El Festival de Cine Latino en Chicago regresa a las salas de cine

Se ofrecerán tres diferentes maneras de disfrutar del cine latino en Chicago durante la edición número 38 del festival, que se realizará del 21 de abril al 1 de mayo

El 38° Festival de Cine Latino de Chicago arrancará con la proyección de la película ‘Plaza Catedral’ de Abner Benaim (Panamá). (Cortesía CLFF)
El 38° Festival de Cine Latino de Chicago arrancará con la proyección de la película ‘Plaza Catedral’ de Abner Benaim (Panamá). (Cortesía CLFF)
Foto: Cortesía

Vuelven a explotar los granos de maíz y se despiertan los olfatos con el olor a las palomitas, mientras los cinéfilos y sus amigos o familiares buscan ansiosamente sus asientos justo antes de que se encienda la pantalla grande con las primeras imágenes de su selección fílmica en la sala de cine.

Las visitas al cine dejaron de ser parte de nuestra vida cotidiana a medida que miles de salas cerraron sus puertas por la pandemia de covid-19. En 2020 y 2021, las presentaciones del Festival de Cine Latino en las instalaciones del AMC Theatre en el centro de Chicago se cancelaron y se realizaron a través del servicio de ‘streaming’ en línea.

Después de dos años de ausencia de las salas de cine, el Festival de Cine Latino en Chicago (CLFF, por sus siglas en inglés) proyectará en su edición número 38 casi 100 largometrajes y cortometrajes sobre la pantalla grande en dos salas de cine del Landmark’s Century Centre Cinema, ubicado en el 2828 N. Clark St. Las entradas al cine tendrán un costo de $14 o $12 para miembros del Centro Cultural Internacional Latino de Chicago (ILCC, por sus siglas en inglés), estudiantes y personas de la tercera edad.

Esta colaboración con una cadena de cines que se distingue por su compromiso en apoyar la cinematografía independiente se alinea con la misión del Festival de Cine Latino, que realiza este evento cultural con el fin de exponer al público al cine independiente latino y a las historias de Latinoamérica, España y Portugal.

“Es más cómodo acá y solo tenemos dos salas porque es volver a empezar y no se sabe cuál va a ser la respuesta del público”, dijo a La Raza Pepe Vargas, fundador y director ejecutivo del ILCC y organizador del CLFF.

Este año, el despliegue cultural ofrecerá una versión híbrida con el fin de complacer los gustos de las audiencias cinematográficas ansiosas por regresar a las butacas y también de aquellas que prefieren mantenerse al margen de las multitudes o se han acostumbrado a tener películas a su alcance desde la comodidad de sus hogares.

Además de las dos salas en el teatro Landmark’s, regresarán el acceso virtual a las selecciones por ‘streaming’, el autocine y dos presentaciones especiales, el 24 y 28 de abril, en el Instituto Cervantes, con sede en el ​​31 W. Ohio St.

“Es una respuesta a la necesidad del público, quien descubrió que es más barato ver las películas en su teatro familiar, la sala; pero existen los que saben que ver una película es un acto especial”, aclaró Vargas, quien confirmó que la mayoría de las películas se proyectarán por lo menos una vez en las salas de cine con capacidad para 150 personas y muchas se podrán ver en seis estados del Medio Oeste a través del servicio de ‘streaming’.

Según Vargas, han adaptado el festival para responder a los cambios en el consumo de entretenimiento. La respuesta del público ante las ofertas este año determinará la iteración futura del festival. 

La cinta chilena ‘La vaca que cantó una canción hacia el futuro’ de Francisca Alegría clausura el Festival. (Cortesía CLFF)

Apertura y cierre al aire libre

Una secuela positiva de la pandemia es el resurgimiento de los autocines o ‘drive-in’ al aire libre. Durante la apertura de la edición 38 del Festival de Cine Latino, se dará la única proyección de ‘Plaza Catedral’, el largometraje de 94 minutos del director panameño Abner Benaim. El estreno de la cartelera, que gira en torno a la desigualdad, la pobreza y la violencia social, se proyectará sobre la pantalla grande del autocine de Chi-Town Movies, en 2343 S. Throop St., el 21 de abril a las 7:30 pm.

Tras el éxito del ‘drive-in’ en 2021, el festival regresará al autocine en 2022 para el estreno exclusivo de ‘Nudo mixteco’, la ópera prima de la directora y actriz de origen mixteca Ángeles Cruz, que analiza el contexto de las mujeres en tres ejes: la sexualidad, la inmigración y el empoderamiento, el 27 de abril a las 7:30 pm.

El festival cerrará con un toque de realismo mágico cortesía de la directora chilena Francisca Alegría y su producción cinematográfica ‘La vaca que cantó una canción hacia el futuro’, el 30 de abril, en el Chi-Town Movies de Pilsen, a las 7:30 pm. El concepto central de la trama es el trato actual a los animales y la responsabilidad humana para la protección y preservación del ambiente y los recursos naturales.

Los boletos deben adquirirse en línea antes del evento y tendrán un costo de $55 por automóvil o $44 para miembros de ILCC. Habrá un límite de seis personas por carro. 

El festival visual continuará virtualmente a través de la plataforma en línea Eventive, que lanzó CLFF en 2020 y permite el acceso a las ofertas cinematográficas a los residentes en Illinois, Michigan, Wisconsin, Iowa, Indiana y Minnesota. Esta plataforma se podrá acceder a través de la página en línea del Festival de Cine Latino de Chicago (chicagolatinofilmfestival.org). El público tendrá 24 horas para ver su selección en línea después de pagar $12 para acceder al portal. Habrá un descuento para miembros del ILCC, estudiantes y personas de la tercera edad, quienes tendrán acceso a las ofertas de cine por $10.

Blood-Red Ox, de Rodrigo Bellot (Bolivia) se proyectará en Chicago. (Cortesía CLFF)

Cine realista

Una honesta interpretación de la triste realidad se plasmará sobre la pantalla grande y dará inicio al festival. La película ‘Plaza Catedral’ imita la cruel realidad que se vive en Chicago y la desgracia que sufrió Fernando Xavier de Casta, el joven protagonista de la película estelar, quien fue asesinado con un arma de fuego después de su primera actuación. 

“El festival siempre ha sido un reflejo de la sociedad y los países que se ven representados”, afirmó Vargas. “Es una plataforma de discusión para crear conciencia de situaciones que existen”.

Entre las temáticas que sin duda cautivarán a los espectadores están el empoderamiento de la mujer en ‘Lienzo en blanco’, la identidad y fluidez de género en ‘Dos Estaciones’ y la relación entre los hijos de inmigrantes y su identidad en ‘La guerra civil’.

El festival sirve también como plataforma para el lanzamiento de las carreras de dramaturgos y directores en la industria del cine. Además, Vargas señaló que casi el 50% de los filmes seleccionados son dirigidos por mujeres.

“Todos los cambios nos obligan a ser más estratégicos y escoger lo mejor de películas que están mostrando diferentes realidades y haciendo cine contemporáneo”, declaró Vargas, quien recibió 250 propuestas este año de las cuales eligió 86 películas para completar la lista final.

Con el propósito de ofrecer un panorama representativo de la familia latina, multinacional, multilingüe y multirracial, la cartelera incluirá películas de México, Paraguay y Perú que destacan las lenguas indígenas de América.

Entre las atracciones principales del festival está la oportunidad de conocer algunos de los directores virtualmente a través de las redes sociales de CLFF y en persona. Sin embargo, cada año son menos los directores y actores que se presentan en persona durante el festival debido a los costos adicionales que piden los distribuidores para proyectar las películas y el contacto limitado con los creadores de las películas.

“El reto del festival es adaptarse a la situación”, señaló Vargas.

Más sobre el Festival

El 38° Festival de Cine Latino se realizará del del 21 de abril al 1 de mayo. Más en chicagolatinofilmfestival.org.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.