El arco de La Villita podría convertirse en el primer monumento histórico de la comunidad latina de Chicago

De aprobarse la propuesta por el Ayuntamiento de Chicago, sería posible ampliar los fondos para darle mantenimiento al icónico arco y se le protegería de alteraciones o demolición significativa

Este arco de azulejos con dos torres de cúpula y una pancarta de metal que dice “Bienvenidos a Little Village” fue edificado al estilo de la arquitectura mexicana.

Este arco de azulejos con dos torres de cúpula y una pancarta de metal que dice “Bienvenidos a Little Village” fue edificado al estilo de la arquitectura mexicana.

La comunidad mexicana de la ciudad está con expectativa y entusiasmo después de que la Comisión de Monumentos Históricos de Chicago presentó ante el Concilio Municipal la propuesta para designar el arco de La Villita como monumento histórico el pasado 15 de diciembre.

El emblemático arco de La Villita está a un paso de convertirse en el primer monumento histórico de la comunidad latina en Chicago, pero antes el pleno del Concilio Municipal de la ciudad tendrá que votar para aprobar la designación del arco como hito, lo que se espera suceda en enero próximo, según el Departamento de Planificación y Desarrollo de la Ciudad.

De aprobarse la propuesta, el arco obtendría el estatus oficial de monumento, lo que sería histórico, convirtiéndose así en el primer símbolo icónico de la comunidad latina de Chicago en recibir ese reconocimiento.

El emblemático arco que se alza en la calle 26, entre la calle Troy y la avenida Albany en el barrio de La Villita, es la puerta de entrada al corredor comercial del vecindario también conocido como la capital mexicana del Medio Oeste.

El arco ha sido por años el punto de encuentro donde la gente de la comunidad mexicana se reúne para desfiles, manifestaciones por la paz, protestas y hasta vigilias.

“El arco es muy simbólico porque le da fe y esperanza a la comunidad. Es un espacio donde la gente se junta cuando sucede algo con la comunidad y específicamente con inmigrantes”, dijo Ivette Treviño, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de La Villita.

El arco ha recibido el estatus de hito preliminar y se está a la espera de que el Ayuntamiento de Chicago vote para obtener la designación oficial de monumento histórico.

“Sería el primer hito histórico de la comunidad latina, no hay otro aquí en esta ciudad”, destacó elconcejal del Distrito 12 George Cárdenas, cuya jurisdicción cubre el área donde se encuentra el arco.

Diseño al estilo mexicano

‘Bienvenidos a Little Village’ reza un rótulo de metal en el centro del arco de dos pisos. En cada lado tiene una torre con cúpula y en medio y en la parte superior lleva un reloj de bronce mecánico.

El arco de La Villita fue construido en 1990 y diseñado por el arquitecto mexicano Adrián Lozano. El entonces presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari donó ese reloj de bronce de Relojes Centenario el cual se instaló en el arco, según registros de la ciudad.

Lozano también diseñó el Museo Nacional de Arte Mexicano y la escuela secundaria Benito Juárez Community Academy.

“El arco fue hecho por un arquitecto mexicano que ya no vive, es una estructura muy definida, arquitectura de estilo mexicano”, dijo Cárdenas a La Raza.

Cuando se construyó el arco el representante federal por Illinois Jesús ‘Chuy’ García era el concejal del Distrito 22 que comprende una parte de La Villita.

‘Chuy’ García propuso el diseño, que representa la arquitectura y los temas tradicionales mexicanos, según registros de la ciudad.  

Necesita mejoras

El designarlo como hito histórico abre las puertas para buscar diferentes fondos para poder mantener el arco porque ahora nada más se mantiene con fondos de la Cámara de Comercio de La Villita y del Special Service Area N°25 (SSA), un programa de impuesto de los negocios de la calle 26, explicó Treviño a La Raza.

Treviño también dijo que se tienen que hacer varias reparaciones al arco, como arreglar bien el concreto, los ladrillos, el reloj y todas las luces, entre otras mejoras. “Ya con ese estatus de hito histórico ojalá se puedan hacer todas esas reparaciones, más aparte tener varios programas allí en el arco”.

El concejal Cárdenasdijo que se viene trabajando desde hace un par de años para obtener esa designación. “Es un proceso muy largo para poder designarlo de esa manera”, agregó.

“Para preservar los lugares históricos como hitos se pueden obtener subvenciones, se pueden pedir directamente al municipio de Chicago, al estado también… Ya siendo consagrado se puede pedir el fondo y se puede establecer un presupuesto anual para poder mantenerlo dignamente”, señaló Cárdenas.

Si el Ayuntamiento de Chicago lo aprueba, la designación de hito histórico protegería al arco de La Villita de una alteración o demolición significativa.

El concejal del Distrito 22 Michael Rodríguez dijo que el arco es un símbolo importante de la comunidad. “Es una conexión directa de nuestra herencia mexicana”.

Rodríguez también destacó que la designación del arco como hito histórico podría incentivar el turismo y el negocio, lo que beneficiaría a la comunidad.  “La Villita es el centro de la comunidad méxicoamericana de todo el Medio Oeste de Estados Unidos, es muy merecido tener este reconocimiento. El arco es único, es algo simbólico de la fortaleza de la cultura mexicana que es resistente, luchadora y trabajadora”. 

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

La Villita

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain