entre la música festiva que hace alusiones a las fiestas navideñas y las canciones litúrgicas. El conjunto de convento de Newberry Consort está encargado de la música religiosa, que tiene función litúrgica, y el EnsAmble Ad-Hoc, invitado para participar en el evento y contribuir con su conocimiento de la música antigua latinoamericana y española, entonará los villancicos.

El EnsAmble Ad-Hoc reunirá ocho cantantes y ocho instrumentistas que cantarán desde la planta principal de las iglesias. Por su parte, el conjunto de convento, compuesto por ocho mujeres vocalistas y cinco músicos, deleitará con sus versiones de música religiosa de la época en español y latín, desde la sección de los coristas.

En las ciudades de la Latinoamérica colonial se sitúo a la catedral dentro de la plaza central. Ese punto de reunión atraía a feligreses y a fiesteros, quienes podrían estar tocando música de distintos estilos al mismo tiempo. Ese es el efecto que buscan lograr los organizadores al invitar a los grupos a cantar al unísono para cerrar el concierto con una fiesta en la que todos participan.

El conjunto de convento de la agrupación musical Newberry Consort. (Cortesía Newberry Consort)

Improvisación instrumental

Además de la letra y la guitarra barroca, que son la base de las canciones religiosas del siglo 16 y 17, Posada incorpora la guitarra huapanguera, la jarana tercera y la leona jarocha de Veracruz para enriquecer el sonido de los villancicos con instrumentos que se utilizan en la música tradicional mexicana.

Durante estos tres conciertos, es a través de los arreglos instrumentales e improvisaciones musicales que se destacan los intérpretes de la música tradicional.

“Cuando uno está tocando música barroca de este estilo realmente la práctica es una de improvisación que se llama la improvisación sobre el bajo continuo”, explicó Posada, quien es maestro de música en el suburbio de Cicero que, al igual que su esposa Francy Acosta, estudia e interpreta música antigua.

Desmitificando la historia musical

A través de estos conciertos, instituciones como Newberry rescatan tradiciones musicales y ofrecen oportunidades a investigadores de estos archivos para presentar sus interpretaciones ante nuevas audiencias. 

“Todas las catedrales de Latinoamérica cuentan con un repertorio de esa época que permanece en los archivos de nuestros países”, contó Posada. 

Para muchos mexicanos, según Acosta, la realidad es que nunca habían escuchado estas canciones en su país natal y las están conociendo en estos conciertos por primera vez.

“Mucha gente se sorprende que estos sonidos polifónicos con este nivel de elaboración y a la vez tan festiva y alegre y fácil de escuchar vengan de los archivos de las catedrales de México”, exclamó Acosta.

En esta ocasión, se proyectarán las letras originales y la traducción al inglés con el fin de informar a la audiencia sobre lo que está sucediendo sobre el escenario. Antes de arrancar, habrá una breve conversación sobre la historia del repertorio musical y las 13 selecciones musicales que se interpretarán durante la hora y media del concierto.

Además de las tres presentaciones en vivo, el programa está disponible en una producción discográfica y en video titulada ‘A Mexican Christmas’, que salió a la venta el 12 de noviembre.  Debido a la cancelación de conciertos presenciales en 2020, Newberry convirtió las grabaciones de su concierto de 2019 en un CD y DVD para también lograr llegar a una audiencia virtual.                                      

— 

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.