Inquilinos de Chicago luchan para que excaseros les devuelvan el depósito de seguridad

Para proteger a inquilinos se ha propuesto en el Concilio Municipal la ordenanza Causa Justa

La primera página de la demanda que Sandra Díaz interpuso contra Armando y Juan Garza. (Condado de Cook)
La primera página de la demanda que Sandra Díaz interpuso contra Armando y Juan Garza. (Condado de Cook)
Foto: Cortesía

Algunos renteros de la ciudad vienen batallando para que se les devuelva el depósito de seguridad que dieron a su casero cuando alquilaron un apartamento.

Durante casi un año, Sandra Díaz –madre soltera y cabeza de hogar– ha luchado por la devolución de los $850 de su depósito de seguridad después de dejar el apartamento que rentó por más de una década en el vecindario de Avondale, noreste de Chicago. Ella dice que fue desalojada de manera injusta por su arrendador Armando Garza y su hijo Juan Garza.

Sandra Díaz presentó el pasado 24 de febrero de 2022 una demanda contra Armando y Juan Garza en el Condado de Cook alegando que le retuvieron ilegalmente el depósito de seguridad de la vivienda que ella les alquiló.

Aunque Díaz pagó el alquiler a tiempo durante 11 años, ella dice que cuando su arrendador Armando Garza quiso remodelar el edificio en marzo de 2020 se le dijo que tenía que dejar la unidad. Esto sucedió cuando la pandemia de covid-19 comenzaba y había una orden estatal establecida por el gobernador de Illinois, JB Pritzker, de permanecer en casa y una moratoria contra los desalojos.   

Díaz dijo que al sentirse intimidada por su casero se vio obligada a mudarse en plena pandemia. Y aún sigue luchando para que le devuelvan los $850 del depósito y afirma que no fue notificada de por qué se le retuvo dicho dinero.

“Mis problemas empezaron cuando, para su conveniencia, Juan y Armando Garza [hijo y padre propietario de la vivienda] me intimidaron para dejar mi hogar después de haber pagado mi renta puntualmente por 11 años. Fui responsable, pagando puntualmente mi renta, pero ellos querían remodelar el edificio y sacar más dinero de él y no me dieron ninguna oportunidad de quedarme. Para colmo no me devolvieron mi depósito”, dijo Díaz.

Díaz relató que tras varios intentos fallidos para recuperar su depósito recibió un mensaje de Juan Garza casi un año después. “Me envió un texto diciendo que la culpa había sido mía, de no haber caminado con él para inspeccionar el apartamento. Esto fue casi un año después de haberme sacado”.

“Sandra se sintió presionada de parte de los dueños, le mandaban textos, estaban llamando a su casa dejándole saber que tenía que salirse, ella mismo buscó un apartamento que encontró y salió de su apartamento antes de la fecha de mayo 15, pero cuando pidió el depósito de seguridad que se lo regresaran, ahí fue cuando empezó el problema porque los dueños Armando y Juan Garza se negaron completamente a darle ese dinero”, dijo Antonio Gutiérrez, organizador del Sindicato Autónomo de Inquilinos, quien aboga por Díaz y le brinda asistencia sobre sus derechos.

“Estoy sometiendo mi caso en corte, ya que me cansé de esperar a que ellos hicieran lo correcto. Quiero justicia y espero que a nadie más le pase lo que me pasó a mí”, señaló Díaz. 

La Raza envió un mensaje a Juan Garza pero hasta el cierre de edición no se obtuvo respuesta.

Sandra Díaz vivió en un apartamento en el barrio de Avondale por una década, ella pide que se le devuelva su depósito de seguridad. (Cortesía Sindicato Autónomo de Inquilinos)

‘Hay muchos otros inquilinos que sufren injusticia’

Karen Álvarez lidió con problemas con el apartamento que rentaba en Belmont Cragin. Al igual que el caso de Sandra, su arrendador no le devolvió su depósito de seguridad y según ella violó la ordenanza de arrendadores e inquilinos de Chicago. “Cuando me mudé hice un recorrido con el personal de mantenimiento y grabamos videos y tomamos fotos para asegurar que el apartamento estaba en buenas condiciones, aún así el dueño no cumplió con las regulaciones y no devolvió mi dinero… Hay muchos otros inquilinos que sufren la misma injusticia, creo que es hora de que haya políticas que apliquen mejor protección para los inquilinos”, enfatizó Álvarez. 

Según la ordenanza de propietarios e inquilinos residenciales de Chicago, los arrendatarios deben devolver a los inquilinos el depósito de seguridad con intereses si se mantienen durante más de seis meses y dentro de los 45 días posteriores a la fecha en que el inquilino desocupe la propiedad. En caso de descontar gastos del depósito de seguridad, el propietario primero debe proporcionar al inquilino una declaración detallada de los daños [que ameritan retención del dinero depósito] dentro de los 30 días posteriores a la fecha en que el arrendatario desocupe la vivienda. 

Para proteger a inquilinos como Díaz y Álvarez, se ha propuesto una ordenanza denominada Causa Justa que, de ser aprobada por el Concilio Municipal, permitiría entre otras crear un registro de alquiler para comprender mejor qué tipo de educación recibieron los propietarios de la ciudad con respecto a sus responsabilidades, indicó el Sindicato Autónomo de Inquilinos. La propuesta de ordenanza plantea que se dé protección a inquilinos contra desalojos sin motivo y que caseros den asistencia para que los inquilinos que son desalojados sin haberincurrido en falta consigan una nueva vivienda.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.