El juez del Condado de Cook, Raúl Vega, se jubila bajo una nube de acusaciones

Vega, exjuez superior de la Corte de Violencia Doméstica del Condado de Cook, se jubilará con una pensión vitalicia, a pesar de las acusaciones de maltrato de mujeres en su sala de tribunal

Alisa Holman dijo que recuerda una vez en la sala del tribunal de Vega cuando él la volteó a ver y le guiñó un ojo. Fue una de las muchas veces que dijo que Vega le faltó al respeto. (Ilustración de Verónica Martínez para Injustice Watch)

Alisa Holman dijo que recuerda una vez en la sala del tribunal de Vega cuando él la volteó a ver y le guiñó un ojo. Fue una de las muchas veces que dijo que Vega le faltó al respeto. (Ilustración de Verónica Martínez para Injustice Watch)

El exjuez superior de la división de violencia doméstica del Tribunal de Circuito del Condado de Cook, Raúl Vega, se retiró la semana pasada bajo una nube de acusaciones de mujeres sobre su comportamiento en la sala de juicio y de sus compañeros jueces sobre comentarios inapropiados que supuestamente dijo a un colega.

El juez de circuito del condado de Cook, Raúl Vega, se jubiló el 28 de enero después de más de dos décadas como juez, la mayoría de ellos escuchando casos de divorcio y custodia de menores. Durante los últimos tres años, fue el juez presidente de la división de violencia doméstica de la corte.

Durante los últimos meses, Injustice Watch y Chicago Reader han estado investigando acusaciones sobre el comportamiento de Vega en la sala de juicio y las experiencias de las mujeres que tuvieron contacto con él ahí. Nuestra investigación descubrió acusaciones de maltrato de mujeres, así como inquietudes sobre su temperamento planteadas por abogados y exmiembros del personal, y destacó ejemplos de Vega tomando decisiones cuestionables que fueron revocadas por la corte de apelaciones de Illinois.

Luego, a finales de diciembre, el juez principal del Condado de Cook, Timothy C. Evans, destituyó a Vega de su cargo y lo remitió al organismo estatal que investiga la mala conducta judicial por un comentario que supuestamente le hizo a otro juez. El comunicado de prensa de la oficina de Evans no incluye detalles sobre lo que supuestamente dijo Vega o a quién.

El sistema de responsabilidad judicial de Illinois y el silencio de Evans hacen probable que el público nunca sepa los detalles de las acusaciones contra Vega y que no será sancionado por ellas. Las quejas presentadas ante la Junta de Investigación Judicial son confidenciales, y la Junta se verá obligada a abandonar cualquier investigación ahora que Vega ha renunciado oficialmente.

En cambio, Vega, de 65 años, recibirá una pensión de más de $14,000 mensuales por el resto de su vida.

Las mujeres y los defensores con los que hablamos dijeron que estaban aliviados de que Vega ya no sea juez. Pero dijeron que la decisión de Evans de promover a Vega para dirigir el tribunal de violencia doméstica en primer lugar a pesar de las señales de advertencia sobre su supuesto trato a las mujeres en su tribunal ilustra los problemas de un sistema que no se preocupa por los sobrevivientes que enfrentan procesos judiciales.

El portavoz de Evans no respondió a la mayoría de nuestras preguntas para esta historia. Vega también se negó a dar un comentario para esta historia.

‘Arreglate, ponte muy guapa y sonríe’

Antes de convertirse en juez, Vega fue abogado de un comité del Concejo Municipal de Chicago presidido por el entonces concejal Luis Gutiérrez y también tesorero de la campaña al Congreso de Gutiérrez.

Vega fue elegido juez de circuito del condado de Cook en 2002. Un año después fue asignado a la División de Relaciones Domésticas, donde escuchó casos de divorcio, custodia de menores y violencia doméstica.

El prolongado caso de custodia de los hijos de Elizabeth Francy le fue asignado a Vega en 2010. Francy dijo que en lugar de tratarla como a una víctima de abuso, los fallos oficiales de Vega la caracterizaron como una mujer fría e indiferente que intentaba mantener a su exmarido alejado de sus hijos.

“La misoginia en su sala del tribunal ha sido rampante durante años”, dijo Francy a Injustice Watch y al Chicago Reader.

En una ocasión, dijo, su abogado le sugirió que usara faldas porque “a Vega no le gustan las mujeres que usan pantalones”. Francy también dijo que escuchó a Vega felicitar a las mujeres jóvenes en su sala del tribunal por usar faldas. Ella también comenzó a cambiar su apariencia inicialmente, pero cerca del final de su caso dejó de aparecer por completo porque sintió que Vega no le daría un trato justo.

Alisa Holman dijo que tuvo una experiencia similar en la sala del tribunal de Vega.

En 2013, el exesposo de Holman solicitó la custodia exclusiva de su hija de 10 años en la corte de Vega. Una amiga que trabajaba como asistente legal y estaba familiarizada con los tribunales de familia le dijo que se “arreglara, se viera muy bonita y sonriera” para contrarrestar lo que ella percibía como el prejuicio de Vega contra las mujeres.

“Entonces, lo hice”, dijo Holman en una entrevista telefónica con Injustice Watch y Chicago Reader. “Cambié mi apariencia, y recuerdo que en una ocasión estaba sentada al frente en la sala del tribunal y no sé si [Vega] me recordó de otro tribunal o pensó que era abogada, pero me guiñó un ojo”.

Ella dijo que Vega la humilló en el tribunal público varias veces. Recuerda una vez cuando Vega se enteró de que estaba comprometida con su novio y pidió ver su anillo de compromiso. Cuando ella le dijo que no tenía anillo, Holman dijo que Vega preguntó en broma a otros en la sala del tribunal si se casarían sin anillo.

“El hecho de que me hablaran y me trataran como lo hicieron, no tener voz, incluso ahora, duele”, dijo Holman. “Fue tan traumatizante”.

Holman y Francy escribieron en línea sobre sus experiencias con Vega, con la esperanza de llamar la atención sobre su supuesto comportamiento. La publicación de Francy en Robing Room, un foro en línea que permite a las personas evaluar a los jueces de forma anónima, fue una de más de 70 entre 2008 y 2021 que acusaron a Vega de ser incompetente, deplorable, parcial o sexista.

A lo largo de los años, otros jueces y abogados también señalaron señales de alerta sobre el supuesto comportamiento de Vega en el tribunal.

En un caso de 2015 que fue apelado ante la Corte de Apelaciones de Illinois, Vega implementó un acuerdo de custodia de menores sin el consentimiento de ninguno de los padres y sin un tribunal probatorio. Según los registros judiciales, Vega dijo “en este momento alguien necesita tomar una decisión” y “yo estoy tomando la decisión”. La Corte de Apelaciones revocó su decisión.

Cuando Vega se postuló para la retención en 2014, el Consejo de Abogados de Chicago señaló que tenía reputación de ser “trabajador” e “informado”, pero también dijo que algunos abogados informaron que “puede volverse irritable en el tribunal”. El consejo lo calificó como apto para la retención y ganó con el 75% de los votos. El Consejo de Abogados de Chicago no respondió a nuestra solicitud de comentarios sobre su evaluación.

Unos años más tarde, consiguió un gran ascenso.

Raúl Vega se jubiló el 28 de enero después de más de dos décadas como juez de circuito del Condado de Cook, los últimos tres años como juez presidente de la división de violencia doméstica de la corte. (Ilustración de Verónica Martínez para Injustice Watch)

‘Alguien me dijo que podría haber algo de misoginia’

En 2018, Evans ascendió a Vega a juez presidente de la División de Violencia Doméstica. En un comunicado en ese momento, Evans dijo que Vega había “desarrollado una amplia base de conocimiento y perspicacia sobre la ley” y que su “experiencia y compromiso con la justicia y la equidad” le serían muy útiles en su nuevo cargo.

Pero uno de los exaltos funcionarios de Vega dice que su ascenso fue un cambio para peor.

Leslie Landis se desempeñó como administradora del tribunal de violencia doméstica durante más de una década, trabajando directamente bajo tres jueces presidentes diferentes. En su función, dijo que coordinó asociaciones con organizaciones de defensa que trabajan para apoyar a los sobrevivientes en el juzgado.

Pero ella comentó que eso cambió cuando Vega se convirtió en juez presidente. Cortó todas las líneas de comunicación entre ella y los defensores, dijo, y rastreó su paradero al exigirle que informara sobre su actividad en incrementos de media hora.

Ella alega que él a menudo le gritaba en público y describe su comportamiento hacia ella como una “campaña de abuso, amenazas, vergüenza y humillación”.

Su comportamiento, dice ella, no era un secreto. Después de un año de trabajar con Vega, Landis dijo que se quejó con Evans. Le ofreció trasladarla a su oficina, donde trabajó hasta su jubilación en agosto del año pasado.

A principios de agosto de 2021, los defensores expresaron sus preocupaciones sobre Vega directamente a Evans durante un programa de entrevistas en vivo en Hideout en Chicago con el lector Ben Joravsky y la reportera principal de Injustice Watch Maya Dukmasova.

Cerca del final del programa, un abogado de la audiencia que representa a sobrevivientes en la corte de violencia doméstica dijo que Vega era “un obstáculo constante para los sobrevivientes de violencia de género” y le preguntó a Evans si consideraría destituirlo como jefe de la División de Violencia Doméstica. Como juez principal, Evans tiene el poder de remover o reasignar jueces en cualquiera de las divisiones de la corte.

“Odio siquiera pensar en destituir a un juez, pero sí, señora”, dijo Evans en respuesta. “Creo que es un tipo decente, pero alguien me dijo que podría haber cierta misoginia y no puedo tolerar eso en mi corte”.

La oficina de Evans no respondió a las repetidas preguntas sobre sus comentarios en Hideout. No destituiría a Vega como juez presidente hasta cuatro meses después.

Cuando finalmente reasignó a Vega a funciones no judiciales a fines de diciembre por el supuesto comentario que le hizo a otro juez, fue después de que ya había anunciado que Vega se jubilaría el 28 de enero.

Las activistas y las mujeres que hablaron con Injustice Watch y el Chicago Reader sobre sus experiencias con Vega dijeron que están aliviadas de que ya no se desempeñe como juez ni presida el tribunal de violencia doméstica. Y son optimistas sobre la posibilidad de un cambio estructural bajo la nueva jueza presidente de la División de Violencia Doméstica, Judith Rice. Exfiscal y primera mujer comisionada del Departamento de Agua y del Departamento de Transporte de Chicago, Rice es la primera persona negra en dirigir el juzgado de violencia doméstica.

Pero Amanda Pyron, directora ejecutiva de The Network, una organización que trabaja con sobrevivientes de violencia doméstica, dijo que ella y otras personas estaban frustradas por la falta de transparencia sobre lo que Vega supuestamente le dijo a su colega y el sistema de responsabilidad judicial que le permite retirarse sin enfrentar consecuencias.

“Espero que si se considera que este comentario que hizo el juez Vega a otro juez tiene un efecto indebido en la justicia para los sobrevivientes de violencia doméstica, se haga público”, dijo Pyron. “Porque los sobrevivientes tienen derecho a saber si una persona que presidió su caso tenía prejuicios contra ellos, era sexista o misógino”.

Este artículo fue publicado por Injustice Watch en colaboración con Chicago Reader y La Raza. Fue traducido por Claudia Hernández, de Borderless Magazine, con el apoyo del Amplify News Project del Institute for Nonprofit News.

En esta nota

Condado de Cook Justicia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain